<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Corresponsabilidad: reto del Gobierno

  • El fallo, rotulado T140- 21, fue emitido por la Sala Séptima de Revisión de la Corte Constitucional. FOTO COLPRENSA
    El fallo, rotulado T140- 21, fue emitido por la Sala Séptima de Revisión de la Corte Constitucional. FOTO COLPRENSA
Por vanesa de la cruz pavas | Publicado el 11 de junio de 2021

La ruta hacia la equidad de género y la protección contra las violencias que, en mayoría, están dirigidas a mujeres, gana terreno con la sentencia T-140-21 de la Corte Constitucional, pero no es suficiente.

Para Jose Daniel López, representante a la Cámara por Bogotá del Cambio Radical, el enfoque de género se debe hacer extensivo, que no se quede en lo laboral, sino que debe permear todas las esferas sociales.

“La sentencia es clara. Pide que la revisión de acciones de tutela por causas de acoso laboral o abuso sexual se hagan con criterio de género. Esto es un reto y una oportunidad para el Gobierno y el Congreso, que ahora deben aplicar este mismo criterio a toda la toma de decisiones de política pública no solo sobre el acoso laboral, sino más allá de la equidad de género”.

Agregó que el llamado de la Corte deja tres retos claros: crear y acompañar una discusión de fondo sobre estos tipos de discriminación laboral y abuso para evitar que la “legislación termine reforzando roles de género desde las categorías tradicionales”, que el Gobierno se sume a los proyectos que ya buscan la paridad, y que se ratifique y apruebe el Convenio C-190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el acoso y la violencia en el mundo del trabajo.

La congresista Ángela María Robledo agregó que el país necesita una “batería robusta para que desde la ley se dé una señal de lo que significa vivir en una cultura patriarcal que convierte el cuerpo de las mujeres en un territorio para ser explotado, violentado, invisibilizado”, a pesar de que el Congreso ya ha expedido un conjunto de leyes que buscan erradicar las distintas formas de violencia.

Dijo que es una tarea de largo aliento y del Estado en su conjunto, incluyendo al Gobierno Nacional y local, al sector privado, a los medios de comunicación y a los trabajadores y las familias, “porque todavía hay muchos huecos normativos y por esos vacíos se cuela la impunidad frente a este tipo de situaciones que tienen que vivir las mujeres víctimas”.

Para Robledo son también tres las recomendaciones que deja la Corte: fortalecer la institucionalidad “para que esta reciba las denuncias, para que le crea a las mujeres y las acompañe”, hacer pedagogía en las instituciones públicas y privadas para conocer los derechos de las mujeres, para prevenir y para tener claras las rutas de atención, y ratificar el convenio con la OIT.

Agregó que es la misma institucionalidad la que pone obstáculos y desconfía de las víctimas, ocasionando que muchas mujeres no se atrevan a denunciar: “Lo que ocurre muchas veces con los jueces o los fiscales es que ponen a la víctima la carga de demostrar el hecho y no adelantan todo el proceso en aras de identificar al victimario y penalizarlo o judicializarlo”.

López puntualizó que, en últimas, el mensaje de la Corte es que los responsables tomen decisiones judiciales y administrativas con enfoque de género para lograr espacios y entornos laborales que sean sanos y seguros para las mujeres porque, “aunque hay aires de cambio y mayor apertura frente a la equidad, en Colombia las mujeres aún ganan menos salario promedio que los hombres, la brecha de desempleo era de 5,9 % antes de pandemia y es 8,6 % después, y solo en el Congreso de la República somos 80 % hombres y 20 % mujeres”.

Estos indicadores de desigualdad sumados a la falta de garantías y la poca confianza en las instituciones hacen que para las mujeres sea más difícil competir y, por lo tanto, alzar la voz y denunciar cuando son víctimas de abusos. Es ahí donde cobra importancia la sentencia T140- 21 que con su enfoque muestra una ruta clara de apoyo a la víctima

Contexto de la Noticia

radiografía ¿ ratificar el convenio de la oit?

La abogada Trujillo explica que este convenio es el último de la OIT que hace alusión al tema de acoso y violencia y que ya la Oficina de Relaciones Internacionales envió a la Comisión Segunda del Senado el documento para iniciar trámites, lo que implicaría “la obligación de adecuar nuestra normatividad, para ampliar, por ejemplo, la cobertura de medidas como la Ley 1010 que solo cobija a quienes tienen contrato de trabajo”. Robledo dice que este tratado “obligaría al país a desarrollar herramientas, no solo normativas, sino de política pública y en general de cambio cultural para evitar acoso y violencia, pero no hemos visto voluntad por parte del Gobierno de suscribirlo”. Londoño dice que, de no hacerlo, “nos cuestionaríamos la coherencia entre lo que el país dice buscar y lo que hace para lograrlo”.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección