<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Literatura afro
Crítico

Esteban Duperly

Publicado el 22 de abril de 2021

Literatura afro

No give up, maan!, de Hazel Robinson. Biblioteca de literatura afrocolombiana. 183 páginas.

Libre para lectura de cualquiera en internet duerme —y esta nota es un intento por despertarla— una estupenda curaduría literaria. Se trata de la Biblioteca de literatura afrocolombiana: dieciocho títulos de autores afro, escritos durante los «últimos doscientos años», según dice la presentación. La mejor narrativa negra colombiana, en suma, desde ensayo hasta poesía, atravesando, desde luego, la novela.

La compilación la hizo el Ministerio de Cultura en 2010 y desde entonces está en el sitio web del Banco de la República. Todos los libros se pueden leer en línea, o descargarlos, e incluso imprimirlos. Un recurso publico y valioso del que, presumo, los lectores no estamos muy al tanto.

Entre los títulos, pues, está esta novela cuya autora escribió por años para el diario El Espectador una columna con un nombre muy sonoro: Meridiano 81, en relación a la posición geográfica de San Andrés, su isla natal. Y la novela No give up, maan! sucede también allá.

La historia desarrolla una premisa literaria clásica: el amor prohibido. En esta oportunidad la génesis es un naufragio del cual rescatan a una mujer a quien la vida le regala un nuevo aire en la isla Henrietta —que luego decidimos llamar San Andrés—. La novela es imprecisa en términos históricos, y ese es su pecado, pero si lo pasamos por alto estaremos ante una bonita historia de amor en tiempos del Atlántico negro, el Caribe del siglo XIX, con esclavos a quienes todavía les late África adentro, y goletas que fondean en tránsito desde Nueva Orleans o Jamaica, y marineros y capitanes, y plantadores de algodón con apellido inglés, y hasta un reverendo.

Un mundo desconocido y ajeno al continente, como siempre nos ha resultado el Archipiélago, pero por lo mismo atractivo y curioso, del que deberíamos estar más atentos. Y, como la ficción se empeña en ser igual a la realidad, la secuencia inicial de No give up, maan! no podría ser otra: un huracán.

Trozo para lectores: «Sail ahoy! Sail ahoy! (vela a lo lejos) Sí, era el caracol, lo anunciaba, pero ¿cuál vela? Según el capitán, que apenas abordaba su nave, no estaba por llegar otra goleta por el momento.

Sail ahoy! Sail ahoy! Sonó la nota larga asordinada anunciando la llegada de la vela. Tenía que ser cierto, era el caracol de la plantación de Benet».

Image

Las estrellas son negras, de Arnoldo Palacios. Biblioteca de literatura afrocolombiana. 140 páginas.

Las estrellas son negras es el gran clásico de la literatura chocoana y Arnoldo Palacios una figura totémica.

La historia narra poco más de día y medio en la vida de Israel, un hombre que tiene hambre. Israel no ha comido, y no comerá a lo largo de toda la novela, porque nada o muy poco tiene para comer, y eso nos pondrá de frente a lo que puede pensar, o hacer, o sentir, o imaginar, o incluso alucinar un hombre con una necesidad elemental insatisfecha. En esta narración habrá miseria, habrá crueldad, habrá brutalidad, pero también brillos poéticos y líricos, y la aparición de la naturaleza, con el río Atrato de primero. Una novela tal vez extrañamente contemporánea para su tiempo —apareció publicada por primera vez en 1949— en la medida en que el personaje no tiene las grandes motivaciones de la literatura más efectiva, y la trama a veces es estática y estancada, como una ciénaga de manglar.

Trozo para lectores: «Dobló hacia la carrera tercera, observando de reojo unos carteles de cine, en la acera del teatro Salón Colombia... Y al divisar transversalmente el frontis color ocre del Palacio Intendencial, lo asaltó el pensamiento de si podía o debía matar al intendente... “Puedo matarlo... el gobierno es el culpable del hambre”».

Enlace a toda la colección de títulos

Image

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
Juan David Villa

Aplausos y pitos

$titulo

ENKA Y DOW
Las dos empresas producirán una nueva resina reciclada (PCR) que mejorará el uso del plástico.

$titulo

ANTHONY EL PITUFO DE ÁVILA
Fue capturado en Nápoles, Italia, por presunto tráfico de drogas, según orden de captura de 2004.