La mediocridad del fútbol colombiano mantiene vivo a Nacional

Por: El Pole


01_mendozab2_01122009

El fútbol colombiano es mediocre, tan mediocre que Nacional hoy está entre los 8 de la Copa Mustang peleando el título que por justicia debería ser para el mejor del campeonato, pero que por culpa del sistema del torneo y por la pobreza mental y deportiva de los futbolistas criollos lo puede ganar cualquiera.

Continuar leyendo

Nacional con otra cara

Por: El Pole

Nacional definitivamente ha cambiado. La mano del técnico argentino es evidente, aunque el equipo no juega bien del todo por lo menos se le ve otra cara. A los jugadores se les nota compromiso, algo inimaginable en esa nomina hace 3 meses.

A algunos jugadores se les ve una actitud diferente, pero otros no cambian. Mendoza pasó de ser un jugador sin sangre y problemático para el equipo a un estandarte importante en la defensa, a pesar de que sigue con la terca idea de cobrar los tiros libres. Estiven Vélez es más seguro en el fondo y Bahiano da equilibrio en la mitad de la cancha. Moreno es el conductor indiscutible del Nacional  y Palomino es un verdadero guerrero en el medio campo.

Continuar leyendo

Y SE FUE EL TINO…

Por: El Pole

El sábado 4 de julio Faustino Asprilla finalizó oficialmente su carrera deportiva, uno de los más grandes futbolistas en la historia de nuestro país se despidió en el estadio Atanasio Girardot en un partido con algunos de sus amigos del futbol, otros le quedaron mal, y aunque la hinchada tampoco respondió masivamente por el precio excesivo de las entradas, los que lo acompañaron lo hicieron sentir como el grande que es.

Continuar leyendo

¿INOCENCIA O IGNORANCIA?

En Nacional las cosas no mejoran mucho. Después de la contratación del técnico argentino Ramón Cabrero todo parece seguir igual, aunque con un poco de mejor ambiente, altamente cargado de ingenuidad.

Por: El Pole

Hace tan solo un mes los jugadores verdes eran calificados por toda la hinchada y gran parte de la prensa como unos vagos, indisciplinados, mercenarios, cáncer, etc.  Eran acusados de sacar a cada técnico que llegaba y que no les daba las libertades que ellos exigían, por ejemplo no entrenar a doble jornada sino solo en las mañanas,  solo dos horas, y tener las tardes completamente libres.

Se hablaba de un sindicato, de que defendían intereses externos al club, o de que simplemente no jugaban porque ya no querían estar más en el equipo.

Continuar leyendo