<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“El conflicto armado no puede convertirse en verdad oficial”

  • Darío Acevedo Carmona, aspirante a director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH). FOTO ARCHIVO JAIME PÉREZ
    Darío Acevedo Carmona, aspirante a director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH). FOTO ARCHIVO JAIME PÉREZ
Por OLGA PATRICIA RENDÓN m. | Publicado el 02 de febrero de 2019
en definitiva

Darío Acevedo podría convertirse en director del CNMH. Su tendencia es de derecha y plantea dudas sobre la existencia del conflicto armado aunque dice que su opinión no afectará su trabajo.

La dirección del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) se convirtió en una papa caliente para el presidente Iván Duque, quien en primera instancia buscó nombrar al periodista Mario Pacheco, abierto opositor al trabajo del Centro y a quien retiró el ofrecimiento tras la presión de las organizaciones de víctimas, y después al profesor Vicente Torrijos, quien había incluido en su hoja de vida un falso doctorado.

Ahora, su apuesta es por el historiador antioqueño Darío Acevedo, cuyo currículo está en la Función Pública para observaciones ciudadanas. Si pasa este requisito podría ser el nuevo director, en reemplazo de Gonzalo Sánchez, quien estuvo al frente de la entidad desde sus inicios, en 2011. EL COLOMBIANO habló con él.

¿Se está metiendo en la boca del lobo, porque los otros aspirantes al puesto recibieron fuertes críticas por su tendencia política?

“Hay que tener en cuenta que el CNMH es un ente estatal, no es una ONG ni una Universidad, tiene como función recoger, recopilar toda la memoria histórica de las víctimas de la violencia política en Colombia desde 1982, entonces no puede haber sesgos ni para un lado ni para el otro. Quienes estemos trabajando ahí somos funcionarios, los integrantes del equipo deben ser académicos que no podemos enturbiar los análisis sobre una situación tan delicada”.

Habla de violencia política cuando el CNMH está planteado en la Ley 1448, que establece la existencia del conflicto armado en Colombia, ¿usted reconoce la existencia de ese conflicto?

“Ese es un tema de mucha controversia, hay quienes sostienen que lo vivido en Colombia fue un conflicto armado, algo así como un enfrentamiento entre el Estado y unas organizaciones levantadas contra él; otros piensan que fue una defensa del Estado de una amenaza terrorista y de unas organizaciones que habían degenerado en su perspectiva política al mezclarse con el secuestro, el narcotráfico y los crímenes de lesa humanidad. Aunque la ley de víctimas dice que lo vivido fue un conflicto armado eso no puede convertirse en una verdad oficial”.

No me respondió, ¿cree que hubo un conflicto armado?

“Lo que yo opine al respecto no puede marcar la producción del Centro de Memoria, no puede influir deliberadamente en los testimonios que den las víctimas”.

El CNMH ha hecho una gran recopilación de testimonios de excombatientes ¿serán importantes para la construcción de la memoria?

“Yo pienso que solamente en casos en que sea estrictamente necesario escuchar a algún victimario, pero en general esa no es la función del CNMH, escuchar a los victimarios es la función de la JEP y de los organismos judiciales”.

¿El CNMH bajo su tutela va a ser el contrapeso de la Comisión de la Verdad?

“No. Ese es un asunto que se debe pensar en diferentes instancias del Gobierno porque hay una situación de duplicidad de funciones y de trabajos con el Acuerdo de Paz entre el Gobierno Santos y la guerrilla de las Farc. Este Acuerdo estipuló la creación de la JEP, de la Comisión de la Verdad y una serie de organismos que tienen distintas funciones. El Centro fue creado, mucho antes, y está haciendo tareas que hoy en día también está haciendo la JEP, por ejemplo, esa justicia citó a algunas personalidades que habían sufrido el secuestro por parte de las Farc, ellos rindieron testimonio, dijeron lo que habían sentido, cómo había sido su experiencia, y eso es algo del interés del CNMH. La JEP se debe concentrar en acopiar la información que llegue a establecer un juicio y su respectiva penalidad sobre los responsables de ciertos delitos”.

Pero además de la JEP, que es el órgano jurisdiccional, también está la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad, ¿cómo cree que puede ser el trabajo entre las dos instituciones?

“Necesitamos que se delimite el campo de acción de cada entidad, si ellos están encargados de establecer la verdad, cosa que ya ha sido aceptada por el Estado, como quien dice van a producir una verdad oficial, no tendrían por qué tener un trabajo de interpretación; en cambio, nosotros nos dedicaríamos a recopilar todo tipo de información, declaraciones verbales, documentos, imágenes, objetos que puedan ser clasificados y dispuestos al servicio de los investigadores académicos para que produzcan sus interpretaciones”.

Cuando hay críticas sobre los otros candidatos a la dirección del Centro, se habla de cómo el relato del conflicto podría cambiar y se desconozcan los “falsos positivos”, ¿qué opina?

“Ese no es un motivo de preocupación porque si las víctimas cuentan una determinada historia, ninguna institución puede cambiar esa declaración”.

Es decir, ¿considera que siempre las víctimas tienen la razón?

“No, no es que las víctimas siempre tengan la razón, pero cuando están hablando, las víctimas están contando su memoria, su impresión, nadie tiene por qué cuestionar lo que está diciendo una víctima, pero si se encuentra información que pueda ser manipulada o inventada, como en efecto ha ocurrido en nuestra historia, habrá que poner eso en manos de organismos de investigación”.

¿Qué opinión le merece el trabajo hecho por Gonzalo Sánchez?

“Todavía no tengo una información bien formada sobre el trabajo del doctor Sánchez, sé que es un trabajo largo, de prácticamente 10 años. Él es un experto en estudios de la violencia y yo tengo algunas contradicciones con sus estudios, pero no tengo elementos de juicio para hacer un balance de todo lo que hizo el Centro. Tengo que mirar la marcha de la institución, la planta, los trabajos que hace, los proyectos que tiene y eso solo se podrá hacer cuando esté allá en funciones”.

Contexto de la Noticia

PROTAGONISTAS Un ACADÉMICO PARA LA MEMORIA

Darío Acevedo Carmona
Aspirante a director del CNMH
Nacido en Andes (Antioquia). Es historiador y magíster en Historia de la Universidad Nacional de Colombia y doctor en Historia de la Universidad de Huelva, en España. Toda su vida laboral ha estado dedicada a la academia desde su alma mater, donde se desempeñó como vicedecano académico de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, director de área y profesor titular. Fue candidato a la Cámara en 2010 por el Partido de la U.
Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección