<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Daniel sigue vivo en más de 50 becados egresados

  • En la Fundación, la familia de Daniel Sánchez (último a la derecha) ha perpetuado su amor por él. A sus padres, Consuelo y Gilberto, les queda su hija Adriana. FOTOS juan antonio sánchez y cortesía

    En la Fundación, la familia de Daniel Sánchez (último a la derecha) ha perpetuado su amor por él. A sus padres, Consuelo y Gilberto, les queda su hija Adriana. FOTOS juan antonio sánchez

    y cortesía

  • Daniel sigue vivo en más de 50 becados egresados
Por gustavo ospina zapata | Publicado el 06 de noviembre de 2017
en definitiva

A pesar de la impunidad que pesa sobre el crimen de Daniel Sánchez Rivera, una fundación que ayuda con becas a estudiantes pobres mantiene viva la llama de su vida.

La muerte hace ocho años, a manos de un sicario, del joven Daniel Sánchez Rivera, si bien apagó su vida, a la vez encendió una llama a través de una fundación solidaria que lleva su nombre.

Se creó en Aguadas, Caldas, de donde es oriunda la madre, Consuelo Rivera y funciona allí y en Medellín, Antioquia. Nació un año después del asesinato y hoy le brinda educación gratuita a decenas de jóvenes sin recursos para estudiar.

“Iba a volverme loca, ninguna madre imagina que en tres años le van a matar a dos hijos, y un día, a un hermano mío, se le ocurrió la idea de la fundación y esa fue la manera de mantenerlos vivos a ellos”, narra Consuelo.

¿De dónde salen recursos?

La iniciativa se sostiene con aportes de la familia y personas de buena voluntad especialmente de Aguadas. Hasta el momento, tras siete años de creada, ha otorgado becas a más de 50 estudiantes ya graduados y actualmente hay 18 cursando estudios universitarios.

Una de las beneficiarias es Liliana Calderón, becada que terminó sus estudios de Licenciatura en Educación Ambiental en la Universidad de Caldas. Al momento de recibir el beneficio, Liliana era huérfana de padres, viuda y madre de un hijo de 6 años. No tenía plata para terminar la carrera.

“Gracias a la fundación hoy soy una profesional, no hay palabras para decir lo que significa”, apunta Liliana, cuyos estudios costaban, en promedio, un millón por semestre.

Es un caso similar al de Aura Cristina Guevara, quien se graduó de abogada en la Universidad Autónoma Latinoamericana, de Medellín, con una beca obtenida desde que cursaba segundo semestre: “Yo iba a dejar los estudios, pero la fundación conoció mi caso, me apoyó y hoy soy profesional”, narra.

Aporte social

Ambas destacan como positivo que una vez son egresados, los becarios deben prestar servicio en otra corporación solidaria. “Uno retribuye en la comunidad, con aporte social, el beneficio recibido y eso es gratificante”, cuenta Liliana, que aporta su experiencia al asilo Santa Catalina, de Aguadas.

Aura lo hace en una fundación de niños con síndrome de Down: “en Medellín somos cinco profesionales de diversas ramas las que prestamos el servicio y lo hacemos con todo el amor y entrega, eso nos parece justo”, dice Aura.

Contexto de la Noticia

la trágica historia

Daniel Sánchez Rivera fue asesinado el sábado 1 de noviembre de 2009. Estaba en una discoteca, en el Barrio Colombia, la misma de la que Felipe Gómez Hoyos fue expulsado esa noche por mal comportamiento. Sin embargo, Felipe regresó armado con una pistola 9 mm y disparó. Hirió a varias personas y le causó la muerte de Daniel. Iba en un vehículo Mitsubishi de placas FGH 613, en el que huyó, pero no fue interceptado. El proceso judicial culminó con un fallo condenatorio contra el homicida. El 7 de junio de 2012, como reo ausente, fue condenado a 50 años de cárcel por el Juzgado Sexto Penal de Medellín. No se sabe si está en Colombia o el exterior y tiene circular roja de la Interpol, es decir, es buscado por la Policía en todo el mundo.

El miércoles pasado se cumplió otro aniversario de su muerte, y su familia hizo lo de siempre: una reunión con los amigos y excompañeros de la universidad Eafit -donde cursaba Administración de Empresas-, allí se celebró una misa, compartieron fotos y recordaron los momentos vividos con Daniel.

“Cada Navidad o en su cumpleaños, hacemos lo mismo. El 20 de julio él habría cumplido 30 años y nos preguntamos qué sería hoy de su vida, si estaría casado, trabajando o con hijos”, comenta Adriana, su hermana, quien sostiene que el vacío por su ausencia aún se siente en la familia, además porque tres años antes del crimen también habían asesinado a su hermano mayor, Juan David, casualmente en una discoteca.

OPINIóN una llama a la vez inspiradora

Image
liliana calderón arias
Becaria de la Fundación
“Una de las cosas más valiosas de la Fundación es el servicio social que prestamos. Yo lo hago en un asilo, pero también me inspiró para crear la fundación Tarcará, cuyo objeto es realizar actividades de bienestar social y ambiental de los habitantes de Aguadas y también procurar por la protección, mitigación y el impacto ambiental de la microcuenca Tarcará y otras importantes del municipio”.
Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección