<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Un joven muerto y más de 30 heridos por motín en centro de reclusión de menores en Cali
  • Esta fue una de las viviendas cercanas al centro de reclusión afectadas durante la fuga de los menores. FOTO COLPRENSA
    Esta fue una de las viviendas cercanas al centro de reclusión afectadas durante la fuga de los menores. FOTO COLPRENSA
Colprensa-El País | Publicado el 29 de abril de 2013

Un joven muerto y 32 fugados dejó un motín registrado en la tarde de este domingo en el centro de reclusión de menores El Buen Pastor, según confirmó la Personería de Cali.

Edward Hernández, personero delegado para menores de edad, informó que en total 40 jóvenes escaparon del lugar, pero ocho ya han sido recapturados. Agregó que, durante el intento de fuga, uno de los jóvenes fue herido a bala, en hechos que actualmente son materia de investigación.

Sobre este caso, el general Fabio Alejandro Castañeda, comandante de la Policía de Cali, explicó que el joven recibió un disparo en la cabeza cuando intentaba huir por uno de los patios de una vivienda vecina al centro de reclusión. Además, dijo el oficial, otro de los menores tuvo una fractura en una pierna, al caer de un techo de otra casa.

La situación en el centro de reclusión juvenil se controló en horas de la noche, con apoyo de cerca de 30 miembros del Esmad de la Policía y delegados de la Personería Municipal. El general Castañeda afirmó que la Policía logró recapturar a 42 internos que intentaban huir.

El motín comenzó hacia las 3:00 de la tarde, luego que, al parecer, uno de los internos le quitó las llaves a un educador, abrió las celdas y permitió la huida de docenas de jóvenes por el patio de atrás de las instalaciones.

Este nuevo hecho de alteración del orden causó pánico entre los vecinos del barrio El Recuerdo, donde está ubicado El Buen Pastor, pues varios de los prófugos utilizaron las casas, los techos y las terrazas como escondite para evadir la acción de las autoridades.

Aydé Ramos, habitante del sector, le contó a Elpaís.com.co que varios jóvenes fueron capturados por la Policía en el techo de su casa, el cual quedó completamente destruido, pues fue tránsito de quienes se escaparon.

"Estos hechos ya se volvieron costumbre en el barrio porque a cada rato los muchachos intentan volarse. Las autoridades no hacen mucho para prevenir estos daños a la comunidad", manifestó la señora Ramos, quien dijo que durante la persecución se escucharon varios disparos.

Este es el tercer hecho de alteración del orden al interior del Buen Pastor en lo corrido de abril, pues el pasado martes 16 dos jóvenes resultaron quemados tras un incendio provocado por algunos internos para fugarse, y un día después volvieron a organizar un motín en el que quemaron colchones, con el objetivo de escaparse del lugar.

Uno de los menores afectados por el incendio murió el pasado jueves en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario del Valle.