<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Se abre puerta estadística para visibilizar a comunidad LGBT

El Dane hizo una primera aproximación de identificación de género y orientación sexual que se convierte en un precedente importante para crear política pública.

  • La población LGBT había manifestado su rechazo hacia la decisión del Dane de excluir del Censo de 2018 preguntas sobre identidad de género y orientación sexual. Con este ejercicio la institución reconoce que empieza a saldar esa deuda. FOTO carlos velásquez
    La población LGBT había manifestado su rechazo hacia la decisión del Dane de excluir del Censo de 2018 preguntas sobre identidad de género y orientación sexual. Con este ejercicio la institución reconoce que empieza a saldar esa deuda. FOTO carlos velásquez
Por juan felipe zuleta valencia | Publicado el 21 de agosto de 2020

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) incluyó por primera vez en la socialización de una encuesta los resultados sobre preguntas de identidad de género y orientación sexual.

Así: el 1,2 % de la población entre 18 y 65 años tiene orientación sexual diversa, es decir, cerca de 256.000 colombianos: 105.000 hombres gay, 56.000 mujeres lesbianas y 85.000 bisexuales (49.000 mujeres y 36.000 hombres). Mientras que unas 10.000 personas, el 0,05 % se identificaron como transgénero.

¿Cómo obtuvieron estos resultados? Como parte de la Encuesta nacional de Consumo de Sustancias sicoactivas –Encspa–, socializada el pasado 6 de agosto. El Dane aprovechó la pertinencia metodológica de privacidad que tenía y entregó un cuestionario individual en el que se hicieron dos preguntas: ¿Cuál de estas alternativas define su orientación sexual? con las opciones heterosexual, gay/lesbiana, bisexual y otra, y en cuanto a la manera como usted se siente respecto a su género, usted se identifica como: masculino, femenino y transgénero (trans masculino y femenino) u otro.

El director del Dane, Juan Daniel Oviedo, reconoció que este ejercicio significa un avance “en la visibilización de poblaciones minoritarias que en el pasado han sido discriminadas”.

Vale recordar que en 2018 el Dane había excluido del cuestionario del Censo preguntas sobre identidad de género y orientación sexual aún cuando las tenía contempladas una semana antes de arrancar con su realización.

A diferencia de la percepción de Oviedo, dice José Fernando Vasco, investigador del Departamento de Estudios de Familia de la Universidad de Caldas, “esta es una encuesta dudosa. Estamos en un país en el que existe mucho la homofobia (...) puede ser peligroso, y además, tener un dato cercano es complejo, por investigaciones mundiales, no es más del 8 %”.

El trabajo, sugirió Vasco, debe estar enfocado en los derechos, no es necesaria la identificación estadística, sino más bien trabajar el respeto a la diferencia y al inclusión como dispositivo pedagógico.

Para Natalia Moreno, Magister en estudios de género, este paso es “es importante, pero se enfrenta a muchos problemas técnicos de medición, porque la cultura homofóbica no permite que cuando se aplican las encuestas las personas tengamos la libertad de expresar su orientación sexual”.

Aunque agregó que “es importante caracterizarlas (a las personas), saber en qué nivel de vulnerabilidad están y eso es lo positivo para la recolección de información para el desarrollo de políticas públicas”.

La visibilización

Para Nixon Ortiz, líder LGBT en el Pacífico y presidente de la Fundación Arco Iris, el ejercicio es más simbólico que representativo, pero “abre una puerta que se da gracias a la labor de reconocimiento que promueven cientos de colectivos del país desde hace años”.

A partir de este primer acercamiento, Ortiz espera que se sigan construyendo herramientas que les facilite la formulación de políticas públicas: “Es importante avanzar pronto en información cualitativa. Saber dónde estamos, cómo vivimos y a qué servicios accedemos”.

En esto coincide Gustavo Pérez, coordinador general del área de Derechos Humanos de Colombia Diversa, quien confía que los fallos y limitaciones de este ejercicio inicial se corregirán en encuestas y estudios próximos para lograr un alcance más verídico.

Reconoce Gustavo que aunque quisieran que la metodología fuera más abierta, el carácter privado de estas preguntas que realizó el Dane sirve para confrontar a una sociedad que “todavía persiste en prejuicios y violencia contra las personas LGBT”.

Sin embargo, valora que el Dane haya logrado generar información sin exponer a los participantes a posibles situaciones de discriminación en sus hogares.

Este avance en materia de reconocimiento desde la insitucionalidad se suma al que anunció el pasado 4 de agosto el Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia en Medellín (Sisc) al decidir reconocer la identidad de género en sus informes de homicidio. Así, las personas trans aparecerán en las estadísticas tal con el género con el cual se identifican.

Contexto de la Noticia

Paréntesis el reto de derribar barreras en salud

Profamilia, con apoyo de la Embajada del Reino de los Países Bajos, publicó el año pasado un estudio con cinco grupos focales que reunieron a 54 personas y 13 entrevistas semiestructuradas (realizadas entre el 24 de de septiembre y el 12 de octubre de 2018) para hallar las principales barreras de la población con identidades de género diversas para acceder a servicios de salud. La patologización, la baja cobertura en afiliaciones, las demoras en los procesos, la dilatación de los trámites y una recurrente estigmatización durante la prestación de servicios relacionados con salud sexual y reproductiva, son algunos de los obstáculos encontrados. Por otra parte, la ONU ha alertado que los sistemas de salud deben capacitar personal para atender las necesidades de este grupo poblacional. En Colombia, según una encuesta de Mininterior, el 57% de las personas trans consultadas decidieron desistir de servicios de salud por miedo a que su género afectara la atención requerida, ante lo cual decidieron hacer uso de la automedicación o servicios clandestinos, lo cual pone en claro riesgo sus vidas.

Si quiere más información:

Juan Felipe Zuleta Valencia

Soy periodista porque es la forma que encontré para enseñarle a mi hija que todos los días hay historias que valen la pena escuchar y contar.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección