<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
"No quiero pasar a la historia como otro presidente que fue ingenuo con la guerrilla": Santos
Por Juan Carlos Monroy | Publicado el 08 de mayo de 2014
En un defensa de su gestión y el rechazo de lo que considera rumores falsos sobre los diálogos con las Farc, el presidente Juan Manuel Santos reiteró que con esa guerrilla no se negocia con "ingenuidad" la expropiación de tierras, la economía, ni habrá cese el fuego ni despeje de territorios.

El mandatario precisó este jueves, en entrevista con la emisora La W, que espera que se  llegue pronto al tercer acuerdo parcial sobre cultivos ilícitos para no "prolongar" el proceso de paz. Santos indicó que, hasta ahora, con las Farc se acordó mejorar el acceso a tierras e inversión social en el campo y "profundizar" la democracia en el país.

Pero enfatizó que hay falsos rumores sobre los alcances de la negociación y que "es falso que negociamos acabar con el latifundio como le dicen a los ganaderos o expropiar tierras como le han dicho a algunos empresarios", aclaró el Jefe de Estado, quien destacó que el proceso puso como prioridad "los derechos de las víctimas".

En cuanto a las condiciones de la negociación, ratificó que no habrá un cese el fuego con las Farc y que la ofensiva militar se mantiene, a pesar del costo de vidas de negociar en medio del conflicto.

"La orden a las fuerzas Militares es mantener la ofensiva, no hay cese el fuego porque ese es un estímulo perverso para prolongar la negociación y yo no quiero darles esa gabela. Tampoco hemos despejado ni un solo centímetro de territorio y por eso dijimos a las Farc que no negociábamos en Colombia", explicó el presidente Santos.

Y agregó: "Espero que consigamos la paz pero no quiero quedar en la historia, si llega a fracasar el proceso, como otro presidente que ingenuamente negoció con la guerrilla y que después se fortalecieron y quedaron mejor que antes".
 
No obstante, el Presidente insistió en que tanto la economía como la situación social del país tendría un impulso si se consigue terminar el conflicto por vía pacífica:  "Toda guerra ha terminado en una mesa de negociación y he venido preparándome para este proceso".