Pesebreras públicas en Medellín

Un día como hoy
El Colombiano, Mar 20


Sucedió hace 100 años
1917

Pesebreras públicas en Medellín

ArchivoCIP Centro de Información Periodística El Colombiano

Nuestros profesores de medicina y la prensa amiga del bien comunal han manifestado lo conveniente que resultaría para la higiene de Medellín que las pesebreras públicas no puedan funcionar sino a un número determinado de cuadras del centro de la ciudad.

Continuar leyendo

Reglamento para conductores de trenes

Un día como hoy

El Colombiano, Dic 21

Sucedió hace 100 años
1915

 Reglamento para conductores de trenes

 

Reglamento para los conductores de trenes del Ferrocarril de Antioquia:  El conductor no permitirá que se embarquen pasajeros en estado de embriaguez o  desaseo repugnante, ni personas que manifiestamente sufran enfermedad grave contagiosa.  El conductor deberá tratar a los pasajeros de manera cortés y comedida, sin distinciones de ninguna clase.  La infracción de esta regla será castigada con la destitución inmediata.

Continuar leyendo

¿Un respetable caballero?

Un día como hoy

El Colombiano, Oct 22

Sucedió hace 100 años
1915

Un respetable caballero?

 

Un respetable caballero de lo más encopetado y acaudalado de Medellín se encontró en una acera de las calles más céntricas de la ciudad con una pobre anciana, inválida por demás, y porque ésta  no pudo o no acató a cederle la acera cuando él pasaba, la atropelló bruscamente. Como naturalmente la viejecita protestó y se quejó indignada, nuestro valiente caballero, ardiendo en santa cólera, se devolvió y le asestó un recio paraguazo que le rompió la cabeza a la viejita.

Continuar leyendo

Inicia la “Semana del Buen Ciudadano”

Un día como hoy

El Colombiano, febrero 19

Sucedió hace 50 años
1964

Semana del Buen Ciudadano

Archivo El Colombiano Centro de Información Periodística CIP

ArchivoCIP El Colombiano

Aurelio Camacho Rueda, ministro de la política, dictó una conferencia por la Radio Televisora Nacional para iniciar la “Semana del Buen Ciudadano”, en la que el gobierno, la Iglesia, las instituciones educativas, todas las entidades cívico-económicas, la campaña cívico-militar de las Fuerzas Armadas y muchas gentes de buena voluntad que a ella han querido contribuir,

Continuar leyendo

En la “zona rosa” del Medellín antigüo

Sucedió hace 70 años

El Colombiano, Octubre 9 de 1917


Campaña contra el ruido y los menores billaristas

Archivo El Colombiano Centro de Informacion Periodistica CIP

La Alcaldía de Medellín ha continuado, por medio de las Inspecciones de Policía, las campañas contra el ruido y contra los menores que frecuentan las cantinas de la ciudad, especialmente los salones de billares.  La campaña contra el ruido se enfoca principalmente contra los aparatos eléctricos denominados “traga-níquel” que funcionan en la mayoría de los bares y cantinas de Medellín y que se ponen a funcionar a un volumen que molesta completamente la tranquilidad de los asociados. La campaña contra los menores billaristas, y en general contra los “piernipeludos” que visitan establecimientos públicos, va directamente contra los dueños de esos bares y cantinas, a quienes se aplican multas de veinte a cincuenta pesos, y contra los menores, que son detenidos por varias horas en el comando de Policía.

La Universidad de Antioquia celebra hoy su día clásico

Continuar leyendo

El Ruido en Medellín era ensordecedor

 

Sucedió hace 70 años

El Colombiano, diciembre 7 de 1940 

    

Contra el ruido y la mala música

 

Medellín está inundada de ruidos ensordecedores.  Los tranvías; los pitazos, casi ininterrumpidos, de los automóviles; los pregones recios de los muchachos que venden loterías, cigarrillos, periódicos, revistas y miles de chécheres; el tránsito de los carros accionados por la fuerza animal y los radios a todo volumen, hacen invivible la ciudad y constituyen una de las más graves mortificaciones para sus habitantes.  Y ahora se ha venido a aumentar con la invasión “relámpago” de unos aparatos muy bonitos que se llaman fonógrafos automáticos, apodados con gran acierto por el vulgo “tragamonedas”, que están arruinando al pueblo y que muy pronto lo tornarán holgazán y se fomentará el vicio en forma increíble.  Estos “toca-discos”, que así también se les nombra por algunos, difunden la más mala música grabada a todo volumen: rumbas, foxes, pasillos, tangos y todo lo más malo que de lo vulgar integra del repertorio.  En Medellín hay instalados hasta hoy treinta de estos aparatos y muy pronto este número se duplicará, lo que es muy alarmante para el buen gusto, para el arte, la tranquilidad de los habitantes y la economía de los hogares.  Una campaña, recia y bien orientada, contra el ruido y la mala música, debe ser la consigna de las autoridades y el público.

Colaboración
María Teresa Valenzuela A.
mariatval@hotmail.com
Fuente: Archivo CIP ©El Colombiano
Síguenos en Follow cipelcolombiano on Twitter
Suscríbete a Casillero de Letras
Facebook Cip El Colombiano