<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué significa que Harry y Meghan se aparten de la Monarquía?

  • Muchas interrogantes quedan después del anuncio de Meghan y Harry. FOTO EFE
    Muchas interrogantes quedan después del anuncio de Meghan y Harry. FOTO EFE
Resumen de agencias y Claudia Arango Holguín | Publicado el 09 de enero de 2020

La noticia cogió hasta por sorpresa a la Casa Real Británica que respondió con un comunicado al anuncio hecho en Twitter por los duques de Sussex, Meghan y Harry de “dar un paso atrás” en sus funciones como miembros de la monarquía británica.

Puede leer: ¿Meghan y Harry no quieren ser de la realeza?

Desde el Palacio de Buckingham manifestaron en la noche del miércoles que “comprendían” el deseo del príncipe Harry y su esposa Meghan, de alejarse de sus compromisos con la institución monárquica, pero advirtieron que esa retirada era un tema “complicado” que iba a necesitar “tiempo”. “Las discusiones con el duque y la duquesa de Sussex se hallan en un estado precoz. Comprendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero son cuestiones complicadas que requieren tiempo para ser resueltas”.

En su respectivo comunicado, los duques, que el pasado mayo fueron padres de su primer hijo, Archie, explican que, tras “meses de reflexión y debates internos”, han decidido emprender “una transición” para forjar “un nuevo papel” más moderno dentro de la monarquía.

Para Hernán Olano García, vicerrector de la universidad La Gran Colombia, historiador y experto en temas religiosos y monárquicos, “hacer parte de la línea sucesora para Harry, en quinto o sexto lugar, lo que le hace es vivir ceñido a reglas y protocolos que Meghan no quiere”, y añadió que renunciar es un tema factible, “¿si el tío bisabuelo de Harry renunció a ser rey para casarse con una mujer divorciada, él porque no va a renunciar por una actriz y modelo?”.

Las preguntas que plantearía una renuncia definitiva

Muchas interrogantes deja esta posibilidad, aquí se trata de resolver algunas de ellas.

1. ¿Dónde residirá la pareja?

El matrimonio ha indicado que tiene intención de vivir entre el Reino Unido y América del Norte (posiblemente en Canadá, donde han pasado dos meses y ella residió cuando rodaba la serie Suits), si bien por ahora no se han divulgado detalles concretos.

2. ¿Qué ocurrirá con la vivienda que les regaló la reina Isabel II -Frogmore Cottage- en los terrenos del castillo de Windsor (a las afueras de Londres), donde residen desde hace nueve meses?

Según parece, cuando se encuentren en el Reino Unido, en principio esa seguirá siendo su residencia “base”. La vivienda fue renovada a un costo de 2,8 millones de euros (10 mi millones de pesos aproximadamente) que salió de fondos de los contribuyentes. De momento, se desconoce si adquirirán otra propiedad en América.

3. ¿Cómo planean independizarse financieramente?

En su nueva web oficial, Sussexroyal.com, se indica que la pareja dejará de percibir financiación procedente del llamado Sovereign Grant, que se nutre del dinero del contribuyente. Parte del costo de otras tareas oficiales que desempeña actualmente la pareja es financiada por el príncipe Carlos, padre de Guillermo y heredero a la Corona británica, mientras que otros gastos privados del matrimonio se sufragan con fondos del Ducado de Cornualles, del príncipe de Gales.

No obstante, el tema de la financiación genera interrogantes ya que, por ejemplo, los gastos de los viajes oficiales que realizan Harry y Meghan son cubiertos actualmente por el citado Sovereign Grant. En la web de la pareja se señala que esta lleva a cabo “con orgullo” visitas al extranjero en apoyo de la Reina, lo que hace pensar que seguirán desempeñando esas funciones representativas y financiándolas de esa misma fuente.

4. ¿Desempeñarán puestos de trabajo remunerados en el futuro?

Según Sussexroyal.com, la pareja “valora la capacidad de ganar un ingreso profesional”, algo que prohibe la estructura actual monárquica.

Aunque Harry trabajó en el pasado para el Ejército y Meghan era actriz, parece difícil que puedan combinar un empleo con su estatus real, dado que podría generar un conflicto de intereses.

La pareja ha adelantado que prevé lanzar su propia organización benéfica, SussexRoyal, que agrupará todos sus intereses.

5. ¿Seguirán los contribuyentes británicos costeando las medidas de seguridad que precisan los Sussex?

Por el momento, todo seguirá como hasta ahora. En la mencionada web aluden al engranaje de seguridad armada proporcionado por la Policía Metropolitana de Londres, que ordena a su vez el Ministerio británico de Interior. En esa página oficial se estipula que “el duque y la duquesa de Sussex están clasificados como personas protegidas a nivel internacional, lo que implica este nivel de seguridad”.

Ese tema plantea, no obstante, un problema, pues los miembros de la realeza “considerados no senior” -categoría a la que han elegido acogerse ahora los duques- no tendrían en principio derecho a gozar de esas medidas de seguridad asignadas a la realeza a tiempo completo.

En su conjunto, el coste de la seguridad que rodea a los miembros de la Casa Real británica se cifra en 117 millones de euros anuales (423 mil millones de pesos aproximadamente).

6. ¿Qué ocurrirá con esta cuestión si la pareja reside en Canadá?

Sin duda, la situación plantearía el interrogante de si los canadienses han de contribuir a los costos para su seguridad o financiarles una residencia oficial.

7.¿Perderán Harry y Meghan sus actuales títulos de “Sus Altezas Reales”?

En los comunicados divulgados hasta ahora no se hace mención a esa posibilidad, ni tampoco a que Harry vaya a ser retirado de la línea sucesoria al trono británico.

8. En la práctica, ¿puede funcionar la combinación de trabajo a título privado con el desempeño de funciones reales?

La situación plantea cierta controversia, como ocurrió en 2002 con los Condes de Wessex, que tuvieron que renunciar a sus negocios privados para centrarse a tiempo completo en sus tareas reales, tras ser acusados de aprovecharse financieramente de su estatus real.

Esta es una cronología de esta relación:

Así amaneció la prensa británica este jueves después del anuncio de Meghan y Harry. FOTO EFE
Así amaneció la prensa británica este jueves después del anuncio de Meghan y Harry. FOTO EFE

Contexto de la Noticia

Para saber más Otros casos de pérdida de estatus y renuncias

El más sonado es el que menciona el historiador Hernán Olano García, la abdicación en diciembre de 1936 del rey Eduardo VIII -tío de Isabel- para casarse con Wallis Simpson, una estadounidense divorciada. El caso representó una crisis para la monarquía británica y Eduardo VIII tuvo incluso que exiliarse. En ese momento el papá de Isabel asumió el trono.

Cuando la princesa Diana se divorció del príncipe Carlos, le fue retirado el título de Alteza Real aunque continuó siendo princesa. Ella quería irse a Estados Unidos con sus hijos pero no le fue permitido ya que como explica el diario El Clarín, “la custodia y educación de los hijos príncipes corresponde a la reina”.

Otra que perdió el estatus de Alteza Real fue Fergie, la duquesa de York, al divorciarse del príncipe Andrew. Fergie vive en Estados Unidos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección