<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Jairo les cumple el sueño a los que quieren pedalear en bicicleta en Medellín

En su taller ubicado en Santa Lucía fabrica prototipos a la medida para personas con movilidad reducida.

  • Jairo les cumple el sueño a los que quieren pedalear en bicicleta en Medellín
  • Jairo les cumple el sueño a los que quieren pedalear en bicicleta en Medellín
18 de febrero de 2024
bookmark

Celeste da pedalazos firmes en su nuevo triciclo. No se cambia por nadie, su madre contiene las lágrimas y su hermano Juan José de 11 años camina a su lado. El triciclo, adaptado a la medida para que Celeste haga sus terapias de movilidad mientras se divierte, fue fabricado, pieza por pieza, por Jairo Mejía Vallejo, un paisa emprendedor que encontró en las bicicletas adaptadas la manera de darle cuerda al mundo.

Mejía es uno de los fundadores de Casa Bicirolling Medellín, una compañía artesanal dedicada a promover la movilidad sostenible y ahora a diseñar bicicletas y triciclos para personas con movilidad reducida. “Para mí, esto va más allá de fabricar bicicletas”, dice. “Es sobre crear un espacio donde todos se sientan bienvenidos y valorados. Donde cada persona, sin importar sus habilidades o condiciones, pueda experimentar la libertad y la alegría de moverse sobre ruedas por el mundo”.

Lea también: Joan, el artista religioso de Aranjuez que exporta sus santos y ángeles a Ecuador y Estados Unidos

Detrás de cada triciclo adaptado hay una historia. Jairo dice que la fabricación de estos vehículos va más allá de un simple oficio, es un acto de amor que ha definido su vida por más de una década. “Siempre me habían gustado las bicicletas y las ruedas, pero nunca había hecho parte de ningún colectivo”, recuerda. Hasta que un día todo cambió.

Fue un 31 de octubre. Ese día llegó una invitación del Colectivo SiClas Medellín, que despertó en Mejía una pasión dormida por las bicicletas. Desde entonces, su vida tomó un nuevo rumbo y lo que comenzó como un hobby se convirtió en una misión de vida. Diagonal a la estación Santa Lucía del metro se encuentra el taller donde Mejía y su equipo trabajan para darle vida a sus creaciones. Desde la selección de materiales hasta el último ajuste ergonómico, cada triciclo adaptado es diseñado con atención al detalle.

“Si alguien quiere apoyar para seguir cambiando realidades que se sume como pueda, sea con dinero o con repuestos y accesorios, todo suma para seguir generando sonrisas en las familias”, expresa Mejía, mientras ubica una silla en un triciclo que será su próxima entrega. Un triciclo a la medida e importado puede costar más de $7 millones. Los fabricados por Mejía oscilan entre un $1,5 y $3 millones, según las necesidades y equipamientos.

Los pedalazos de Celeste

Luego de años de búsqueda de un triciclo con las características requeridas, Diana Alejandra Jiménez Vásquez, la mamá de María Celeste y Juan José, encontró a Jairo por las redes sociales y le contó su sueño. La bicicleta fue el traído del niño Dios en diciembre de 2023. “Mis otros dos hijos pudieron disfrutar de una bicicleta a corta edad, en el caso de María Celeste no, debido a que no habían opciones de bicicletas o triciclos adaptados y accesibles en Colombia, solo se conseguían en el exterior”, dice Jiménez.

También puede leer: León Vargas, el artesano del sonido del barrio Aranjuez

María Celeste padece el síndrome de Rett, una mutación genética poco frecuente que afecta el desarrollo cerebral. Los bebés parecen saludables durante los primeros seis meses de vida, pero con el tiempo pierden rápidamente la coordinación, el habla y la capacidad para usar las manos. Luego, los síntomas pueden estabilizarse durante años. Los medicamentos, la fisioterapia y el apoyo nutricional ayudan a controlar síntomas, a evitar complicaciones y a mejorar la cotidianidad.

Jairo les cumple el sueño a los que quieren pedalear en bicicleta en Medellín

Celeste logró caminar a los dos años, luego empezó a perder la habilidad de tener una marcha normal. Ahora con el uso del triciclo ha mejorado en el caminar y hasta sube escaleras de manera autónoma. Con resultados como el de Celeste, ahora Bicirolling se ha propuesto fabricar algunos triciclos para llevar a las ciclovías y lugares como Parques del Río para que las personas con algún impedimento las puedan probar y disfrutar de manera gratuita e incluso, si se adaptan y no tienen cómo pagarlas, se queden con ellas.

La fabricación comienza con una entrevista para tener las medidas, el peso y las necesidades de seguridad del futuro beneficiado. Aclaran qué requiere la persona que necesita el triciclo o la bicicleta, el espacio donde van a tenerlo. La intención es que el producto corresponda a las necesidades. Ya con la información, Jairo y sus compañeros eligen los accesorios como llantas, sillas, frenos y los tubos metálicos que a través del corte, doblaje en la matriz y soldadura, se convierten en marcos que se ensamblan.

Luego del ensamble, se realiza el segundo encuentro para verificar que todas las necesidades estén en orden o de lo contrario realizan ajustes como cambiar el arnés o el manubrio. Los triciclos comparten algunas características como el diseño con la barra caída para facilitar la subida y bajada. Las sillas son de ala ancha y con espaldar para dar seguridad y facilitar un soporte que dé más fuerza en los miembros inferiores para impulsarse. Una de las opciones comunes es la dirección asistida que está en la parte trasera y que en caso de que la persona esté cansada, su acompañante lo puede conducir desde la parte trasera.

En el caso del triciclo de Celeste se le instaló un piñón fijo para que ella gire sus piernas y haga ejercicio. Gran parte de la fabricación de las bicicletas y triciclos comienza por uno de los mayores orgullos de Jairo, una matriz donde realiza sus creaciones. Es una especie de aparejo oxidado el cual le llevó mucho tiempo crear y requirió asesorías de los maestros locales de las bielas y de algunas asesorías de fabricantes del mundo de la bicicleta que le permitieron tener medidas exactas y hasta fabricar en secuencia. Con ella fabrica bicicletas convencionales para condiciones específicas.

Si quiere sumarse a la cruzada de Jairo puede buscar Casa Bicirolling Medellín en redes o llamar al 3128093681. Necesita una cadena y unos pedales más largos para seguirle dando cuerda al mundo.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD