<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Los $10.000 millones del sector privado para limpiar el Río León

Estos recursos son invertidos en extraer basura de casi 70 afluentes para evitar desbordamientos. Le contamos el impacto de este programa en el Eje Bananero.

  • Miles de toneladas de desechos y materiales como madera se extraen anualmente de los afluentes del río León, con lo cual se evitan desastres causados por inundaciones. FOTO cortesía augura
    Miles de toneladas de desechos y materiales como madera se extraen anualmente de los afluentes del río León, con lo cual se evitan desastres causados por inundaciones. FOTO cortesía augura
Los $10.000 millones del sector privado para limpiar el Río León
10 de julio de 2021
bookmark

En los últimos tres meses, 200 kilómetros de afluentes del Río León, entre caños y otros ríos, han sido intervenidos buscando que esta cuenca no cause desastres ni afectaciones a las comunidades ribereñas y hacer un aporte a la sostenibilidad ambiental de la zona. En cinco años la inversión ha sido de $10.000 millones.

La operación ha corrido por cuenta de la Asociación de Bananeros de Colombia, Augura, el gremio de las empresas productoras y comercializadoras de banano, como una contribución autónoma por parte de esta entidad privada, según explica Gabriel Elejalde, su director ejecutivo en Urabá.

“Esto es un aporte propio, no por impuestos ni por compensaciones o compromisos por cargas impositivas, es una contribución de los productores y comercializadores de banano para las comunidades ribereñas”, subraya el directivo.

Cabe señalar, que el León es un río de la mayor importancia para Urabá y Antioquia. Limpiar sus afluentes beneficia a las comunidades de manera directa. Según un estudio de Corpourabá (2019), el León tiene una extensión de 160,2 km desde su nacimiento en la Serranía del Abibe hasta su desembocadura en Pisisí o Bahía Colombia. Entre sus principales afluentes están los ríos Vijagual, Carepa, Chigorodó, Zungo y Apartadó. A ese ecosistema hídrico se suman más de 70 caños, muchos de ellos canales al servicio de particulares que reducen el caudal de las aguas y en época de verano “muchos se secan, dejando atrapadas diversas especies de peces que no pueden retornar al cauce del río, generando su muerte y hasta su extinción”, dice Corpourabá. Es decir, es un ecosistema amenazado.

En este contexto nace Relimpia, que incluye tres estrategias de intervención: una manual con grupos de personas que ingresan a las corrientes y extraen de ellas la basura y los desechos. La segunda es una estrategia mecánica que se ejecuta con retroexcavadoras que extraen material como sedimentos y madera fruto de los procesos de deforestación y erosivos de la zona; y una tercera que se ejecuta con dragas para extraer materiales como arena y sedimentos que al acumularse en el fondo terminan generando desbordamientos.

Para Elejalde, Relimpia genera múltiples beneficios: “Hay uno general para las comunidades, el cual busca que en épocas de grandes precipitaciones estas no tengan inundaciones, o que esa clase de eventos generen los menores daños a la actividad agrícola de los campesinos”. Otros aportes se hacen a la sostenibilidad y a la generación de empleo.

En favor de las comunidades

Según Eleázar Palacio Hernández, alcalde de Chigorodó, el proyecto ha traído beneficios para su municipio.

Menciona el caso del caño Malagón, que mantuvo a diez veredas muy afectadas con inundaciones por largo tiempo y que fue intervendido en conjunto con el Dagran (organismo de gestión del riesgo de Antioquia). “Además de ese caño, acabamos de hacer un recorrido por varias zonas y el paso siguiente es sentarnos a definir con Augura qué otras intervenciones se harán”, precisó.

Según los análisis de Corpourabá, el León, en sus partes altas, presenta acumulación de flujos que desencadenan avenidas torrenciales y movimientos en masa, y en las partes medias y bajas presenta desbordamientos e inundaciones. En la cuenca del León, los eventos por inundación tienen una incidencia de dos desastres por año atribuidos a afluentes como los ríos Grande, Apartadó, Carepa, Sucio, y Vijagual, y a canales artificiales construidos para distritos de riego en zonas de cultivo.

Augura definió que el programa Relimpia se mantendrá en el tiempo. Desde 2017, según el balance, se ha logrado la extracción de basura y desechos cercanos a 110 toneladas y 7.000 m3 de madera.

Vanessa Paredes, directora de Corpourabá, asegura que Relimpia realiza un gran aporte al mejoramiento ambiental de la cuenca del León, trabajando de la mano con las administraciones municipales y su corporación. Dice que el proyecto “busca mejorar las condiciones hidráulicas de caños y afluentes en favor de la productividad de las plantaciones y cumplir con un compromiso ambiental”. Su corporación acaba de presentar un proyecto similar para otras cuencas de la región: “esperamos obtener los recursos del Ministerio del Ambiente y sumarnos a esta iniciativa”.

Relimpia busca mantener limpios alrededor de 500 km de la red hidráulica del Eje Bananero

Infográfico

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD