<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Trump, otra jugada contra el medio ambiente

  • El presidente de Estados Unidos se mantiene en su posición de sacar adelante los proyectos de infraestructura. FOTO AFP
    El presidente de Estados Unidos se mantiene en su posición de sacar adelante los proyectos de infraestructura. FOTO AFP
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | Publicado el 11 de enero de 2020
en definitiva

Es una nueva muestra de que Trump tiene otros objetivos más allá de la protección del ambiente, tal cual lo ha hecho al desconocer el cambio climático y sus efectos en el mundo.

Flexibilizar las leyes ambientales en Estados Unidos, que estaban destinadas a la protección del aire, el agua, la tierra y la salud, entre otras, fue la decisión que tomó el presidente Donald Trump el pasado jueves, y que hoy es criticada por los defensores del ambiente.

La apuesta de Trump tiene como objetivo acelerar la construcción de minas, tuberías y otros proyectos de infraestructura, y bloquear las posibilidades de las comunidades para rechazar o hacer recomendaciones en torno a los proyectos. El caso más conocido en esta materia es el oleoducto Keystone Pipeline, entre Canadá, Illinois y Texas.

La decisión reversa regulaciones vigentes desde hace por lo menos 50 años.

Trump, al dar a conocer la decisión, manifestó querer nuevas “carreteras y puentes más grandes”. El secretario del Interior, David Bernhardt, en sus declaraciones a medios de comunicación señaló que la decisión del presidente Trump es “home run”, ya que representa “reducir la burocracia que ha paralizado la toma de decisiones”, es decir, los procesos administrativos que se debían cumplir para realizar las obras que pueden generar algún grado de impacto en el ambiente.

Para Nelson Vivas, vocero de la ONG Cabildo Verde, de Villavicencio, y Camilo Prieto, vocero de la Fundación Movimiento Ambientalista Colombiano, es un claro golpe contra la protección ambiental y confirma su visión alrededor de negar el cambio climático.

Prieto señala que Trump “actúa desde una visión negacionista del cambio climático y hay que partir de ahí” para entender sus decisiones, que básicamente se “alinean con un modelo productivo, el cual asume el impacto ambiental como una externalidad, que no debe ser tenido en cuenta en la producción económica”.

Vivas, además, asegura que Trump revalida sus posiciones políticas, y agrega que es una muestra de que “no le importa nada, porque esto es arrasar árboles y destruir ecosistemas para beneficiarse”.

¿Y el cambio climático?

Vivas insiste en que el negacionismo de Trump frente al cambio climático y sus efectos se confirma con esta decisión, al señalar que “de él no se puede esperar nada” y que ni siquiera con ver lo que pasa en Australia “sigue sin entender el riesgo en el que está la humanidad”.

Vivas dice esto, al recordar que Trump, desde que llegó a la Casa Blanca, ha sido crítico de los movimientos ambientalistas e incluso ha ido en contravía de lo publicado por el propio gobierno norteamericano, como en noviembre del año pasado, cuando desconoció un informe sobre los efectos del cambio climático, que fue presentado en 1.656 páginas, pero que prácticamente enterró con un sencillo: “No lo creo”.

Prieto destaca que al reducir el estándar, “se aumenta la rentabilidad de estas empresas”, pero no se percibe o analiza el deterioro que le generará desestabilidad ambiental a las generaciones futuras. “Trump va en contra de lo que busca el mundo. Tiene una visión retardataria, irresponsable y es un negocio que es rentable para un presente fugaz, pero un pésimo negocio cuando se mira hacia el futuro”.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS Así avanza la situación en australia

Mientras en Australia las llamas siguen ardiendo, pese a las lluvias de esta semana, miles de australianos salieron a las calles ayer en varias ciudades, para pedir la dimisión del primer ministro, Scott Morrison, por su inacción ante los incendios forestales y falta de compromiso contra la crisis climática. “Estos incendios no tienen precedentes, están ardiendo desde septiembre y necesitamos acciones urgentes”, dijo Anneke De Manuel, una de las organizadoras de la protesta, quien fue citada por la Agencia EFE. Los incendios han costado la vida de 26 personas, calcinando más de 2.000 viviendas y ha provocado la muerte de o dejado sin hábitat a unos mil millones de animales.

Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección