<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

A “el Gato Farfán”, el narco más poderoso de Ecuador, le pisaron la cola en Colombia

Traficaba con mafias de México, Albania, España y Colombia. Vino a negociar con las disidencias y la DEA lo pilló.

  • Agentes de la DEA participaron en la captura de “el Gato Farfán” en Pasto y en su posterior traslado por avión a Bogotá. FOTO cortesía policía
    Agentes de la DEA participaron en la captura de “el Gato Farfán” en Pasto y en su posterior traslado por avión a Bogotá. FOTO cortesía policía
11 de febrero de 2023
bookmark
6
toneladas de cocaína mensuales, aproximadamente, exportaba la organización de Wilder Sánchez.

Dicen que los gatos siempre caen parados, pero el embrollo en el que está metido “el Gato Farfán”, el narcotraficante más buscado de Ecuador, solo le augura pesares en una cárcel de Estados Unidos.

Este delincuente de 42 años, llamado Wilder Emilio Sánchez Farfán, fue capturado el pasado jueves en una operación conjunta de agencias de seguridad de tres países, cuando conducía una camioneta por la vía Panamericana, en inmediaciones de Pasto.

Se movía con aparente tranquilidad a este lado de la frontera, usando una cédula colombiana falsa, para reunirse con disidentes “farianos” del frente Oliver Sinisterra, según la general Olga Salazar, jefa de la Dijín.

Con ellos negociaba la adquisición de cocaína para enviarla a EE.UU., Europa y África, en asocio con poderosos carteles de la droga, como el de Sinaloa (México) y el Clan Devesa (España).

Su apodo comenzó a retumbar en febrero de 2022, cuando la DEA y el Departamento del Tesoro de EE.UU. lo hicieron público.

“Sánchez es uno de los narcotraficantes más importantes del mundo en la actualidad. Trabajando desde Guayaquil (Ecuador), obtiene toneladas de cocaína de laboratorios en el sur de Colombia y las lleva a Ecuador a través de transporte terrestre”, informó el Tesoro en ese momento, al tiempo que lo sancionaba incluyéndolo en la Lista Clinton.

La DEA y la Dijín estiman que tenía una capacidad para exportar hasta seis toneladas de droga mensuales.

La investigación también permitió identificar los contactos de “el Gato Farfán”. En México su enlace era el mexicano Miguel Ángel Valdez Ruiz, mano derecha del capo Ismael “el Mayo” Zambada.

En Guayaquil, un albanés sería su contacto con las mafias de Europa: Artur Rrapaj. Y en Colombia, Carlos Landázuri (“el Gringo”), líder de la disidencia Oliver Sinisterra de las Farc, que delinque en Nariño.

Con este último, al parecer, estaba haciendo negocios esta semana, cuando la DEA y las policías de Colombia y Ecuador le cerraron el círculo.

Sánchez fue enviado en avión a la cárcel La Picota, de Bogotá. Allá espera que se resuelva su trámite de extradición, pues tiene un pedido de la Corte del Distrito Sur de California por narcotráfico.

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, calificó lo sucedido como el golpe más grande contra el narcotráfico dado en los últimos tiempos en esa nación. “La cruzada por la seguridad continúa”, dijo, ratificando que Sánchez sería extraditado directamente desde Colombia. Como dice la tonada, “ese gato no sirvió”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD