<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Frente 57 desplazó a indígenas con lista en mano
  • Frente 57 desplazó a indígenas con lista en mano | Archivo | La comunidad bekerá teme por las personas que las Farc tiene en la lista. El miércoles recibieron las primeras ayudas como mercados y colchonetas.
    Frente 57 desplazó a indígenas con lista en mano | Archivo | La comunidad bekerá teme por las personas que las Farc tiene en la lista. El miércoles recibieron las primeras ayudas como mercados y colchonetas.
Javier Alexander Macias | Publicado el 03 de febrero de 2011

La Asociación Indígena de Cabildos del Bajo Atrato (Camizba), denunció el desplazamiento forzado de 24 familias de la comunidad bekerá, que habitan en la cuenca del río Cacarica, en el Bajo Atrato (Chocó) por guerrilleros del frente 57 de las Farc.

Integrantes de Camizba explicaron que hace una semana llegaron al resguardo indígena los insurgentes y asesinaron en su parcela a Rosendo Domicó, de 60 años, y a su hermana Laura Domicó, de 45 años, acusándolos de ser colaboradores del Ejército.

"Ellos llegaron ese día a las 10:00 de la mañana y preguntaron por el exgobernador Humberto Jumí y los líderes Gonzalo Bailarín y Celina Varíese. Se salvaron de morir porque no se encontraban. Luego nos dijeron que fuéramos y recogiéramos a los dos que mataron en sus casas", precisó uno de los indígenas.

Según versiones de los integrantes de la comunidad bekerá, los guerrilleros del frente 57 "notificaron a la población de la existencia de una lista con intenciones de asesinar a todos los que allí aparecen".

El indígena afirmó que las razones de esta amenaza son las mismas por las que mataron a los dos compañeros.

"Ellos dicen que nosotros estamos ayudando al Ejército. Nosotros no tenemos nada que ver en el conflicto. Lo único que hacemos es dedicarnos a cuidar la tierra, a sembrar lo que podemos porque ya no podemos ir a las fincas. Pedimos que nos saquen de este conflicto, queremos vivir en paz", dijo el integrante de la comunidad.

Se desplazaron a Riosucio
Ante las amenazas y el homicidio de los dos indígenas, las 24 familias bekerá, alrededor de 130 personas, se desplazaron a la cabecera de Riosucio (Chocó).

Ayer en la tarde, representantes de la comunidad se reunieron en Riosucio, con la agencia del Gobierno Acción Social y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para buscar una posible solución y entregaron alimentos y algunas ayudas a las 130 personas que se encuentran en la cabecera municipal.

La Organización Indígena de Colombia (Onic), rechazó estas acciones de la guerrillas y los grupos armados y manifiesta que las acciones armadas en sus territorios han confinado a los indígenas, por lo que han perdido gran parte de su cultura.