<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Tyche y Ramos: los artífices de la moción de censura

Las denuncias de la abogada Gloria Jaramillo y el debate de control que lideró el concejal Alfredo Ramos provocaron la destitución del secretario Juan David Duque.

  • Tyche y Ramos: los artífices de la moción de censura
  • Tyche y Ramos: los artífices de la moción de censura
22 de noviembre de 2023
bookmark

La inédita moción de censura que terminó con la destitución de Juan David Duque, el secretario Privado de Daniel Quintero, se dio gracias a 15 votos de los 21 concejales, pero tuvo mucho que ver las denuncias publicadas por una ciudadana que se metió hasta la médula a investigar a la Alcaldía para denunciar presuntos casos de corrupción, y en la insistente tarea de un concejal de oposición que nunca se cansó de los desplantes del funcionario a las recurrentes citaciones que le hizo para que respondiera.

Se trata primero de la abogada tributarista Gloria Patricia Jaramillo, conocida en redes como Tyche, la que destapó en agosto los primeros soportes de los escandalosos gastos de la ‘caja mejor’ de la Alcaldía. Estudió miles de recibos que se liberaron a cuenta gotas y publicó las suntuosas compras en su cuenta de X.

Después fue el concejal Alfredo Ramos Maya, quien no cejó en su empeño a pesar de que Juan David Duque, ordenador del gasto de los fondos fijos, no se dignó a dar la cara en el Concejo ante el escándalo. Promovió el debate de moción de censura que se aplicó por primera vez en la historia en Medellín.

Conversamos con ellos tras la moción de censura.

“Hay gastos por $1.000 millones de caja menor”

Tyche y Ramos: los artífices de la moción de censura

La abogada Gloria Jaramillo, conocida en redes como Tyche, fue la que destapó en agosto los escandalosos gastos de la ‘caja menor’. Habla de sus investigaciones y su carrera.

Usted fue la primera que reveló gastos de la ‘caja menor’ de la Alcaldía. ¿Qué papel jugaba Duque?

“Era el ordenador del gasto de lo que se llama el fondo fijo o caja menor del despacho del alcalde. En agosto publiqué una solicitud que había hecho la Contraloría y la respuesta que había dado la Secretaría de Hacienda de cómo se estaba gastando. Ahí lo que se veía era una serie de gastos suntuarios, compra de mercado, gastos excesivos, restaurantes de lujo, cortes de carne caros, incluso de licor”.

¿Cuál fue la diferencia con pasadas alcaldías?

“El tope se había subido en administraciones anteriores hasta el máximo que eran 20 salarios mínimos, pero esta administración amplió el tipo de conceptos en los que se podía gastar. Fuera de eso esta administración era de gastos muy individuales. Mientras que en otras administraciones incluso se podían usar para contratar un catering para una reunión y equis número de almuerzos; en esta eran gastos individuales, eran comida de una, dos o tres personas, comidas en fines de semana a altas horas de la noche. Recibían los viáticos y aparte de eso llegaban con el 100% de las facturas de viajes y se les reembolsaban, estaban teniendo una doble retribución. Había un abuso porque esos gastos son para compras urgentes, necesarias e imprescindibles. Hay gastos por $1.000 millones en el cuatrienio que nadie sabe quién los consumió”.

¿A qué se dedica Gloria?

“Soy abogada, especialista en comercial, tributario y negocio internacionales, me desempeño en la asesoría de empresas. Nunca he tenido vínculos con el sector público, fui contratista hace 15 años, no me gustó y tampoco me interesan cargos de elección popular. Tengo una maestría de gestión estratégica de la información y el conocimiento, lo que hace que tenga un plus en materia de investigación y de fuentes de información”.

¿Cómo empezó esta tarea?

“Siempre me ha gustado investigar, que nadie me siguiera en redes es otra cosa. En 2021 empiezo a ver ciertas cosas que no me cuadraban. Empecé por analizar el discurso, de quién era él (Quintero), el empresario de software. Empecé por revisar sus empresas, todas eran de cero facturación y ahí yo dije, cuál empresario ni que nada. Ahí es donde la historia empieza a no cuadrar. Luego empiezo con su círculo inmediato, sus secretarios, veo que cada uno tiene supuesta experiencia certificada por el mismo Quintero a través de sus empresas, entonces dije bueno, no sólo él es el fake, su grupo inmediato también. Ahí fue que dije que esa persona ha creado una narrativa para vender una historia y no está en capacidad de hacerlo”.

¿Cómo cruza eso con presunta corrupción en la Alcaldía?

“Después del tema de la narrativa, miré lo que empezó a pasar con Telemedellín y los medios fake que contrataban. Necesitaban una estructura y esa estructura era una realidad paralela que él tenía que crear porque lo que nosotros veíamos no era consistente con eso, esa realidad se creaba a través de unos medios, de redes sociales. Empiezo a jalar como ese hilito. Muchos de esos medios eran usados también como un vehículo para la subcontratación de las famosas bodegas. La dinámica cambió, en el año 2020 fue cuando se gestaron gran parte de los escándalos que han salido, pedían los porcentajes de frente, hay contrataciones directas, sale Buen Comienzo y Metroparques. Después de 2021 como que dicen bueno, tenemos que empezar a cuidarnos un poco y empiezan las triangulaciones a través de los contratos interadministrativos, hay un direccionamiento de la subcontratación”.

¿Cuál es su top de investigaciones en estos cuatro años?

“El tema de fondos fijos, sin ser una cuantía alta, fue indignante, creo que es algo que lo hace impactante y es una de las principales sobre todo porque es muy tangible para la gente poder identificar que mientras le estaban negando necesidades básicas, ellos estaban comiendo carne de $300.000. Diría que también todo el tema patrimonial, le he dedicado tiempo a armar la historia patrimonial, cómo ha tenido un incremento que se ha multiplicado año tras año, y ni siquiera corresponde con sus ingresos, lo mismo su esposa. Ese fue un gran escándalo de su núcleo familiar”.

¿Qué podemos esperar de usted en el próximo gobierno?

“Esto se vuelve un hábito y no sólo mío, cualquier persona que en verdad quiera la ciudad debe seguir dando a conocer este tipo de cosas sin importar quien esté. No es una persona, es la forma de administrar”.

Tyche y Ramos: los artífices de la moción de censura

“Este es un triunfo histórico de la ciudad”

Para el concejal Alfredo Ramos, quien ha sido una de las voces más críticas en el Concejo a la gestión del exsecretario Juan David Duque, la moción de censura fue un mensaje para una ciudad que demandaba mayor control de sus instituciones ante las irregularidades que se han denunciado.

¿Qué significa para la ciudad y para el Concejo la moción de censura contra Duque?

“Un triunfo histórico de la ciudad, que creo que ha enviado un mensaje político muy grande en días anteriores de las elecciones, con un cambio y una posición muy clara frente a lo que ha venido pasando, donde cada vez más personas han venido abriendo los ojos frente a toda la corrupción que ha habido. Ese es un primer mensaje, además de lo histórico que ha significado la primera moción de censura en Medellín. Es un triunfo de una ciudad que quería ver más activos sus órganos de control y al Concejo, que como institución estaba en deuda”.

¿Se esperaban los 15 votos?

“No era algo fácil de predecir. Sentía que en el Concejo había un cambio de posición y creo que se entendió mucho el mensaje de elecciones. No era fácil entender hacia dónde podía llegar ese cambio, pero sí sentía que había un ambiente muy diferente y que los concejales sí habían comprendido que había sido un error esa entrega al gobierno cuatro años”.

Hubo cinco votos de concejales que estuvieron en la coalición de Quintero, ¿cómo se explica?

“Creo que ha habido dos temas fundamentales. Uno, el cambio político en la ciudad, las elecciones marcaron un momento diferente, que envía un mensaje a todos los actores políticos, incluyendo los concejales salientes. Lo segundo es que sí había habido un irrespeto en muchos sentidos de Juan David Duque al Concejo. No solo a mí como concejal, por ser de la oposición, sino también en temas como la no respuesta, la no concurrencia a las sesiones, las tutelas que no responde, los desacatos que le ponen. El Concejo vio todo eso en los debates”.

¿Cómo se interpretó esa rueda de prensa del lunes en la que Duque advirtió sobre posibles irregularidades si se votaban?

“Como una amenaza insultante y ofensiva, porque el Concejo siempre ha actuado en derecho. La moción de censura no es un invento y había unas causales muy concretas de las normas, que se habían explicado con mucha claridad. Es decir, no solo el procedimiento, sino la motivación, que es lo que Duque ha venido defendiendo de una forma bastante infantil. Él se quedó con el tema de la excusa, señalando que sí tenía una excusa médica. Pero lo que teníamos claro es que no solo era la excusa, sino la falta de respuesta al Concejo, a los derechos de petición, a los debates, a los jueces. Todo eso es muy diciente y creo que es el fundamento más importante”.

¿Qué decía la carta que les envió Duque antes de la votación?

“Una explicación de cosas que ya había dicho, con consideraciones jurídicas acomodadas. Especialmente la excusa médica. Tenía unos documentos que justificaban supuestamente la inasistencia y también amenazaba al Concejo diciendo que nos denunciaría”.

¿Pueden prosperar algunas de las acciones que él anunció?

“Es una actitud de un perdedor que busca aferrarse a su cargo, a sus malas decisiones y a intentar seguir ocultándonos la información. Pero el debido proceso fue más que respetado y el procedimiento de la moción de censura, como está en el reglamento interno del Concejo y la Constitución. Él sigue pegado a un punto, que son las motivaciones por las que se puede llamar a moción de censura y él cumplía particularmente dos, que eran no haber cumplido con los requerimientos del Concejo y haber incumplido sus funciones. Un Concejo puede sacar a un funcionario por cumplir mal sus funciones, es una sanción política potente. Se cumplió con el proceso, ese anuncio es patada de ahogado”.

Publicó las facturas del fondo fijo que tenía la Secretaría Privada desde 2020, ¿que encontró?

“Apenas estamos haciendo una auditoría muy por encima, porque son muchas facturas. Pero lo que uno puede ver es que a partir de que ese fondo lo toma Juan David Duque, en 2022, se cogió como una plata de bolsillo de él para almorzar todos los días, incumpliendo el más sencillo objetivo de ese fondo fijo que era el de generar unos gastos eventuales de representación. Es un abuso completo y uno lo ve es que casi todos los días hay gastos de almuerzos, en vez de pagar de su bolsillo. Además, son sitios alrededor de la Alpujarra, como si cogiera las facturas, la pagara con su plata y después las legalizara a través del fondo fijo. Estamos hablando de casi $5 millones mensuales en este tipo de almuerzos. No fue capaz de justificar quién hizo el consumo y cuál fue el motivo”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*