<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Girardota se raja en las obras que les prometió a sus campesinos

Vías con ejecuciones polémicas e incumplimientos en varios programas son las quejas más recurrentes.

  • En la vereda Encenillos, varios ciudadanos trabajan en la reparación de su vía, que debe ser intervenida para evitar su inminente colapso. Ellos ponen la mano de obra y la alcaldía los materiales. FOTO carlos velásquez
    En la vereda Encenillos, varios ciudadanos trabajan en la reparación de su vía, que debe ser intervenida para evitar su inminente colapso. Ellos ponen la mano de obra y la alcaldía los materiales. FOTO carlos velásquez
  • La vía Yarumo -El Palmar, de 4 kilómetros, ya fue pavimentada. Estaba proyectada hasta los límites con Guarne, unos 5,6 km. FOTO cORTESÍA
    La vía Yarumo -El Palmar, de 4 kilómetros, ya fue pavimentada. Estaba proyectada hasta los límites con Guarne, unos 5,6 km. FOTO cORTESÍA
  • Girardota se raja en las obras que les prometió a sus campesinos
  • Girardota se raja en las obras que les prometió a sus campesinos
  • Girardota se raja en las obras que les prometió a sus campesinos

De cal y de arena ha sido la gestión del alcalde Diego Agudelo en el municipio de Girardota. Si bien hay quienes le reconocen el buen foco que les ha puesto a las vías urbanas, en las que es notable la mejoría, a nivel rural lo ejecutado dista mucho de lo prometido.

Para Kevin Bernal, exconcejal y expersonero, “el alcalde ha desatendido lo rural en vías y acueductos, que es lo que piden las comunidades”.

Dice que en 2020, unos días después de iniciado su mandato, tuvo reuniones con los voceros comunales de todas las veredas en las cuales suscribió actas de compromiso de las obras a ejecutar, pero hasta el momento, afirma, no ha cumplido ni la mitad.

“Esas reuniones se llamaron Mesas de Concertación y Progreso, y le aseguro que no ha cumplido ni un 40 %, pero lo más preocupante es que le falta menos de un año para terminar”, asegura Bernal.

Entre lo prometido había placa huellas, acueductos, mejoramientos de vivienda y obras de gestión de riesgo, todo lo que se puede tejer y salir a flote en dos días continuos que duraron las citas, que eran por turnos de dos horas por vereda. Una gran obra prometida fue el acueducto para la vereda San Andrés, donde está el único palenque del Valle de Aburrá, y la obra no se ha hecho, dice.

“En la parte urbana el alcalde ha cumplido un 60%, pero en la parte rural está desfasado, si mucho 10 %”, sugiere Mauricio Restrepo, líder de la vereda El Limonar.

Lo que sí prometió y ejecutó fue la pavimentación de la carretera Yarumo - Guarne, aunque no quedó completa. Esta obra, afirma Joan Saldarriaga, de la Veeduría Girardota Transparente, incluía 5,6 kilómetros y tenía un costo inicial de $9.000 millones.

“Al final solo se hicieron 4 kilómetros y terminó valiendo $11.000 millones, es decir, menos trayecto y más costo”, sostiene en líder comunal.

A las denuncias de la Veeduría les salió al paso la ciudadana María Elena Villamizar Cataño, quien expuso que “la pavimentación de la vía El Palmar - Yarumo es lo mejor que pudieron haber hecho (...), los antecesores hicieron un poquito y no más, ahora que el alcalde Agudelo y los concejales la definen hasta El Palmar en excelentes condiciones, otras personas critican mal la obra, como si estos campesinos no tuvieran derecho, además ellos sufrieron o son víctimas del conflicto”.

De todos modos en el sector celebran la obra, aunque intermedio entre el casco urbano y Yarumo está la vereda Encenillos, donde la vía presenta un desgaste en su pavimento y requiere mejoras.

Hasta allí llegamos buscando las ejecuciones del mandatario -con quien no fue posible hablar para que explicara su gestión- y nos topamos con una comunidad trabajando en convite. Allí, dotados con picos, palas y hasta un motor cortador de pavimento, varios ciudadanos desafiaban el calor del mediodía con el objetivo de dejar el trayecto expedito para la segunda parte de la tarea, el afirmado, que lo hará la alcaldía con su maquinaria.

Orlando Zuleta, uno de los residentes y participante del convite, explicó que esta fue la única manera que tuvo la comunidad para lograr el mejoramiento de su vía: “nosotros ponemos la mano de obra y la Alcaldía pone los materiales, es mejor eso que nada”.

Las polémicas del aire

Desde que era candidato y al inicio de su mandato, Agudelo fue vehemente en controvertir las mediciones de la calidad del aire en el Aburrá, especialmente porque las estaciones ubicadas en su municipio siempre lo señalaban como uno de los más contaminados de la región. Agudelo se hizo sentir y en un convenio con la Universidad de Antioquia instaló sus propios medidores.

A esto le añadió un avance más: en un contrato con una firma Ecolair instaló una planta con tecnología DAC (Captura Directa de Aire), con capacidad de hacer el tratamiento del aire contaminado en el sitio y devolverlo al aire más limpio en una zona de grandes emisiones por la constante actividad industrial.

“Esta planta de ingeniería netamente antioqueña logra captar grandes volúmenes de aire que libera al interior de la planta materiales, gases contaminantes y gases efecto invernadero, los cuales posteriormente se convierten en un insumo industrial aplicable a la biodegradación del plástico, interviniendo directamente su cadena de carbono y brindando una solución con un cierre ambiental completo”, explicó el mandatario en su momento. La torre instalada y sus equipos tiene capacidad de tratar 2’016.000 m3 de aire por semana y captura material particulado, dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, dióxido de carbono y monóxido de carbono, según los anuncios.

Pero la puesta en marcha de esta tecnología no fue suficiente y tras varias denuncias y una acción popular que llegó al Consejo de Estado, el mandatario fue obligado a ejecutar acciones para mejorar la calidad del aire local. Esta sentencia, afirman los voceros comunales de Girardota, hasta ahora no la ha cumplido.

El mandatario tampoco ha podido “chuliar” la promesa hecha a las comunidades de El Limonar, Portachuelo y La Holanda de construirles la vía a San Pedro de los Milagros, que cuesta alrededor de $20.000 millones. El incumplimiento hizo que la comunidad interpusiera una acción popular, que a finales del año pasado fue fallada en sentencia de segunda instancia y obliga a la construcción del tramo.

Cuando la comunidad reclamó la ejecución, el alcalde fue “sincero” y les dijo que el municipio no tenía la capacidad financiera de ejecutar la obra. La comunidad sigue trabajando en convite, cada que caen aguaceros fuertes, para reparar los daños que dejan los aguaceros. Los campesinos, que viven de la agricultura y los lácteos, pasan todas las penurias para mantenerse a flote con sus negocios.

Polémico alumbrado público

Otra gran polémica que se vive en Girardota corre por cuenta de la renovación del alumbrado público, pues esta obra la ofreció EPM a un costo de $18.000 millones y al final le fue asignada de forma directa a la firma Energizando a través de Giracom (la empresa creada por la alcaldía para ejecutar sus proyectos) por $26.000 millones.

Este proyecto, al que el líder Santiago Salazar se refiere como “unas farolas que cuestan cuatro veces más que si el cambio lo hubiese gestionado con EPM”, fue demandado ante el Tribunal Administrativo de Antioquia. Según la Veeduría Girardota Transparente, esta misma firma fue la que ejecutó la renovación del alumbrado público en Itagüí, la tierra del exalcalde y senador Carlos Andrés Trujillo, de quien Agudelo ha sido un aliado político, tal como se evidenció el pasado 31 de octubre, cuando este le reconoció al parlamentario sus buenos oficios ante el ministro de Transporte para que hiciera la promesa de retirar el peaje de Barbosa: “Quiero darle las gracias al senador Carlos Andrés Trujillo por ser la persona que ante el Gobierno Nacional ha gestado semejante gestión”, dijo el alcalde.

Pero el peaje sigue allí mientras a Agudelo le quedan 11 meses para trepar las obras de progreso a las montañas, donde vive más de la tercera parte de la población

La vía Yarumo -El Palmar, de 4 kilómetros, ya fue pavimentada. Estaba proyectada hasta los límites con Guarne, unos 5,6 km. FOTO<b><span class=mln_uppercase_mln> cORTESÍA</span></b>
La vía Yarumo -El Palmar, de 4 kilómetros, ya fue pavimentada. Estaba proyectada hasta los límites con Guarne, unos 5,6 km. FOTO cORTESÍA
millones es el déficit fiscal actual de Girardota, según denuncia la Veeduría Girardota Transparente, que lo considera el más alto en muchos años.

AVANZAN OBRAS DEL NUEVO HOSPITAL

Girardota se raja en las obras que les prometió a sus campesinos

UN LABORATORIO PARA EL CAFÉ

Girardota se raja en las obras que les prometió a sus campesinos

Situado en el barrio Santana, en la zona urbana del municipio, está el laboratorio del Café, un lugar que busca potenciar la localidad para estimular la agricultura del grano. Es un sitio donde se brinda capacitación a las familias del programa de café de calidad, pero también un espacio de aprendizaje y conocimiento. Allí acuden cada día estudiantes y docentes universitarios a aprender las técnicas del procesamiento del grano y a degustar los diferentes tipos de café que se pueden preparar de acuerdo con las metodologías o técnicas utilizadas.

EXPORTACIÓN DE CAFÉ A NORUEGA

Girardota se raja en las obras que les prometió a sus campesinos

Uno de los grandes logros que se le reconocen al alcalde es la manera cómo ha creado una marca propia de café, proyecto en el cual ya hay 30 familias cultivando y produciendo con el objetivo de exportar. En octubre pasado se registró el primer gran logro con la exportación de las primeras cargas. A las veredas Encenillos, La Meseta, Jamundí y El Cano llegaron 15 noruegos a observar los procesos de cultivo y producción y sus paladares y sus corazones fueron conquistados al punto que el café de las montañas de Girardota pasó a las cocinas noruegas.

$1.500

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*