<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El deporte ahora tiene ministerio

Coldeportes adquiere nuevo estatus en este Gobierno y las expectativas en presupuesto son altas.

  • Más allá del alto rendimiento, el Ministerio del Deporte tendrá grandes retos con la actividad física. Cuando se establezcan los presupuestos para 2020 habrá más certezas. FOTO Edwin bustamante
    Más allá del alto rendimiento, el Ministerio del Deporte tendrá grandes retos con la actividad física. Cuando se establezcan los presupuestos para 2020 habrá más certezas. FOTO Edwin bustamante
06 de junio de 2019
bookmark

La transformación de Coldeportes en el Ministerio del Deporte es el fruto de una tarea de largo aliento que comenzó hace 10 años.

Así lo expresó Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico Colombiano (COC), quien aplaudió el apoyo del Congreso al clamor de la dirigencia del deporte, representada en presidentes de federaciones, ligas y clubes, además de deportistas y entrenadores que, desde hace mucho tiempo, venían solicitando en diversos foros en ciudades como Bogotá, Cali y Medellín, la necesidad de tenerlo. También estaba el compromiso del presidente Iván Duque desde su candidatura.

Medina recordó que una década atrás, cuando se le presentó la propuesta a Álvaro Uribe, “no fue considerada prudente”. Y añadió que en el mandato de Juan Manuel Santos se dio el primer paso al convertir a Coldeportes en un departamento administrativo adscrito a la Presidencia. “Antes de terminar su periodo, Santos radicó el proyecto de ley que no alcanzó a definirse en esa legislatura, pero fue presentado de nuevo por el actual Gobierno y hoy, tras una buena gestión, es realidad”.

La tarea que el Presidente le había encomendado al director de Coldeportes, Ernesto Lucena, de apersonarse directamente del proceso para que esa entidad pudiera llegar a convertirse en cartera, tuvo la asesoría, entre otros, de dirigentes como Julio Roberto Gómez, Jesús Ramírez y Felipe Buitrago, cuando la plenaria de la Cámara definió, por unanimidad (112 votos), la creación del ministerio número 18 en el país.

El Senado aprobó que la sede del Ministerio del Deporte sea en Cali, y la Cámara dijo que en Bogotá, pero habrá una conciliación. Lucena comentó que el Gobierno quiere que sea en la capital del país “por temas prácticos y de menos impacto fiscal” debido al traslado de funcionarios y demás aspectos que esto genera.

¿Qué implicaciones tiene la transformación de Coldeportes y qué piensan los actores del deporte?

DUPLICAR EL PRESUPUESTO A UN BILLÓN

El proceso de transformación tardará un año, mientras tanto se mantendrán el mismo personal y presupuesto, que es de 560.000 millones de pesos. Sin embargo, desde 2020 esta cifra llegaría a un billón de pesos para atender los frentes de infraestructura (escenario), desarrollo y fomento desde la primera infancia hasta adulto mayor, y posicionamiento y liderazgo (atletas de élite), como lo anunció Lucena.

Además, se mantienen las gestiones con la empresa privada para la promoción del artículo 195 del Plan Nacional de Desarrollo (becas por impuestos), que consiste en que una persona natural o jurídica que apoye a un deportista de alto rendimiento en sus estudios, podrá descontar esa matrícula en su declaración de renta.

EVITAR A TODA COSTA LA BUROCRACIA

Entre las preocupaciones está el manejo de los recursos, el tráfico de influencias y corrupción que se puedan generar en el naciente ministerio. Lucena manifestó que él será uno de los primeros en luchar para que los dineros no se desvíen: “Se busca dar una política de Estado al deporte, no podíamos seguir a merced de que cada cuatro años llegara un director que inventara una nueva”.

Añadió que en la actualidad Coldeportes tiene 180 funcionarios de carrera y planta, además de cerca de 700 contratistas que, según el proyecto inicial de esta entidad, al pasar a ser ministerio, tal cifra se reduciría a 300.

En este sentido, Medina apuntó que una ventaja es que esta no es una creación, sino la transformación de una entidad del Estado y que la planta de personal, en vez de aumentar, debe disminuir. “Aquí se trata de que la política le sirva al deporte y no al revés”.

NO se pierde ninguna autonomía

El Comité Olímpico Colombiano, ligas, clubes, federaciones y los entes departamentales y municipales mantendrán su autonomía. Así lo aclaró Medina, al señalar que, por el contrario, es un gran paso al posicionamiento internacional con convenios y cooperación de otros países. “Antes lo que esperamos son más beneficios” con la definición de una política pública que se cree en su debido momento.

Todo esto permitirá, como lo expresó el ponente del proyecto a Colprensa, José Jaime Uscátegui, “darle la dignidad y el estatus que merecen el deporte y todos los deportistas”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*