<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cepal estima que economía colombiana se contraerá 7 % este año

  • Alicia Bárcena es la secretaria de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Foto tomada de la web de Cepal
    Alicia Bárcena es la secretaria de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Foto tomada de la web de Cepal
Ferney Arias Jiménez | Publicado el 16 de diciembre de 2020

América Latina y el Caribe observarán al cierre de este año una disminución del crecimiento económico de -7,7 %, pero tendrá una tasa de crecimiento positiva de 3,7 % en 2021, debido principalmente a un rebote estadístico que, sin embargo, no alcanzará para recuperar los niveles de actividad económica prepandemia del coronavirus (en 2019), indicó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En su Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2020, el organismo de las Naciones Unidas señaló que en un contexto de contracción global, América Latina y el Caribe es la región más golpeada del mundo en desarrollo por la crisis derivada de la covid-19. En la década previa a la pandemia la región mostraba una trayectoria de bajo crecimiento y en 2020 enfrenta una combinación de choques negativos de oferta y demanda sin precedentes, lo que se traduce en la peor crisis económica de los últimos 120 años.

Para Colombia, Cepal calculó una contracción de la economía del 7 %, empeorando la proyección que había hecho en julio de -5,6 %. No obstante, previó que en 2021 habrá una recuperación y se observará un crecimiento de 5 %.

Lea más: Inversión externa caería más en 2020

En el apartado dedicado a Colombia, Cepal mencionó que los severos impactos de la covid-19 en el crecimiento y en el empleo comenzaron a disiparse en la segunda mitad del 2020, cuando las medidas de distanciamiento se flexibilizaron de forma gradual. En el tercer trimestre de 2020 la economía decreció un -9,0 %, caída atenuada por el mayor dinamismo desde septiembre. Las ramas con menores restricciones a su operación, como la agricultura y las actividades inmobiliarias y financieras evidenciaron un mejor desempeño, en tanto que comercio, construcción y minería presentaron los mayores decrecimientos.

“La demanda interna inició su recuperación desde el mes de abril gracias al mejor comportamiento del consumo de los hogares y al impulso sostenido del consumo público, mientras la inversión presenta una fuerte contracción, aunque con tendencia favorable en la segunda parte del año. La inflación anual a noviembre 2020 se ubicó en un 1,49 %, y se proyecta alcance 1,9 % al finalizar el 2020, por debajo de la meta de 3,0 % de las autoridades”, se lee en el reporte.

Además, se indocó que la amplia liquidez suministrada por el Banco de la República y las medidas fiscales de apoyo a los hogares vulnerables y a las empresas, atenuaron la caída de la actividad. Los resultados del mercado laboral del mes de octubre confirman la recuperación con una tasa de desempleo que alcanzó 14,7 %. “La consolidación de esta senda en el cuarto trimestre permite prever un decrecimiento del PIB de 7,0 % en 2020 y una recuperación en 2021 con un crecimiento de 5,0 %”, agrega.

Para Latinoamérica, Cepal explicó que si bien los importantes esfuerzos fiscales y monetarios realizados por los países han permitido mitigar los efectos de la crisis, las consecuencias económicas y sociales de la pandemia han sido exacerbadas por los problemas estructurales que la región arrastra históricamente.

Para el año 2021 se espera una tasa de crecimiento del PIB positiva (3,7 %) que refleja fundamentalmente un rebote estadístico, pero la recuperación del nivel de producto interno bruto (PIB) precrisis será lenta y se alcanzaría recién hacia el año 2024.

Le puede interesar: Minhacienda confirma reforma tributaria a cierre de marzo de 2021

“La dinámica del crecimiento en 2021 está sujeta a una alta incertidumbre relacionada con el riesgo de rebrotes de la pandemia, de la agilidad para producir y distribuir las vacunas y de la capacidad para mantener los estímulos fiscales y monetarios para apoyar la demanda agregada y a los sectores productivos. Avanzar en un crecimiento sostenible e inclusivo requiere de una transformación productiva hacia sectores ambientalmente sostenibles, que favorezcan la generación de empleo y la innovación tecnológica”, señaló Alicia Bárcena, secretaria de la Cepal, a través de un comunicado.

Las debilidades y brechas estructurales históricas de la región, su limitado espacio fiscal, la desigualdad, la escasa cobertura y acceso a la protección social, la elevada informalidad laboral, la heterogeneidad productiva y la baja productividad son centrales para entender el alcance de los efectos de la pandemia en las economías de la región, sus dificultades para implementar políticas que mitiguen estos efectos y los desafíos a la hora de emprender una reactivación económica sostenible e inclusiva.

Si quiere más información:

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección