<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Los detalles del megaoperativo para mandar en un avión a México a 10 hipopótamos

Sobre este insólito plan recaen muchas dudas, como en qué condiciones estarán los individuos. Expertos temen que con esta medida el Gobierno Nacional embolate las soluciones de fondo.

  • Los detalles del megaoperativo para mandar en un avión a México a 10 hipopótamos
30 de marzo de 2023
bookmark

Después de que los diez hipopótamos elegidos desembarquen en Sinaloa, México, todo seguirá igual en el Magdalena Medio.

Las especies nativas y en peligro de extinción como el manatí seguirán acorraladas por la expansión de los hipopótamos y otras como el bocachico y el bagre rayado seguirán su rápido camino a la desaparición por los cambios químicos que esta megafauna invasora causa, dejando a miles de pobladores sin la fundamental pesca de subsistencia y con un futuro incierto.

¿De qué servirá entonces la traslocación de esta decena de hipopótamos, confirmada ayer en una rueda de prensa liderada por la Gobernación de Antioquia?

Tal vez para demostrar que sí es posible tomar decisiones y dejar de lado la inacción con la que se han cobijado gobernantes locales, presidentes y funcionarios durante las últimas tres décadas frente al desastre ecológico desencadenado por la introducción de estos animales. Como lo ha dicho hasta el cansancio David Echeverri, jefe de gestión de Biodiversidad de Cornare, en este problema han sobrado opiniones y han faltado manos dispuestas a ofrecer soluciones.

Ayer el gobernador Aníbal Gaviria y el presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México, Ernesto Zazueta, firmaron un pacto acompañados por varias entidades como Cornare, el ICA y el Ministerio de Ambiente para sellar la traslocación de estos individuos, término técnico con el que se define esta reubicación.

Todavía a cuentagotas, explicaron cómo harán realidad lo que parece una utopía y es montar en un avión a diez animales que juntos pueden pesar más de 15.000 kilos y están considerados como una de las especies más peligrosas del planeta.

Ahora comenzará el procedimiento de cebos para lograr el confinamiento controlado en unos corrales que ya Cornare está estructurando para contener los individuos, todos ellos juveniles.

Una vez en los corrales los hipopótamos tendrán que ser sometidos a una cuarentena mientras se adelanta un proceso de desparasitación.

Los diez hipopótamos viajeros saldrán del grupo más “domesticado” que se encuentra en jurisdicción de la Hacienda Nápoles, por lo que se espera que el proceso de confinamiento no demande un monumental despliegue logístico.

En simultáneo con este procedimiento, las entidades estarán ocupadas en las diligencias dispendiosas que todavía tienen por delante. El ICA debe emitir unos avales sanitarios y el Ministerio de Ambiente entregar unos permisos. También es necesario un trámite internacional bajo el marco de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres –Cites– que, llamativamente, ni la Gobernación ni Zazueta parecían tener muy claro. En todo caso, según aseguró Gaviria, antes de julio los hipopótamos estarán en México.

Para el viaje, los animales serán trasladados en unos guacales sobre unas cama bajas hasta la base aérea de Palenquero, cerca a Puerto Salgar o hasta el José María Córdova, dependiendo de las contingencias logísticas que se presenten.

¿Y qué va pasar con estos diez hipopótamos? Aquí regresa el terreno de las dudas. Zazueta asegura que su única motivación es aportar un grano de arena en uno de los conflictos ecológicos más desafiantes del planeta y que en el santuario Ostock, que él dirige, los hipopótamos estarán aislados de cuencas naturales y en condiciones dignas.

Entre lo poco que se sabe de dicho santuario y de Zazueta es que el año pasado estuvo inmerso en un escándalo por denuncias sobre muertes de decenas de felinos rescatados de circos que posteriormente murieron bajo su tutela.

El lugar cuenta con un lago de 0,1 hectáreas, que según varios biólogos que le han puesto la lupa al tema, sería insuficiente para albergar en condiciones dignas a esta cantidad de hipopótamos.

Si este procedimiento sale bien, el mismo Zazueta asegura que será el responsable de llevar a otro santuario aliado en India 60 hipopótamos más, aunque los trámites necesarios para traslocar esta cantidad de individuos hasta la India podría tardar años.

Y mientras tanto, en el Magdalena Medio seguirán dispersos entre 65 y 80 hipopótamos, quienes han logrado diseminarse por Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Caldas y Santander.

Lea también: Desde Estados Unidos aseguran que los hipopótamos enriquecen al Magdalena Medio

Zazueta desestimó los argumentos de quienes no comparten esta medida como solución efectiva. Los detractores han sido biólogos y varias de las grandes autoridades ambientales del país quienes, con evidencia en mano, llevan años pidiendo ser escuchados y lanzando a la opinión pública la solución que los políticos no quieren tomar y que los animalistas rechazan: el control letal.

Y mientras alrededor del viaje de los hipopótamos se planea un gran show (se dice que tendrá su propio documental), el Ministerio de Ambiente lleva seis meses con la evidencia en la mano que dejó el informe que adelantó el Instituto Humboldt y que concluye que la amenaza ecológica de que los hipopótamos sigan en la cuenca del río es de dimensiones gigantescas y consecuencias irreparables.

Cuestionada por biólogos y expertos sobre su inacción y su presunta agenda animalista en detrimento de la conservación de la biodiversidad, la ministra de Ambiente, Susana Muhamad, aseguró esta semana que está definiendo la política general y el presupuesto para este cuatrienio y que el próximo mes anunciará medidas para solucionar de fondo este problema .

Infográfico

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*