El Idea rompe récord de colocación

  • Hidroituango es uno de los grandes proyectos en los que invirtió el Idea. Es socio del proyecto en un 50.5%
    Hidroituango es uno de los grandes proyectos en los que invirtió el Idea. Es socio del proyecto en un 50.5%

  • 1 Informes comerciales
Publicado el 14 de noviembre de 2017

Aunque debería sentirse muy satisfecho del balance que presentará este año el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (idea), Mauricio Tobón Franco, su gerente, considera que aún le falta mucho por hacer.

En los casi dos años que lleva en el cargo, logró recuperar la función misional del Instituto con el posicionamiento ante sus clientes naturales que son los municipios del departamento de Antioquia, donde volvió a adquirir los niveles que se tuvieron en algún momento de colocación de dinero y de captación, siendo de nuevo su gran aliado. Así mismo logró la consolidación de las filiales como inversiones controladas dentro del Idea con unas perspectivas de desarrollo en cada uno de los negocios que van a permitir, hacia el futuro, generar una mayor cantidad de ingresos y utilidades para el instituto.

Esto explica por qué el balance de 2017 presentará una cifra histórica en el tema de colocación: “por primera vez esta entidad va a colocar más de un billón de pesos y esta será la primera vez que nuestras seis filiales van a dar utilidades”, anticipó Mauricio Tobón.

El buen manejo que le ha dado este economista al instituto le significó el reconocimiento de la Fitch Ratings que le acaba de otorgar la calificación triple A. Volvió a ser el aliado natural de Antioquia en la financiación de importantes obras del departamento como el proyecto Hidroituango, el Ferrocarril de Antioquia, el Puerto Antioquia Urabá, el Túnel de Oriente, el plan Ciclorrutas en Grande y varias centrales hidroeléctricas en las que concentrará su labor a futuro.

No hay que ser un mago para reconocer que su vida es intensa, de mucho trabajo y compromisos importantes. “Acá todo es absolutamente importante y grande. Son muchas decisiones que si no se toman bien no solo ponen en riesgo el patrimonio de Antioquia que está acá, sino tu libertad patrimonial y física”.

¿Cómo decidió aceptar este cargo, en particular con el déficit en el que estaba el instituto?

“Yo estaba en mis actividades particulares y el Gobernador nos invitó a ser parte de este reto. Empezamos en el empalme, vimos una institución muy bonita, grande, con unas posibilidades enormes para el desarrollo de Antioquia. Pero después empezamos a ver serias dificultades financieras. Fundamentalmente por créditos que se aprobaron en el pasado, en anteriores administraciones, que no se hicieron con la suficiente responsabilidad en materia de análisis de riesgo y que hoy tienen más o menos 230.000 millones de pesos de la entidad en cartera de muy mala calificación. Además, en algún periodo del IDEA se alejaron bastante de nuestra función misional de ser un banco de fomento. Dejaron de colocar, de captar. Eso sumado a una mala cartera, y al no desarrollo de nuestra función puso a la entidad a perder 27.800 millones de pesos, como la encontramos en 2015. Lo que nunca había pasado en la historia del instituto: los niveles de captación en el piso, los de colocación. Nosotros somos un banco de desarrollo. Tenemos que estar en las grandes obras del departamento. Tenemos que estar como estamos ahora, en la financiación del Túnel de Oriente; acabamos de aprobar un crédito de 135.000 millones de pesos para vías del Nus, que es la continuidad de la doble calzada de Hatillo hasta Puerto Berrio. Acabamos de prestar otros 85.000 millones para Hatovial para hacer un intercambio vial en Niquía, otro para entrar y salir a Girardota, y uno más en Barbosa. Colocamos un crédito de 100.000 millones de pesos para financiar vías por todo el departamento, donde competimos contra la banca comercial y ganamos por tener unas mejores condiciones”.

¿Cómo logró revertir el déficit y recibir la calificación triple A?

“Nos dedicamos, primero, a volver a nuestro objeto misional. A colocar y a captar, nuevamente a “maletiar”, a ir a los municipios de Antioquia a ofrecerles créditos”.

¿De dónde sacaba recursos para ir funcionando?

“Del ejercicio de capte y coloque, de la intermediación que hacen los bancos. Empezamos a tener mayores niveles de captación, a recoger dineros de Antioquia, de los entes descentralizados de Medellín y a pagarles tasas de interés completamente competitivas con las que opera el sistema financiero, inclusive por encima. Acá había una tendencia inercial y era de no tener una revisión permanente del estado en que se encuentra el mercado en el tema financiero. Nunca ofrecían tasas atractivas para poder captar y nunca entregaban tasas atractivas y competitivas como hacen los bancos para poder colocar. Entregando elementos de competencia y buenas tasas es que hemos venido ganando clientes y dándole la vuelta”.

¿Por qué asegura que se concentrará en producir energía?

“El tema de las rentas de Antioquia está fundamentalmente en el licor, la lotería, en el tema de impuestos de vehículos, impuestos de registros, y en el tema del tabaco. Los recursos del tabaco están pignorados al gobierno nacional para el pago de la deuda del Metro. La más grande ahora es la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA), pero por cambios en el hábito de consumo de los ciudadanos, las ventas tienden a ser cada vez menores. Ya hay más posibilidades de acceso a más licores, desde el vino hasta los whiskeys, los tequilas y demás. La FLA solo produce aguardiente y ron. Los hábitos están cambiando y ahora se consume menos alcohol que en el pasado. Entonces tenemos que encontrar una fuente alternativa de financiación y esa fuente es la energía eléctrica”.

Es un futuro muy presente

“Así es. Mira a EPM: cerca del 80 por ciento de sus ingresos provienen de la generación de energía. Medellín es una ciudad viable, pero es EPM. Tenemos que hacer de Antioquia un departamento viable con la generación de energía”.

¿Es esto por su participación en Hidroituango?

“Nosotros, el Idea, somos socios del 50.5 por ciento aproximadamente, y esta central va a permitir que en 10 municipio de Antioquia los ingresos para inversión se multipliquen entre 1.5 a casi 10 veces por las transferencias que ellos van a otorgar. La generación de energía eléctrica lleva posibilidades a los municipios y al departamento de tener unos mejores ingresos y de que puedan cambiar sus condiciones de vida. Hidroituango, que es una de nuestras filiales, va marchando bien. La primera generación de energía -300 megavatios- entrará en diciembre del 2018, o sea el próximo año. Ese proyecto va a ser de 2.400 megavatios, eso es más o menos el 17 por ciento de la generación de la energía de Colombia. Se espera que tres meses después entren otros 300 megavatios. Sin embargo y de acuerdo con el avance de la obra no van a entrar tres meses después sino en enero de 2019, o sea al mes siguiente. Y luego vienen cada tres meses de a 300 megavatios. Posiblemente, de acuerdo a como vemos los avances de la obra, se van a ir adelantando. Y eso va empezar a tener ingresos para el departamento desde enero de 2019”.

Poner de nuevo en marcha el Ferrocarril de Antioquia es otro de los retos en los que participa el Idea.
Poner de nuevo en marcha el Ferrocarril de Antioquia es otro de los retos en los que participa el Idea.

¿Cuánto invirtió el Idea en esta central?

“Primero se hizo una inversión que fue de más o menos 25 millones de dólares para comprarles las acciones a estos señores, recuerda, cuando hubo lo que llamaron la toma hostil de Álvaro Vásquez y todo ese tema. Y se invirtieron más o menos otros 25.000 millones de pesos. Pero EPM pagó 200.000 millones de pesos al Departamento de Antioquia. O sea que ahí eso quedó cada uno con uno, recibimos una plata que la recibió el gobierno de Luis Alfredo Ramos. De ahí hacia acá no hemos invertido un solo peso. Todo está dentro del contrato BOOMT (sigla en inglés que significa construir, operar, mantener, explotar comercialmente y devolver a los 50 años) que se tiene con EPM. El contrato es: EPM construya, opere, mantenga y nos transfiere en 50 años. De acuerdo con un estudio que hicimos el año pasado con una firma muy conocedora del mercado de la generación de energía eléctrica y que tiene muy bien presupuestado lo que va a ser a futuro el negocio de la energía eléctrica en Colombia, van a ser más o menos unos 350 a 400.000 millones de pesos al año. Que si los dividimos entre dos nos va a tocar a nosotros más o menos unos 200 mil millones de pesos al año”.

¿A partir de cuándo?

“A partir de 2019. Si nos tocan 200.000 al año, 100.000 van a ser para el tema del descuento de flujos futuros de Hidroituango para financiar el ferrocarril y 100.000 vienen al Idea con pagos mensuales. Desde enero o febrero de 2019 empieza a llegar dinero de Hidroituango. Esos recursos van a servir para dos cosas. Uno, para entregarle al departamento y dos para dejar acá para construir más centrales hidroeléctricas. Entonces es por eso que con la Empresa de Generación y Promoción de Energía de Antioquia (Gen+), otra de nuestras filiales, vamos a financiarlas. Ya inauguramos la central Alejandría, en el Oriente antioqueño y estamos financiando las centrales eléctricas de Penderisco, Juan García, Conde y Magallo. El Idea se va a concentrar, en los próximos años, en este negocio de la generación de energía eléctrica”.

¿Qué opina EPM al respecto?

“Nosotros tenemos una muy buena relación con EPM durante esta administración. Hemos compartido información sobre diversos proyectos y EPM no ha encontrado en nosotros un rival de competencia para esos grandes proyectos porque Antioquia tiene tantas posibilidades de generar energía eléctrica a través de nuestros ríos, del sol, de los vientos que cruzan el departamento que todavía hay espacio para ellos, para nosotros, para firmas tan importantes como Celsia. Todos cabemos. Antioquia tiene grandes posibilidades de concentrar su futuro en el negocio de la generación de energía eléctrica como lo ha hecho durante los últimos 60 años, y dentro de los próximos años seguirá teniendo igual o más posibilidades para poder atender la demanda no solamente del país sino para exportar”.

¿Cuáles son las otras filiales, además de Hidroituango?

“Hidroarma, una pequeña central hidroeléctrica que está en proceso de desarrollo entre el departamento de Caldas y Antioquia en la cuenca del rio Arma. Otra es la Empresa de Generación y Promoción de Energía de Antioquia (Gen+), que es una filial que se dedica a desarrollar proyectos de pequeñas centrales hidroeléctricas. Este año empezamos a construir Conde, entre el municipio de Támesis y Valparaíso, Penderisco en el municipio de Urrao, estamos construyendo Juan García que queda en el municipio de Liborina, estamos construyendo San José de la Montaña, en el municipio de San José de la Montaña, y este año inauguramos la central de Alejandría. Y estamos ya con una compañía americana evaluando la posibilidad de montar la primera granja de energía fotovoltaica solar de gran tamaño en Antioquia, posiblemente en el Magdalena Medio. Las otras filiales son la Fiduciaria Central, que es un negocio competido, fuerte, donde tenemos una inversión que ha sido valorada más o menos en 15.000 millones de pesos y que este año va a dar unos 1.300 millones de pesos de utilidad. Luego viene una filial de arrendamiento operativo que se llama Rentan de Antioquia, donde tenemos el 85 por ciento, y la última creación que se llama Valor Más, que creó este gobierno para desarrollar negocios de valor agregado, con la que ganamos el contrato para el recaudo de impuestos de rodamiento del departamento de Antioquia”.

¿Qué proyectos tiene con el municipio de Medellín?

“Estamos prestando los servicios de conectividad en todas las escuelas y hospitales del departamento de Antioquia. El IDEA se ganó un negocio que es la Mesa de Ayuda del municipio de Medellín. Y estamos prestando todo el servicio de instalación y administración de la tecnología de las cámaras de seguridad del Oriente antioqueño, una filial nuestra en la que invertimos 2.000 millones de pesos y este año va a dar unas utilidades cercanas a los mil millones de pesos en el primer año”.

Además de las filiales ustedes tienen unas haciendas. ¿Para qué las utilizan?

“Nosotros tenemos unos activos que son unos bienes inmuebles muy importantes: Montenegro en La Pintada, Fundadores en Arboletes y Manantiales en el Alto de Las Palmas. Las haciendas Montenegro y Fundadores son del proceso de liquidación de Fogansa, donde éramos accionistas. Fundadores la recibimos en dación de pago y por Montenegro pagamos un remanente que había para que quedara del IDEA. Otros bienes menores son un lote en Sabaneta y unos locales aquí en Plaza de la Libertad. En este momento estamos revisando la posibilidad de vender estos activos para entregarle una mayor liquidez al IDEA para el desarrollo de su operación misional que es ser banca de crédito y fomento”.

Contexto de la Noticia