<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La historia que Diego y María Luisa crearon para empoderar a las mujeres

  • María Luisa Ortiz y Diego Guarnizo creen en el poder del vestuario para comunicar. FOTO Cortesía Andrés Camilo Suárez Echeverry
    María Luisa Ortiz y Diego Guarnizo creen en el poder del vestuario para comunicar. FOTO Cortesía Andrés Camilo Suárez Echeverry
Por Jonathan Montoya GArcí | Publicado el 24 de julio de 2018

María Luisa Ortiz y Diego Guarnizo no hacen colecciones de moda. Lo de ellos son las temporadas, “como Netflix”, comenta ella. Este martes estrenan en la feria de moda la quinta de su marca SOY, y están felices.

En esta historia que los diseñadores contarán a través del vestuario y los accesorios en los que estuvieron trabajando hay una nueva protagonista. Se trata de Purificación, la mujer que le presta su nombre a esta nueva temporada. La anterior fue María Magdalena.

Ella es de Curití, Santander, y allí trabaja con lo que la tierra colombiana le brinda, plantas con poder curativo que salvan vidas. Como cualquier otra buena temporada, esta tiene un ingrediente de amor; Purificación cree en él y se casa con el galán del pueblo que, según Diego, termina siendo un rufián que se aprovecha de ella y la maltrata. Ahí está otro de los elementos que dan éxito: el drama.

Ese hombre marchita a Purificación, un relato, señalan los diseñadores, en el que se puede reconocer cualquier mujer colombiana.

Y como en muchas series, hay un héroe. En esta es un botánico con el que Purificación, además de intercambiar el conocimiento de los secretos de la tierra, recibe de nuevo el valor que como mujer tiene, “la empodera”, y ella decide irse a Yopal.

Esa, por ahora, es la trama.

Detrás hay mucho

La mujer colombiana como inspiración es un ingrediente recurrente en el trabajo que desarrollan Diego y María Luisa y que esta vez, apoyado por la Fundación Avon, presenta moda al alcance que narra historias implícitas y explícitas de poder femenino.

Diego lo cuenta apasionado, así se le ve cuando habla de los recorridos anteriores, y del más reciente, que han hecho para recoger referencias y armar estos relatos que se convierten en el corazón de sus diseños.

Luego de esas rutas que la pareja de diseñadores se traza por el país para sustentar su oficio, la labor es materializar las historias, el conocimiento y el talento de otras mujeres que los acompañan en el proceso para convertir todo eso en prendas y plasmar cada aprendizaje en ellas, las que terminan hablando de paisajes por sus grafías, por su color, que narran a la mujer y se convierten en elemento de expresión.

Según María Luisa Ortiz, a la mujer se le da poder para escoger y herramientas para que comunique. El vestuario es una de ellas, una especie de medio de comunicación. “Lo que escoges en la mañana para vestirte da un mensaje que quieres compartir”, asegura la diseñadora.

Los mensajes explícitos de esta quinta temporada son, por ejemplo: “Soy poderosa”, eso dicen unos jeans que hacen parte de esta nueva entrega que se podrá comprar por catálogo.

“El mundo no necesita más ropa colgada, sino oír de dónde viene y qué quieres decir con ella”, asegura María Luisa.

Para Diego, ellos son “los chicos raros del paseo”. Lo dice porque desde SOY han querido siempre “probar otras mieles” y lograr algo que según él sea cero excluyente, un proyecto del que ellas se sientan parte. “La pañoleta que vas a ver en la pasarela la puede tener la esposa del gerente de Avon y también la representante de la marca, o la lavandera en Guapi (Cauca)”.

Así ejemplifica el diseñador que lo que hacen es para todas, que es el resultado de una química, que aparentemente es innegable, y que nació hace unos 16 años: la que hay entre ellos dos, Diego y María Luisa. Una unión que se configuró cuando ambos expusieron su amor por lo que es hecho en Colombia, así al comienzo hubieran recibido uno que otro portazo en la cara por ser muy soñadores y tener poca aterrizada su propuesta para lo que exigía el sector en ese momento.

Pero ahora SOY, con cinco temporadas, ya es una serie consolidada. Purificación seguramente recibirá muchos aplausos, pero más que aprobación, lo que ellos buscan es dar a entender, a partir de ese cuento, que no es más que storytelling (el arte de contar una historia), que cada mujer puede ser la protagonista, cambiar su rumbo y empoderarse de sí misma..

Contexto de la Noticia

¿Cómo funciona? El proceso creativo

Para sus colecciones, Diego y María Luisa sacan cartas de colores de las tierras que visitan (los santanderes para la más reciente). Su diseñadora gráfica, Diana Jaramillo, usa un iPad Pro, para crear los diseños de las telas que luego María Luisa, en el mismo dispositivo, transforma en prendas de temporada gracias a la app Prêt-à-Template.

Jonathan Montoya García

Periodista de la Universidad de Antioquia. Interesado en temas de tecnología y cultura. Disfruto del cine y la música.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección