<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cine entre tumbas: Fantasmagoría proyectó película en el San Pedro

El evento hizo parte de la programación de la cuarta edición del Festival de cine.

  • La película Los otros es una historia de fantasmas y de suspenso que conecta muy bien con el público. Fue proyectada en el Cementerio Museo San Pedro. Foto: Jaime Pérez.
    La película Los otros es una historia de fantasmas y de suspenso que conecta muy bien con el público. Fue proyectada en el Cementerio Museo San Pedro. Foto: Jaime Pérez.
  • Ni la lluvia ni el frío impidieron la asistencia de 150 espectadores a la proyección del filme. Foto: Jaime Pérez.
    Ni la lluvia ni el frío impidieron la asistencia de 150 espectadores a la proyección del filme. Foto: Jaime Pérez.
EL COLOMBIANO | Publicado el 29 de octubre de 2022

De la programación de Fantasmagoría –un festival de cine consagrado a la fantasía y el terror– uno de los eventos que de entrada llamó más la atención del público fue la proyección en el cementerio museo San Pedro del filme Los otros, dirigido por Alejandro Amenábar y protagonizado por Nicole Kidman. Y despertó la curiosidad de tal forma que 150 espectadores no se dejaron disuadir por las lluvias nocturnas de esta semana y asistieron a la cita este viernes 28 a las siete y media de la noche. La mayoría no superaba los treinta y cinco años.sss

Le puede interesar: “La jauría”, más cine colombiano para ver en las salas nacionales

La película –estrenada en 2001 y ganadora de once premios Goya– retoma las historias británicas de las casas habitadas por fantasmas y espantos. Lleno de guiños, simbolismos y los inevitables trucos de los relatos de miedo, el filme transcurre en un mundo de riqueza decadente y fragilidad familiar. El público –cubierto por unas carpas y sentado en una tarima cubierta por una alfombra verde– se enganchó con la historia, a pesar de los fallos del sonido. La proyección se hizo en la parte central, en la vía que conduce de la puerta del San Pedro a la capilla. Luces de colores ornaron las esculturas de algunas tumbas. Una verde realzaba la de Jorge Isaacs y una azul le confería un aspecto bello y siniestro a una Pietá.

Ni la lluvia ni el frío impidieron la asistencia de 150 espectadores a la proyección del filme. Foto: Jaime Pérez.
Ni la lluvia ni el frío impidieron la asistencia de 150 espectadores a la proyección del filme. Foto: Jaime Pérez.

Esta es la cuarta edición de Fantasmagoría y la primera que cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura. Sus líderes son los comunicadores audiovisuales Cristian Jaramillo y Vincent Gil, cinéfilos que hablan con propiedad de películas que muy pocos han visto, títulos que no circulan por fuera de los circuitos de los expertos. Gil –y no es un dato menor– comparte nombre y apellido con el actor que encarnó a uno de los villanos de la película post-apocalíptica Mad Max. La oficina de Fantasmagoría queda en el piso 25 de un edificio de Parques del Río. Allá los organizadores tejen la programación y graban los programas que luego suben a sus plataformas de You Tube y de Twitch. El Festival cada año cambia de temática, pero no de género. Este año hizo hincapié en el Thriller de carretera, aunque no excluyó de su oferta obras ajenas a esa línea narrativa. Los otros, por ejemplo, nada tiene que ver con las road movies de terror.

Le puede interesar: La historia detrás de la canción “Nadie es eterno en el mundo”, de Darío Gómez

Con el paso de los minutos el público descubrió el secreto que da norte al filme, que no menciono para no caer en spoilers. La película deja pistas que cuando la narración llega a su final adquieren completo sentido. Los otros logró que los espectadores olvidaran la cercanía de los muertos y las tumbas. Los cementerios son espacios culturales que atesoran –al igual que los museos y las bibliotecas– piezas del pasado, fragmentos de los trabajos del tiempo. Pocos lugares son tan tranquilos como un camposanto al final de la noche: el viento movió las ramas y los pasos tuvieron un eco reconfortante. La película culminó y la lluvia, de nuevo, algo usual por estos días, se desgajó sobre la ciudad. Este tipo de eventos le concede a los espacios una nueva significación, los despoja de los prejuicios que sobre ellos se han tejido. Ver una película en un cementerio es lo más normal del mundo, o debería serlo. La muerte es un misterio cotidiano.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección