<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Estudiarán un Cert para el pago de aportes parafiscales
Francisco Javier Arias R. | Publicado el 13 de junio de 2008
En 42 intervenciones, durante tres horas y diez minutos -entre las 9:40 de la mañana y las 12:50 del mediodía- los empresarios y dirigentes gremiales virtieron en el conversatorio de ayer con los ministros de Hacienda y de Comercio toda la angustia y preocupación que viven por lo que llamaron el principal problema del país en la actualidad: "la revaluación del peso que nos está matando".

Los testimonios fueron dramáticos, y por eso, las peticiones fueron llamados angustiosos para evitar el cierre de sus empresas: pidieron la fijación de un dólar preferencial -así sea temporal-, insistieron en la reducción de las tasas de interés, recortes al gasto público, que no solo se mantenga el Cert (certificado de reembolso tributario) sino que se agilice su pago, reclamaron que el Banco de la República tenga una participación más activa en la compra de dólares y pidieron estudiar la fijación de un Cert para ayudar a los exportadores al pago de los aportes parafiscales (9 por ciento del valor de la nómina, para las Cajas, el Sena y Bienestar Familiar).

Esta fue la propuesta que más le sonó al gobierno y la que los empresarios consideran más importante. "Es la medida más importante", dijo Joaquín Urrea Urrea, fundador de Leonisa y el empresario de más trayectoria en la reunión de ayer. "Le dijimos al Gobierno lo mismo que le hemos dicho durante tres años. Ha tomado unas medidas que medio han favorecido a la industria, pero que no han llegado a la realidad", dijo.

Esta alternativa fue mencionada por el director Regional de Asocolflores, Marcos Ossa Ramírez, quien dijo que "los aportes parafiscales están acabando con muchas empresas".

El Cert es una devolución de impuestos mediante un certificado que serviría para pagar otros impuestos, liberando a las empresas de recursos de caja.

"La industria se está acabando. Tenemos el agua al cuello, pero no dejemos que nos llegue a la nariz", les dijo Andrés Berdugo a los ministros de Comercio, Luis Guillermo Plata, y de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga.

Su empresa, C.I. Jeans (exportadora de confecciones) bajó el empleo de 5.400 personas a 3.500 y las exportaciones, de 72 a 45 millones de dólares.

"Pero el problema con la revaluación es que mientras más exporto, más pierdo", comentó otro exportador.

El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, y el presidente de Analdex, Javier Díaz Molina, recogieron otras opiniones de los exportadores e insistieron en la necesidad de buscar un equilibrio económico, vía tasa de cambio. Dijeron que es buena medida el recorte de 10 billones de pesos en el presupuesto de 2007, pero que igual debe recortarse el de 2008, como margen para que la Junta del Banco de la República baje las tasas de interés y empiece a ceder la caída de la tasa de cambio.

Díaz coincidió con Israel Bluman, confeccionista exportador, en que "el único problema del país es la revaluación. Hablemos de un valor del dólar que sea competitivo, para que no tengamos que levantarnos a chequear el valor del dólar, sino a producir y a vender, que es lo que sabemos hacer", dijo Bluman.

Díaz Molina reclamó más acción del Banco de la República para intervenir en el mercado y dijo que "se requiere que las medidas del gobierno, como el Cert, realmente lleguen a los exportadores en forma ágil".

Medidas en estudio...
El ministro, Luis Guillermo Plata, les dijo a los empresarios que "estamos poniendo la cara y buscando soluciones y aceptó que se debe dar continuidad al Cert y que estudiará la ampliación de plazos para los créditos de Bancoldex, aunque dejó en claro que esa decisión limitará el otorgamiento de nuevos créditos, por la menor rotación de la cartera. "Hemos tomado medidas, pero se requieren otras, que estamos estudiando", dijo.

Asimismo, indicó que Bancoldex participará en la creación de fondos de capital de riesgo para estimular las nuevas empresas. Plata le dejó al ministro de Hacienda dos de las peticiones de los empresarios: fijación de un dólar diferencial -que consideró muy difícil, porque implicaría un cambio del modelo económico- y eliminación del cuatro por mil a los exportadores.

Y el ministro Zuluaga, quien había dicho que "no podemos renunciar a los flujos de inversión extranjera directa, pero sí restringir los capitales especulativos, como lo hemos hecho", se refirió a esas peticiones y dijo que "un problema tan grave como la revaluación no tiene medidas fáciles ni muy originales, pero en eso estamos trabajando".

Anticipó que la próxima semana -en cuestión de días, no de meses o años, como dijeron los empresarios que son las decisiones oficiales- se ofrecerán algunas medidas "con nombre y apellido", es decir, para unos sectores específicos y con una problemática muy identificada, como confecciones, flores, café, banano y plátano y calzado.

De paso, descartó que se vaya a tocar el 4 por mil o cualquier otro impuesto. "Eso no está en la agenda, porque supone que el gobierno renuncie a la financiación de su presupuesto general. Eso no es viable... Lo nuestro son apoyos directos para proteger el empleo en aquellos sectores y empresarios dispuestos a luchar por la supervivencia. No vamos a eliminar impuestos y no vinimos a feriar el presupuesto de la Nación... No se trata de superar los problemas a punta de ayudas fiscales, sino asumiendo la solución de lado y lado".

La opinión
"La Junta del Banco de la República no puede permanecer impávida frente a lo que está pasando en el mercado. Ahora necesitamos que tenga una participación más activa".
Javier Díaz Molina, presidente Analdex.

"Tenemos que tomar medidas efectivas e inmediatas, con fe y creativividad. Sean atrevidos, ministros, y no les dé miedo. Atrévanse, que nosotros los apoyamos para salvar a este país".
Roberto Hoyos Ruiz, presidente de Augura.

"No podemos feriar los recursos del presupuesto. Ofrecemos apoyo para proteger el empleo y no se trata de superar los problemas con ayudas fiscales, sino con esfuerzos de parte y parte".
Óscar Iván Zuluaga, ministro de Hacienda y Crédito Público.

Piden más intervención del banco central
"El problema del país es uno solo: la revaluación. El país no es viable con un dólar a 1.700 pesos y no existirá cuando baje a 1.600 pesos. El problema ya no es de sectores sino de país, pero ya estamos en caída libre. ¿El Emisor entenderá eso?
Pedro Echavarria, industrial.

"El dólar sí va a subir, pero cuando ya estemos quebrados. ¿A quién le vendo en el mercado interno si las grandes cadenas están importando de China? El problema con China ya no es el contrabando sino las importaciones legales. Unas empresas están cerrando. ¿Será que cerramos nosotros también?".
Andrés Saldarriaga, industrial.

"No pedimos nada; por el contrario, damos mucho, en generación de empleo y en pago de los parafiscales, pero sí necesitamos una sola herramienta: un dólar diferencial solo para los exportadores. Permítamos a los empresarios seguir generando empleo".
Samuel Bluman, industrial.

"Nos estamos desahogando frente a varios siquiatras, pero solo nos darán una fórmula para reclamar la pastillita. Lo que necesitamos es que el Banco de la República esté aquí. Mi esposo me montó este negocio de flores dizque para que me entretuviera, pero miren el cancer que me dejó, peor que el que me dio y que me está matando. Traigan al Banco de la República pero no bajemos la guardia".
María Sleria Sáenz de Uribe.

"Somos locos: estamos esperando resultados diferentes, pero haciendo siempre lo mismo. Eso es muestra de locura. La tarea del Emisor, de solo controlar la inflación hay que revaluarla más que el peso frente al dólar. El Banco debe intervenir más".
Francisco Garcés, empresario.