<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

En fotos: vivienda patrimonio de Concepción lleva una década deteriorándose

  • Jaime Arismendy armó un libro: la historia de una familia en que cumplió el testimonio fotográfico del daño a su casa. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    Jaime Arismendy armó un libro: la historia de una familia en que cumplió el testimonio fotográfico del daño a su casa. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • El pago de la deuda a la familia Arismendi Díaz por daños patrimoniales a su casa en pleno parque principal lleva 6 años dilatada por la Alcaldía de este municipio. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    El pago de la deuda a la familia Arismendi Díaz por daños patrimoniales a su casa en pleno parque principal lleva 6 años dilatada por la Alcaldía de este municipio. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • El contratista arruinó los valores arquitectónicos de esta casa de más de 200 años. Así era y así quedó. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    El contratista arruinó los valores arquitectónicos de esta casa de más de 200 años. Así era y así quedó. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • La casa tuvo que ser deshabilitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    La casa tuvo que ser deshabilitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • El pago de la deuda a la familia Arismendi Díaz por daños patrimoniales a su casa en pleno parque principal lleva 6 años dilatada por la Alcaldía de este municipio. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    El pago de la deuda a la familia Arismendi Díaz por daños patrimoniales a su casa en pleno parque principal lleva 6 años dilatada por la Alcaldía de este municipio. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • El contratista arruinó los valores arquitectónicos de esta casa de más de 200 años. Así era y así quedó. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    El contratista arruinó los valores arquitectónicos de esta casa de más de 200 años. Así era y así quedó. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • La casa tuvo que ser deshabitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    La casa tuvo que ser deshabitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • “Si nos obligan a pagar esta deuda en este momento me tocaría cerrar el municipio y acogernos a la ley de quiebra”, dice Jaime Arismendy, propietario de la vivienda. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    “Si nos obligan a pagar esta deuda en este momento me tocaría cerrar el municipio y acogernos a la ley de quiebra”, dice Jaime Arismendy, propietario de la vivienda. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • Jaime Arismendy armo un libro: La historia de una familia en que cumplió el testimonio fotográfico del daño a su casa. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    Jaime Arismendy armo un libro: La historia de una familia en que cumplió el testimonio fotográfico del daño a su casa. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • La casa tuvo que ser deshabilitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    La casa tuvo que ser deshabilitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • Jaime Arismendy armó un libro: la historia de una familia en que cumplió el testimonio fotográfico del daño a su casa. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    El pago de la deuda a la familia Arismendi Díaz por daños patrimoniales a su casa en pleno parque principal lleva 6 años dilatada por la Alcaldía de este municipio. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    El contratista arruinó los valores arquitectónicos de esta casa de más de 200 años. Así era y así quedó. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    La casa tuvo que ser deshabilitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    El pago de la deuda a la familia Arismendi Díaz por daños patrimoniales a su casa en pleno parque principal lleva 6 años dilatada por la Alcaldía de este municipio. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
  • El contratista arruinó los valores arquitectónicos de esta casa de más de 200 años. Así era y así quedó. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    La casa tuvo que ser deshabitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    “Si nos obligan a pagar esta deuda en este momento me tocaría cerrar el municipio y acogernos a la ley de quiebra”, dice Jaime Arismendy, propietario de la vivienda. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    Jaime Arismendy armo un libro: La historia de una familia en que cumplió el testimonio fotográfico del daño a su casa. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
    La casa tuvo que ser deshabilitada por un concepto técnico que determinó riesgos de colapso. Lleva una década deteriorándose. FOTO: JULIO CÉSAR HERRERA
Galería de Imágenes
§SSI_36afd4e4fd36419892e489bd2519453c_SSI§