<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Concejales no aceptaron que se socializara presupuesto de 2023 por fallas al radicar proyecto

La continuidad de este trámite está aplazada porque los corporados podrían incurrir en faltas en caso de debatir y aprobar. Esto, debido a que la Alcaldía no radicó el proyecto ceñido 100% a la ley.

  • Lucas Cañas, presidente del Concejo, Leticia Orrego, concejala, y Óscar Hurtado, secretario de Hacienda. FOTOS Esneyder Gutiérrez
    Lucas Cañas, presidente del Concejo, Leticia Orrego, concejala, y Óscar Hurtado, secretario de Hacienda. FOTOS Esneyder Gutiérrez
EL COLOMBIANO | Publicado el 01 de noviembre de 2022

La discusión del proyecto que presentó la Alcaldía de Medellín con la propuesta de presupuesto para el año 2023 sigue en veremos porque los concejales no han podido empezar los debates debido a la presunción de irregularidades que rodean la radicación del documento.

Este martes se vivió otro episodio, marcado por un cruce de acusaciones y señalamientos entre los corporados. La situación comenzó álgida porque muchos de ellos no estuvieron de acuerdo con que el presidente del Concejo, Lucas Cañas, expidiera una resolución para citar a una socialización del proyecto. Y no estuvieron de acuerdo porque se supone que este proceso estaba en veremos por la posibilidad de que al debatirlo en este momento incurran en alguna falta.

Recordando el caso, para muchos de los corporados no es posible continuar el trámite para debatir el proyecto, que propone destinar unos $7,3 billones para 2023, porque su radicación de parte de la Alcaldía no se habría ceñido a la normatividad ni al reglamento interno del Concejo. El primer cuestionamiento se dio porque el documento se envió por correo electrónico y no de forma presencial, como aseguran que lo estipula el reglamento interno.

Lea también: ¿No hubo quién radicara en el Concejo el presupuesto de Medellín para 2023?

Dicho correo fue enviado el 10 de octubre pasado, día límite para radicar la propuesta. Al otro día, desde la Alcaldía hicieron el proceso otra vez, de forma presencial, pero ese procedimiento ya era extemporáneo. Asimismo, la concejala Leticia Orrego hizo varias alertas porque el correo enviado ese 10 de octubre, a las 8:11 de la noche tenía, incluso, uno de los documentos de delegación del alcalde Daniel Quintero sin su firma.

Pero, tal como lo expresó este martes la concejala, la situación se complicó porque se conoció que ese mismo día, minutos después, se habría enviado otro correo, esta vez con el documento firmado por Quintero. Al comparar las dos cartas que tiene Orrego se nota que, inclusive, tienen algunos cambios en la ortografía, pero poseen el mismo número de radicado.

Pues este martes, durante casi tres horas, los concejales debatieron sobre la viabilidad de permitir la socialiazación del proyecto, organizada por Cañas, y hacia el mediodía, a través de votación ordinaria, decidieron sacar dicha socialización del orden del día y posponer el avance del trámite administrativo hasta que se tenga certeza de que no incurrirán en faltas que lleven a que se presenten demandas en su contra.

En un cruce de opiniones, varios corporados expresaron su desacuerdo con la actuación de Cañas, quien reiteró que lo hizo bajo los principios de legalidad y no por favorecer los intereses de la administración, como varios de sus colegas lo consideran.

Le puede interesar: Desgaste en el Concejo: 5 veces se ha caído la venta de UNE

Así se vivió la sesión

Fueron varias las opiniones que se manifestaron alrededor de la situación en el Concejo y hubo casi que una mayoría que considera que el proceder de la Alcaldía respecto a la forma de radicar el proyecto constituye un “irrespeto” a la corporación, pues no se ciñó 100% a las reglas internas de la misma.

Así las cosas, varios concejales, como Julio González, Daniel Duque, Sebastián López, Luis Bernardo Vélez, Leticia Orrego, Carlos Ríos, Alfredo Ramos y Simón Pérez, entre otros manifestaron que la citación de Cañas para socializar el proyecto, para lo cual invitaron al secretario de Hacienda, Óscar Hurtado, y hasta nombraron ponentes, era una invitación a “violar las normas”; algunos hablaron incluso de que era una inducción al prevaricato.

González recordó que al no haberse radicado de forma correcta, al alcalde Quintero le correspondería asignar el presupuesto de 2023 por decreto, pero no sería el que está propuesto en el proyecto actual, sino que tendría que ser el monto asignado para 2022. Los recursos restantes tendrían que llevarse por medio de proyectos a la corporación para su aprobación. Es decir, la plata igual está, pero no tendrían la posibilidad de estudiar los montos que la Alcaldía propone para las distintas dependencias.

Por su lado, Duque recordó que las alertas sobre las posibles irregularidades y las faltas que podría acarrear que debatan el proyecto también tienen concepto de las propias abogadas del Concejo y que este estaría enfocado en que los corporados ya perdieron la competencia para dicho debate y aprobación.

Ante la respuesta de la administración de que presentaron el documento de forma virtual como una forma de agilizar procesos, ahorrar papel y seguir una tendencia que se aumentó en la pandemia, Orrego recordó que el mismo secretario del Concejo dio a conocer que desde que se levantó la emergencia sanitaria solo el proyecto de presupuesto se ha presentado de esta forma, mientras que los otros han sido presenciales.

Pérez manifestó que la situación es una muestra de irrespeto y de desconocimiento del papel del Concejo en la democracia. Y lamentó que en lugar de estar discutiendo el presupuesto de cara a las necesidades de los ciudadanos y los territorios, estén gastando el tiempo en estas polémicas jurídicas por causa de un procedimiento inadecuado.

Finalmente, prosperó la propuesta de la concejala Dora Saldarriaga, quien sostuvo que no están para perder energía en responder las posibles futuras demandas que se vendrían en caso de que se continuara con la socialización y el trámite del proyecto. Por ello, propuso que la mesa directiva le pida al juez que tiene a cargo una acción de tutela sobre este caso que se pronuncie con celeridad sobre dos aspectos.

El primero que determine el alcance que tienen los concejales en la discusión; el segundo que indique sí hay viabilidad de discusión antes del fallo de tutela. Por el momento, el futuro de la discusión sobre el presupuesto de la ciudad para el próximo año está en el limbo.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección