<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Por qué Bello puso toque de queda y prohibió parrilleros?

  • La Alcaldía reconoció que en próximas reuniones evaluará si la situación de seguridad ha afectado los colegios y si es necesario modificar los horarios de algunos de ellos. FOTO manuel saldarriaga
    La Alcaldía reconoció que en próximas reuniones evaluará si la situación de seguridad ha afectado los colegios y si es necesario modificar los horarios de algunos de ellos. FOTO manuel saldarriaga
Por Vanesa restrepo | Publicado el 09 de mayo de 2019
Infografía
Toque de queda para jóvenes en Bello
en definitiva

Bello aumentó las restricciones a los ciudadanos para tratar de controlar el accionar de las bandas delincuenciales. Los enfrentamientos armados y los homicidios están en aumento.

Un alza de 112,5 % en los homicidios y los enfrentamientos armados entre las bandas “el Mesa”, “Pachelly” y “Niquía Camacol” llevaron a que la Alcaldía de Bello reactivara la prohibición de circulación de motos con parrilleros —que se había levantado el pasado 11 de abril— y ordenara, además, un toque de queda para menores de edad en las noches.

Adriana Salas, secretaria de Gobierno de Bello, explicó que desde el próximo viernes los menores de edad no podrán estar en las calles entre las 10:00 p.m. y las 5:00 a.m. a menos que estén con sus padres o puedan demostrar que estaban estudiando. Además, los motociclistas no podrán llevar parrilleros mayores de 14 años, sin importar si se trata de hombres o mujeres.

“En el consejo de seguridad analizamos los indicadores y vimos que de los 36 homicidios cometidos desde el 6 de febrero hasta acá, 15 eran desde vehículo tipo moto; eso es casi el 50 %. Eso nos permitió concluir que era necesario reactivar la medida”, explicó.

Los infractores que sean sorprendidos serán sancionados con una multa de 15 salarios mínimos diarios legales vigentes, equivalentes a $414.045.

La restricción aplica en todo el territorio municipal, excepto en la Avenida Regional, la autopista Medellín - Bogotá y la autopista norte en el tramo comprendido entre la glorieta de la estación del metro Niquía y el cementerio Jardines de la Fe.

¿Fronteras invisibles?

Aunque no han dejado de prestar el servicio, los taxistas del Valle de Aburrá pusieron en conocimiento de las autoridades varios hechos que les generaron temor.

Un vocero del gremio explicó que los conductores han manifestado que cuando llevan pasajeros a esas zonas los paran y les preguntan para dónde van y, según el destino, les permiten transitar o les exigen bajar a los pasajeros.

Según los conductores, la situación más crítica está en los barrios Congolo, Pachelly, Barrio Pérez, Villas del Sol, Trapiche y Mirador. “El servicio se sigue prestando, pero ellos (ilegales) siguen mirando si la gente que transportamos es o no del barrio”, aclaró el vocero.

La Secretaria de Gobierno aclaró que en esos barrios, que forman parte de la comuna 6 - Bellavista (ver mapa), se desarrollan operaciones especiales por parte de la Fuerza Pública.

Agregó que no se puede decir que en Bello no haya fronteras invisibles, pues los grupos delincuenciales se están peleando territorios, pero enfatizó en que no hay barreras físicas de acceso.

“La muerte de un joven el fin de semana puso en evidencia que puede haber una barrera en la que nadie entra o sale (...) Aunque también hay fotos engañosas donde aparecen barreras físicas para movilizarse: cadenas, baldes, que, cuando vamos a verificar vemos que no están o era alguien vaciando una losa que cerró la calle para hacer la mezcla (de cemento)”, apuntó.

La funcionaria precisó que los controles policiales y los allanamientos que se han hecho, generan reacciones y confrontación con los actores ilegales de la zona.

“Y como en muchos de los hecho se ven involucrados menores de edad, en actividades de microtráfico y sicariato, entonces implementamos la restricción para ellos”, dijo.

Contexto de la Noticia

Paréntesis miedo en las comunidades

En lo que va del 2019 han sido asesinadas 51 personas, 27 más que en el mismo período de 2018.

La Alcaldía investiga si los crímenes son cometidos directamente en los barrios o si los cadáveres están siendo abandonados en sitios estratégicos para generar más zozobra. Las autoridades locales hicieron, además, un llamado a los ciudadanos para que eviten replicar mensajes no verificados a través de las redes sociales. “Muchos de esos mensajes son falsos o de otras ciudades (...) Lo peor que nos puede pasar es que un hecho de violencia focalizado lo generalicemos. Esos rumores afectan la calidad de vida y hasta la economía”, dijo la secretaria Salas.

Vanesa Restrepo

Periodista. Amo viajar, leer y hacer preguntas. Me dejo envolver por las historias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección