<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Japón ayudó en atención a víctimas con discapacidad

  • En el cierre simbólico del proyecto, que en realidad terminará en marzo de 2020, Jica y la Unidad para las Víctimas hicieron un balance del trabajo que realizaron en 5 años. FOTO Cortesía Uariv
    En el cierre simbólico del proyecto, que en realidad terminará en marzo de 2020, Jica y la Unidad para las Víctimas hicieron un balance del trabajo que realizaron en 5 años. FOTO Cortesía Uariv
Por OLGA PATRICIA RENDÓN M. | Publicado el 28 de noviembre de 2019
en definitiva

Después de cinco años de trabajo con los japoneses, las entidades del Estado están más preparadas para atender y reparar integralmente a las víctimas del conflicto en situación de discapacidad.

Ser víctima del conflicto es difícil, de ello dan cuenta más de 8 millones de personas que en Colombia han cargado con el lastre del conflicto armado, pero lo es más si se está en situación de discapacidad, una mezcla de abrumadora vulnerabilidad.

Por eso la agencia de cooperación de Japón (Jica) ha estado interesada en ayudar a Colombia a mejorar la calidad de vida de las personas que cuentan con las dos condiciones, y durante cinco años llevó a cabo un proyecto piloto para generar capacidad instalada en cinco municipios: Granada y Marinilla en Antioquia; Lebrija, en Carmen de Chucurí y Puerto Wilches, en Santander. (Ver Informe)

Este proyecto no hace distinción entre quienes tienen una discapacidad congénita y quienes la adquirieron por cuenta del conflicto.

La principal inversión económica se dio en Granada con la puesta en marcha del Centro de Inclusión Social Senderos de Esperanza, para lo que la embajada de Japón cooperó con 120 millones de pesos, lo demás fue la asesoría en capacidad técnica de las entidades como la Unidad para las Víctimas, el Ministerio del Interior, Ministerio de Salud, las alcaldías, Descontamina Colombia, entre otros, que no ha sido cuantificada ni por el país cooperante ni por las entidades.

Naoki Kamijo, representante de Jica, indicó que “la Ley de Víctimas implica para Colombia una gran apuesta, la cual quiere acompañar el Gobierno de Japón, para fortalecer la capacidad técnica de sus instituciones que se encuentran en este proceso de reparación, garantizando el enfoque diferencial”.

De acuerdo con el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Alberto Rodríguez, el apoyo de Jica fue muy importante durante estos cinco años para “lograr el fortalecimiento de capacidades y la articulación del Gobierno, con sus ministerios y los entes territoriales para la inclusión social de esta población con más condiciones de igualdad”.

E indicó, además, que “estas experiencias deben ser replicadas en los demás municipios colombianos para la atención de las víctimas con discapacidad, cuya población asciende a 340.000 personas en el país”.

Un cambio de perspectiva

Para la cordobesa Liney Contreras, la formación en la Ley de Discapacidad, Ley de Víctimas, habilidades sociales, oferta de educación, salud, apoyo psicosocial, empleabilidad y liderazgo “nos fortalece para ser agentes de cambio y transformación en nuestros territorios para que sean más incluyentes, con más oportunidades y sin discriminación, porque la discapacidad no está en las personas sino en el entorno”.

Dijo que el conocimiento adquirido le servirá para mejorar su rol de lideresa en la Asociación de Mujeres Víctimas de su ciudad natal, Montelíbano, “porque en mi municipio para empezar no hay infraestructura física que facilite la movilidad de las personas con discapacidades y el acceso a otros servicios”.

Además de la formación con expertos japoneses y colombianos, compartir las experiencias de superación con otras condiciones de discapacidad también significa para los participantes un avance en su reparación integral, al ayudarlos a superar temores y resentimientos derivados de los hechos victimizantes.

Así lo es para Contreras. Atrás han quedado los días en que sintió que estaba “muerta en vida” tras sufrir la mutilación de su brazo derecho por la explosión de una bomba atribuida al Cartel de Medellín.

Así recordó aquel 25 de abril de 1991: “yo fui víctima a los 16 años, cuando el cartel de Pablo Escobar colocó una bomba y perdí mi brazo derecho. No saber hacer nada con el brazo izquierdo me mató en vida, hasta que Dios me dio la fortaleza de aprender a defenderme sola”.

Como prueba de su superación, contó que a pesar de la “tristeza que sufrí no ha sido impedimento para sacar mi familia adelante y ser una líder para la sociedad y ayudar a otras víctimas en mi territorio”.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? Balance del proyecto piloto

* 72 personas con discapacidad fueron capacitadas en técnicas internacionales de empoderamiento en 15 departamentos, en articulación con el Ministerio del Interior

*189 víctimas con discapacidad fueron incluidas en el programa Somos Rurales del Ministerio del Trabajo

* 57 capacitaciones se realizaron para la formación del talento humano en los dos departamentos, con 747 personas

*21 instituciones educativas han sido capacitadas en educación inclusiva a través de 332 docentes focalizados en los sitios piloto.

informe Balance del proyecto piloto

· 72 personas con discapacidad fueron capacitadas en técnicas internacionales de empoderamiento en 15 departamentos, en articulación con el Ministerio del Interior

· 189 víctimas con discapacidad fueron incluidas en el programa Somos Rurales del Ministerio del Trabajo

· 57 capacitaciones se realizaron para la formación del talento humano en los dos departamentos, con 747 personas

· 21 instituciones educativas han sido capacitadas en educación inclusiva a través de 332 docentes focalizados en los sitios piloto.

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección