<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Alcalde de Rionegro alerta al gobernador Pérez por riesgo de corrupción en catastro

  • El alcalde de Rionegro siente preocupación por posible reversa de acto que cambió vocación de predios. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
    El alcalde de Rionegro siente preocupación por posible reversa de acto que cambió vocación de predios. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ
Gustavo Ospina Zapata | Publicado el 11 de abril de 2019

En carta al gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, el alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón, envió una alerta por la posible reversa que la Gobernación haría de un acto administrativo que implicaría el paso de varios predios definidos en su localidad como urbanos a rurales, lo cual afectaría el pago de impuestos y, por ende, los ingresos del municipio.

Según el mandatario local, en 2018 la Gobernación acompañó la localidad del Oriente en la modificación de la vocación de varios predios, que pasaron de rurales a urbanos.

En total fueron 297, los cuales figuraban como predios de campesinos humildes que pagaban cuotas irrisorias, cuando tenían un potencial de urbanizables que no solo podían elevar el valor de los predios mismos sino, como consecuencia, incrementar el valor de los impuestos a pagar por la tenencia de los mismos.

El alcalde Rendón puso el siguiente ejemplo: “un predio de un privado con permisos para construir cerca de 170 viviendas/ha figuraba como un terreno de un campesino humilde con una pequeña propiedad rural destinada a la producción agropecuaria y con base en ello pagaba el impuesto. Tributaba por impuesto predial $3 millones al año y pasó a $246 millones. Está cifra es diciente, pero lo es aún más el avalúo con el que quedará ese predio: pasó de valer catastralmente $656 millones a $7.469 millones. Comercialmente, puede tener un precio superior en más de 2 veces a este último valor”.

El Alcalde alertó al gobernador sobre una visita que su despacho recibió en días pasados por parte de funcionarios de la Oficina de Catastro Departamental, en la cual, según la versión del mandatario, los visitantes “anunciaron que reversarían el acto administrativo que ellos mismos expidieron unos meses atrás. Las razones las desconocemos. Esto es muy grave señor Gobernador. Es un esguince peligroso que le harían a la ley y le abre las puertas a la corrupción, la inequidad y a favorecer intereses particulares”, advirtió el Alcalde.

El siguiente es el texto completo de la carta enviada por Rendón el pasado miércoles 10 de abril, de la cual también envió copia al Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo.

“Le escribo para emitir una alerta que estoy seguro es de su Interés y también es una apuesta de su administración: la correcta definición de un predial técnico con un legítimo avalúo catastral.

En 2018, la oficina de Catastro Departamental nos acompañó a dar un paso fundamental en la construcción de equidad y justicia, al pasar 297 predios clasificados como rurales a urbanos, según la normativa vigente. Estos predios son, en su mayoría, grandes hectáreas (ha) de tierra, ahora improductivas o denominadas lotes de engorde que pagan, frente a su valor de mercado, cifras irrisorias o mínimas de impuesto predial, para las posibilidades de licenciamiento urbanístico con las que cuentan. Se trata de terrenos urbanizables que aún no están urbanizados.

En los últimos 18 años, por un plumazo, se convirtieron 750 ha rurales en suelo de expansión urbana, de las cuales hoy 350 son predios urbanizables no urbanizados. Lo anterior es escandaloso si se tiene en cuenta que de las 19.600 ha de extensión total que tiene el municipio, tardamos 476 años en consolidar un casco urbano de 800 ha. Es decir, en 18 años crearon una zona con norma para ser urbana casi igual a la que tardamos 5 siglos en construir.

Para ilustrar con un ejemplo, un predio de un privado con permisos para construir cerca de 170 viviendas/ha figuraba como un terreno de un campesino humilde con una pequeña propiedad rural destinada a la producción agropecuaria y con base en ello pagaba el impuesto. Tributaba por impuesto predial $3 millones al año y pasó a $246 millones. Está cifra es diciente, pero lo es aún más, el avalúo con el que quedará ese predio: pasó de valer catastralmente $656 millones a $7.469 millones. Comercialmente, puede tener un precio superior en más de 2 veces a este último valor.

La alerta la emitimos por una reciente visita de algunos funcionarios de la oficina de Catastro Departamental, quienes anunciaron que reversarían el acto administrativo que ellos mismos expidieron unos meses atrás. Las razones las desconocemos. Esto es muy grave señor Gobernador. Es un esguince peligroso que le harían a la ley y le abre las puertas a la corrupción, la inequidad y a favorecer intereses particulares.

Preocupado y en busca de claridad sobre la pertinencia que estos predios permanezcan dentro de la clasificación catastral como urbanos y así se liquiden los impuestos que les corresponden, tal como su administración nos lo ratificó en 2018 y conforme con la norma, visité al Instituto Geográfico Agustín Codazzi, donde encontré pleno respaldo técnico a estas medidas, por su realidad de mercado, pertinencia, bondad y legalidad.

Señor Gobernador, usted sabe que la razón de tener una correcta definición catastral es que esos tributos se convierten, cuando están bien administrados, con transparencia y rectitud, en recursos e inversiones para el bien común como son, entre otros, salud, educación, equipamiento público y bienestar social. Como usted lo ha pregonado y asumimos legalmente por convicción y apego a la ley, los intereses de privados no pueden ni deben estar por encima de toda una comunidad.

Copio esta comunicación al señor Procurador General de la Nación. Entre más ojos tengamos puestos en este asunto será mejor para los intereses de los rionegreros”.

Al respecto, la Gobernación de Antioquia emitió el siguiente comunicado:

El alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón Cardona, está equivocado al indicar que en la Gerencia de Catastro existen actos de corrupción, dado que esta autoridad catastral en Antioquia tiene la potestad de modificar los sectores urbano y rural de este municipio del Oriente antioqueño.

El municipio de Rionegro en su Plan de Ordenamiento Territorial, tiene clasificados los suelos en: urbano, rural, de expansión, suburbano y protección; mientras que el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, como autoridad catastral nacional, define sólo dos sectores: urbano y rural.

En este sentido el gerente de Catastro departamental, Luis Gonzalo Martínez, explicó que para que un predio de expansión se convierta en urbano, es necesario que el municipio cumpliendo con la norma y los procedimientos catastrales contemplados en los artículos 10, 11, 28 y 85 de la Resolución 70 del año 2011 del IGAC y los artículos 31 y 32 de la Ley 388 de 1997, certifique que los “lotes de engorde” a los que hace alusión en la comunicación enviada al gobernador Luis Pérez Gutiérrez, son urbanos.

De acuerdo con el artículo 31 de la Ley 388 de 1997, un lote será urbano cuando cumpla con los requisitos de urbanismo y estén autorizadas todas las obras en la licencia de urbanización, como: vías, servicios públicos domiciliarios, entre otros.

La Gerencia de Catastro con extrañeza recibió esta denuncia, ya que el municipio solicitó en el año 2018 el cambio de sector. Sin embargo, el secretario de Planeación certifica a los propietarios, que sus inmuebles están en suelo de expansión cuando él mismo, le certificó a la autoridad catastral, que estos predios están en el sector urbano.

La comunidad rechaza la modificación, debido a la incoherencia entre la información dada por el municipio y lo solicitado a catastro departamental. Para la entidad departamental un lote en suelo de expansión es un predio rural.

La autoridad catastral departamental, entendiendo la preocupación del municipio le ha solicitado de manera escrita al alcalde Andrés Julián Rendón Cardona y a través de mesas de trabajo, la certificación de suelo urbano que involucra a 297 predios. A la fecha, el municipio no ha dado ninguna respuesta.

Ha sido tanto el interés de la Gerencia de Catastro por darle tranquilidad al municipio, que elevó consulta al IGAC.

Contexto de la Noticia

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección