<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La vacuna del VPH vuelve a colegios y reabre debate

  • Con el trabajo conjunto de los ministerios de Salud y Educación se busca que la vacuna llegue hasta la población más vulnerable, que son las mujeres entre 9 y 17 años. FOTO Juan Antonio Sánchez
    Con el trabajo conjunto de los ministerios de Salud y Educación se busca que la vacuna llegue hasta la población más vulnerable, que son las mujeres entre 9 y 17 años. FOTO Juan Antonio Sánchez
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | Publicado el 15 de abril de 2019
Infografía
La vacuna del VPH vuelve a colegios y reabre debate
250

mil mujeres mueren cada año en el mundo por cáncer de cuello uterino: OMS.

en definitiva

Aunque la vacuna del VPH generó polémica en 2014, investigaciones concluyeron que las presuntas reacciones adversas no se dieron por la vacuna para prevenir cáncer de cuello uterino.

La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) entra de nuevo en escena. Los ministerios de Salud y Educación, de manera conjunta, volverán a llevarla a los colegios del país, pues se sugiere que sea aplicada a niñas y adolescentes de entre 9 y 17 años, según el Minsalud.

De acuerdo con esta cartera, el país ha fortalecido los esfuerzos para incrementar la cobertura de vacunación contra el VPH, que se aplica en Colombia desde agosto de 2012.

“En 2018 la cobertura nacional llegó al 28 %, siendo Cali (68 %) y Nariño (50 %) los lugares con mejores indicadores”, dice el Ministerio.

¿Por qué hubo polémica?

Cada que se habla de esta vacuna aparece el caso de Carmen de Bolívar (Bolívar), en 2014, cuando familias de algunas niñas denunciaron reacciones adversas en sus organismos luego de su aplicación, lo que provocó, por lo menos en 2016, una reducción del 20 % en el suministro, según el propio Ministerio, por el temor que trascendió.

Pese a esos reclamos, el Instituto Nacional de Salud (INS), tras realizar una serie de análisis de los síntomas y su posible relación con la aplicación de la vacuna, descartó que estuvieran asociados.

No obstante, en agosto de 2017, la Corte Constitucional, con la sentencia T-365 de 2017, les dio la razón a organizaciones y familias de las menores de edad de Bolívar, que pedían que no fuera obligatoria.

La Corte señaló que el Ministerio no podía mantenerla como “obligatoria” en el plan de vacunación, y que era necesario “obtener su consentimiento informado como condición previa para administrarla, indicándose los efectos adversos en la salud humana”.

Ante esto, la cartera señaló que acataba el fallo pero que no dejaría de aplicarla, pues el alto tribunal solo le ordenó que no la concibiera como “obligatoria”, por lo que las familias y sus hijas tienen la opción de aceptarla o no.

Blanca Victoria Sabagh, defensora de Derechos Humanos de esta región, insiste en que se requiere mayor información de sus efectos.

“Nuestra propuesta es que se les dé a conocer a los padres las posibles afectaciones adversas que puede ocasionar a la salud de la niña o joven y que cada quien considere si la aplica o no”, expresa Sabagh.

En ese momento, el Minsalud le dijo a EL COLOMBIANO que desde 2013 habían ampliado la vacunación a niñas no escolarizadas, “porque el objetivo es prevenir el cáncer de cuello uterino que, según el Ministerio, afecta a 6.900 mujeres anualmente en el país”.

¿Para qué sirve?

El cáncer de cuello uterino, según el Ministerio de Salud, provoca cada año la muerte de por lo menos 2.300 mujeres en Colombia.

Para evitar más víctimas, el Gobierno ha destinado alrededor de $330 mil millones “para garantizar el suministro y abastecimiento”.

La vacuna, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), busca evitar hasta en un 70 % la aparición de esta enfermedad, pues el cáncer de cuello uterino anualmente cobra la vida de 250 mil mujeres en el mundo.

Sobre las reacciones, María Cristina Pedreira, asesora de Inmunizaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), citada por la OMS, manifiesta que “se pueden presentar algunas reacciones, como dolor, calor y rubor, vértigo entre adolescentes –sucede con otras vacunas–”, por lo que se recomienda que las niñas estén sentadas y sean observadas por 15 o 20 minutos.

“El principal beneficio es la protección contra este cáncer”, agrega Gloria Inés Sánchez Vásquez, directora del grupo de Investigación Infección y Cáncer, de la U. de Antioquia.

Riesgo de los antivacunas

Pese a que la efectividad de las vacunas está comprobada científicamente y respaldada por diferentes instancias y organizaciones, como la OMS, en el mundo se han levantado movimientos antivacunas que más allá de criticar, con sus acciones provocan el aumento de enfermedades prevenibles.

La OMS, en un informe publicado en enero pasado, el cual resumió los grandes retos de este año, calificó a los movimientos antivacunas como un “peligro para la salud”.

En el informe se puede leer que “la reticencia o la negativa a vacunarse a pesar de la disponibilidad de vacunas, amenaza con revertir los progresos realizados en la lucha contra las enfermedades prevenibles mediante vacunación”.

Sumado a esto, dice la OMS, durante este año “intensificará su labor para eliminar el cáncer cervicouterino en todo el mundo aumentando la cobertura de la vacuna contra el VPH”, tal cual lo ha priorizado Colombia.

Frente a los grupos antivacunas, la investigadora de la U. de Antioquia sostiene que “no es nuevo que se registren este tipo de movimientos” y cita, como ejemplo, que a “Copérnico no le creían que la Tierra era redonda....”, pese a las evidencias y el conocimiento.

Adicional a este debate, Sánchez Vásquez sostiene que “ahora con el internet, las noticias falsas se vuelven más creíbles y estos grupos consiguen entregar su mensaje” lo que, de una u otra manera, redunda en desinformación en las familias, que por estar pendientes de estas versiones, ignoran las pruebas científicas y la información de las organizaciones médicas oficiales.

Contexto de la Noticia

radiografía ¿Qué es el cáncer de cuello uterino?

Según la OMS, el cáncer de cuello uterino es “una desorganización de las células que componen el cuello del útero, formando tumores que pueden afectar a otros órganos”. La OMS señala que aunque no hay una edad establecida para la aparición de la enfermedad, es más frecuente que sus síntomas aparezcan entre las mujeres menores de 30 años. “Según datos epidemiológicos, se estima que el VPH causa 100 % de los casos de cáncer de cuello uterino, 90 % de los casos de cáncer anal, 40 % del cáncer de órganos genitales externos (vulva, vagina y pene) y al menos 12 % de los orofaríngeos (garganta, lengua y amígdalas)”, agrega la OMS, al resaltar que la probabilidad “en Colombia aumenta en mujeres mayores de 54 años”.

Se estima que en el país cada año hay 2.300 víctimas de la enfermedad.

Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección