Julian Alaphilippe se quedó con el triunfo en la Milán-San Remo

  • FOTO @Milano_Sanremo
    FOTO @Milano_Sanremo
AFP | Publicado el 23 de marzo de 2019

El francés Julian Alaphilippe (Deceuninck) conquistó este sábado la 110ª edición de la Milán-San Remo, el primer ‘monumento’ de la temporada ciclista.

Alaphilippe, de 26 años, se impuso en el esprint a un pequeño grupo al término de la clásica más larga del año, con 291 kilómetros. De esta forma, el corredor galo firmó su séptima victoria de la temporada, añadiendo el primer ‘monumento’ a su palmarés.

El ciclista francés es el hombre fuerte del pelotón en este inicio de temporada con sus dos etapas ganadas en la Tirreno-Adriático y la Strade Bianche, además de una etapa en la Vuelta a Colombia.

Su victoria este sábado supone el segundo triunfo de un ciclista francés en la ‘Classicissima’ en el siglo XXI, después de la de Arnaud Démare en 2016.

Alaphilippe superó en la línea de meta al belga Oliver Naesen, al polaco Michal Kwiatkowski y al eslovaco Peter Sagan.

En 2017, ‘Alaf’ ya disputó el triunfo en la Via Roma, la mítica llegada en San Remo, pero entonces cayó ante la potencia de Kwiatkowski y Sagan.

Dos años después, el especialista en llegadas en alto ha adquirido una nueva dimensión, convirtiendo sus anteriores podios en victorias. Ya el año pasado ganó dos etapas del Tour de Francia, en el que acabó enfundándose el maillot de mejor escalador.

Favorito en la salida en Milán, Alaphilippe hizo honor a su condición de serio aspirante al término de una jornada dominada por su potente equipo Deceuninck, el número uno en las clásicas.

“Estaba protegido, el equipo tenía plena confianza en mí”, declaró Alaphilippe.

En el Poggio, la última subida, el equipo de Alaphilippe (Stybar, Gilbert) endureció el ritmo antes que quien sería a la postre ganador seleccionase al grupo que lucharía por la victoria, en el que estaban Sagan, Valverde, Kwiatkowski, Naesen, Van Aert o Trentin.

“Intenté hacer la selección en el Poggio. En el grupo había corredores muy fuertes”, comentó el galo, feliz después de su 25ª victoria, la más importante hasta el momento de su carrera.

El grupo hizo cumbre con un puñado de segundos de ventaja, pero, a falta de entendimiento, otros corredores les dieron alcance. Pero ninguno de ellos pudo escaparse en las calles de la ciudad costera a pesar del intento de Matteo Trentin, neutralizado por el holandés Wout Van Aert.

En el esprint, Alaphilippe tomó la delantera sobre el esloveno Matej Mohoric antes de los 200 últimos metros. “Cuando vi salir a Mohoric me dije ‘ahora o nunca’”, contó un Alaphilippe que pudo incluso levantar los brazos antes de la línea de meta.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS