<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
El invierno de abril
Crítico

Diego Agudelo Gómez

Publicado el 05 de abril de 2019

El invierno de abril

Diego Agudelo Gómez

Crítico de series

No recuerdo una serie que haya generado tanta expectativa como Juego de Tronos. No creo que la razón sea el despliegue de marketing que ha hecho la cadena HBO ni el exceso de publicidad. En un recorrido reciente por la ciudad, vi en un paradero de bus el rostro de Tyrion Lannister, con los ojos iluminados y esa elegante cicatriz que le atraviesa el rostro. La leyenda del afiche decía básicamente que su inteligencia será su condena. La expresión del personaje es solemne, como si estuviera presenciando sucesos inenarrables. En los días siguientes a ese recorrido, vi el mismo afiche en decenas de paraderos pero no sentí invasiva esa publicidad, al contrario, agradecí la presencia —diríase la compañía— de un personaje que nos ha premiado a lo largo de siete temporadas con su lucidez y nihilismo. Especulé también sobre aquello que contemplaban sus ojos.

La séptima temporada terminó al filo de una guerra frontal contra el Rey de la Noche. Los héroes tejieron alianzas con los villanos. Sucedieron encuentros esperados desde los primeros episodios. Se revelaron secretos sobre los que hervían los conflictos más lacerantes. Algunos personajes repudiados de forma unánime fueron despachados al más allá. Las horas más oscuras cercaron a quienes creemos merecedores de ocupar el disputado trono de hierro. ¿Qué rumbo tomará la trama en su recta final? ¿Veremos un desenlace complaciente con nuestros deseos más convencionales? Lo que temo es que esa esperanza que albergamos como espectadores, de ver triunfales a las familias más lastimadas, tendrá una capa de amargura que llenará nuestras semanas de ansiedad. A lo largo de las siete temporadas, el elenco se ha decantado, hemos visto morir a personajes queridos y también, por fortuna, algunas presencias brutales han desaparecido. ¿Cómo podremos soportar el sacrificio de los pocos que quedan? La curiosidad por saber quiénes triunfarán sobre la muerte es quizá una de las razones que generan expectativa global alrededor de esta historia.

Ya casi es invierno

Otra hipótesis que tengo sobre el fenómeno de Juego de Tronos es que la serie nos sumergió durante casi una década en una épica olvidada: héroes que viajan hasta los confines del mundo para descubrir esos vestigios de magia sobre los que se funda su vida, el esplendor de las últimas bestias fantásticas que sobrevuelan reinos que ya no creen en sus propios mitos, travesías sembradas de peligros de las que surgen heroínas con destrezas letales, familias de la realeza enzarzadas en maniobras dignas de alimañas rastreras, oscuros ejércitos que siembran la desolación a su paso, hazañas inauditas que trascienden los linderos que separan la vida de la muerte. La enumeración podría extenderse durante tantas páginas como tiene la obra original de George R. R. Martin, quien tuvo la destreza de escribir un argumento que se alimenta de las mejores obras de fantasía y sin embargo parece algo nuevo, una trama sin precedentes, una historia fundadora.

El próximo 14 de abril se estrenará la temporada más invernal de toda la serie y los fanáticos no piensan en otra cosa. Pululan las especulaciones sobre los giros que tomará la historia. Se hacen apuestas sobre el rosario de muertes que se desencadenará desde los primeros minutos. Guardando las proporciones, hay un planeta entero que gira alrededor de una ficción y espera contemplar esos sucesos que titilan en la mirada de Tyrion Lannister.

Será una digna despedida y Juego de Tronos quedará encumbrada en lo más alto de una época: será un modelo de narración literaria y audiovisual, dará cátedra sobre la creación de personajes, nutrirá la enciclopedia épica que siempre tiene el poder de dar origen a otras historias y, lo más importante, avivará las brasas de esa dimensión mágica que convierte a la humanidad en la especie más insólita de este mundo.

Bienvenido el invierno.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
Juan David Villa

Aplausos y pitos

$titulo

VETERINARIOS

En el Natacha Mejía Castrillón han recuperado 100 tortugas que serán devueltas a su hábitat natural.

$titulo

PIQUES ILEGALES

Las noches de Medellín se ven perturbadas por el irrespetuoso ruido de carros y motocicletas.