<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Lávese los dientes para cuidar su corazón

  • Mantener una boca saludable se ha correlacionado con una mejor salud general. Hay evidencia científica reciente. FOTO SHUTTERSTOCK
    Mantener una boca saludable se ha correlacionado con una mejor salud general. Hay evidencia científica reciente. FOTO SHUTTERSTOCK
Por Helena Cortés Gómez | Publicado el 28 de septiembre de 2019
en definitiva

La inflamación de las encías afecta el sistema circulatorio y las capacidades cognitivas. Por eso, medidas sencillas como una correcta y frecuente higiene bucal ayudan a su salud general.

Que el bienestar de los dientes se relacione con la salud mental puede ser difícil de imaginar. Así es. Varias investigaciones han detectado el viaje de unos seres microscópicos y oportunistas que una vez en la boca se abren camino, a través del sangrado que producen enfermedades orales como la caries, hacia los pulmones, el corazón e incluso el cerebro.

Desde que se empezó a conocer el código genético de las bacterias, se han identificado relaciones que los investigadores aún no entienden del todo. En la Universidad del Valle, así como en la Javeriana de Cali, dos grupos de investigación, el de Medicina periodontal y el de Ciencias básicas aplicadas a la clínica, se dedican a estudiar conexiones entre las enfermedades orales y las sistémicas (que afectan a todo el cuerpo).

Sandra Milena Moreno Correa, investigadora de los dos, cuenta que las orales más frecuentes son la caries y la enfermedad periodontal, que se identifica por síntomas como el sangrado de las encías al cepillarse los dientes.

Ambas inician por un proceso infeccioso por microorganismos que generan una activación de la respuesta inmune del paciente, lo que a la vez desencadena una manifestación inflamatoria. Esta, de tipo crónico –ya que se desencadena en un tiempo largo–, afecta los tejidos de soporte del diente, la encía, el hueso de la mandíbula y el ligamento periodontal, que son las fibras que unen la raíz del diente con el hueso.

Exponerse a estos procesos inflamatorios por un tiempo extendido, dice Moreno, genera la secreción de sustancias a nivel general que pueden viajar por la sangre y predisponer procesos inflamatorios en otros tejidos distantes a la boca.

Las conexiones

Con las enfermedades respiratorias la relación es más clara porque la cavidad oral comparte, de cierta forma, algunas de las vías respiratorias, sobre todo las superiores. Una investigación, entre otras, llevada a cabo en la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, Estados Unidos, halló que la aspiración de los microorganismos orales podría estar vinculada con neumonía, Epoc (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y exacerbaciones del asma.

Diferentes estudios, unos publicados por Moreno y sus coequiperos en el journal Periodontology en 2000 y en NCBI en el año 2015, reportan que la enfermedad periodontal se relaciona con afecciones como la enfermedad cardiovascular, los trastornos del embarazo como la preeclampsia y el bajo peso al nacer de algunos bebés. También con enfermedad renal y artritis reumatoide. La odontóloga e investigadora agrega que algunos han hecho un análisis y relacionamiento con el Lupus (enfermedad autoinmune).

Incluso hoy en día se está estudiando la relación con afecciones neurológicas como el alzheimer, el párkinson y algunas alteraciones psiquiátricas (ver textualmente).

El viaje de microorganismos por la sangre puede desencadenar este resultado. “Sumado a algún tipo de predisposición genética a trastornos en el circuito eléctrico, la neuroinflamación en el sistema nervioso central podría ayudar a desencadenar enfermedades neurológicas o enfermedades psiquiátricas”.

La inflamación favorecería la formación de una especie de bloqueo en los vasos de las arterias que a su vez podrían iniciar otro tipo de manifestaciones como la embolia, trombosis, el infarto al miocardio y enfermedad cardíaca. “Nosotros hicimos una investigación acerca de la contaminación de las válvulas en pacientes que tienen problemas valvulares. En ellas encontramos bacilos entéricos grannegativos, bacterias que se han descrito y relacionado con la enfermedad periodontal en población colombiana”.

También aparecen en el embarazo. Moreno cuenta que se han encontrado varios estudios que han detectado microorganismos orales causantes de enfermedad periodontal en las placentas de pacientes con preeclampsia. Esta inicia como un proceso que afecta la placenta, genera una hipertensión placentaria –por lo general por algunos procesos inflamatorios–, lo que indicaría una relación estrecha entre estas alteraciones del embarazo y el bajo peso al nacer de algunos bebés. Las placentas infectadas secretan menos factores de crecimiento para el bebé, retrasando su crecimiento y desarrollo.

El recorrido

Estos bacilos entéricos grannegativos llegan a la boca – al menos a la de los colombianos–, a través de la contaminación del cepillo dental alojado en el baño. Estas pueden recorrer hasta un metro de distancia para establecerse en la boca.

“El haberlos encontrado en las válvulas en ese estudio no significa que aseguramos que hayan migrado directamente desde la boca como plantea nuestra hipótesis y la de algunas investigaciones previas”, aclara Moreno. Y dice que no pueden correlacionar con seguridad porque para ello se requieren más exploraciones y tendrían que hacer análisis para saber si es la misma bacteria que estaba en la boca del paciente fue la que llegó al corazón. Un asunto complicado teniendo en cuenta que un individuo no presenta una sola condición y sus hábitos de vida son diversos.

“Sin embargo, sí es un hallazgo bastante interesante que nos puede llevar a pensar que dejar el cepillo en el baño podría generar un daño en la cavidad oral, porque puede contaminar mi boca con estos microorganismos e incluso ser un riesgo para infectar otros tejidos”.

Más ejemplos

Investigadores como Fernando Llambés, Santiago Arias-Herrera y Raúl Caffesse establecen otras relaciones en la revista científica World J Diabetes: con diabetes y mayor complicación de la enfermedad.

Autores más arriesgados incluso sugieren que estas son las responsables de la diabetes porque la inflamación crónica puede generar una alteración en los receptores de la insulina.

Qué hacer

Es importante lavarse los dientes. Eso es obvio, pero hay acciones menos evidentes como guardar el cepillo en un lugar seco y fuera del baño donde no haya humedad, para evitar la proliferación de microorganismos. Será clave tener una buena higiene oral: lavarse los dientes sin afán por mínimo dos minutos y cambiar el cepillo cada tres meses.

No obstante, las inequidades en salud oral son abismales. En 2018, el porcentaje de personas en situación de pobreza multidimensional en Colombia fue del 19,6%, según el Dane, por lo que el cepillo, la seda dental y el enjuague bucal son utensilios de lujo para una parte importante de la población. “Estos elementos son de los más costosos en la canasta familiar”, anota Moreno.

Aunque la tecnología avanza, las condiciones de la boca no mejoran. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades orales afectan a la mitad de la población mundial (3.580 millones de personas), lo que reduce en gran medida la calidad de vida de los afectados. Las caries en dientes permanentes es el trastorno más prevalente.

Todos los que se preocupan por la salud global deberían abogar por poner fin al abandono de la salud oral, después de todo y como descubrió el naturalista Alexander von Humboldt: todo está conectado.

Contexto de la Noticia

Para saber más Qué tiene que ver la boca con el Alzheimer

“En la Universidad de Lancashire Central fuimos los primeros en establecer una conexión con P. gingivalis y con el diagnóstico completo de la enfermedad de Alzheimer. Estudios posteriores han encontrado que esta bacteria, que es responsable de muchas formas de enfermedad de las encías, puede migrar de la boca al cerebro en ratones. Y al ingresar al cerebro, P. gingivalis puede reproducir todos los rasgos característicos de esta condición neurodegenerativa. La reciente investigación en la que se encontró esta conexión brinda evidencia científica muy sólida pero debe interpretarse en contexto. El hecho está relacionado con una serie de otras afecciones y no solo con la enfermedad de las encías.

La investigación existente muestra que otros tipos de bacterias y el virus del herpes tipo I igual se pueden encontrar en los cerebros enfermos de Alzheimer. Las personas con síndrome de Down tienen un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad, al igual que las personas que han sufrido una lesión grave en la cabeza. El estudio muestra que varias afecciones asociadas con la enfermedad cardiovascular pueden aumentar el riesgo de la enfermedad de Alzheimer. Esto sugiere que hay muchas causas con un punto final, y los científicos todavía están tratando de descubrir la conexión”

*Extraído del portal creative commons The Conversation.

Sim K. Singhrao

Investigadora principal en la Facultad de Odontología de la Universidad de Central Lancashire

¿qué sigue? Acciones que garanticen salud oral

Recientemente asociaciones científicas y la Federación Odontológica Colombiana plantearon un proyecto de ley sobre la salud oral para fortalecer la atención de la salud bucodental. Un editorial publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet el 20 de julio de 2019 asegura que “el enfoque actual dominado por el tratamiento, cada vez más tecnológico, intervencionista y especializado no aborda las causas subyacentes de la enfermedad y las desigualdades en la salud oral”. El tratamiento dental es costoso y representa, según cifras de la OMS, una media del 5% del gasto total en salud y el 20% del gasto medio directo en salud en la mayoría de los países de altos ingresos.

Helena Cortés Gómez

Periodista, científica frustrada, errante y enamorada de los perros. Eterna aprendiz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección