<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Dos comandos policiales heridos en combate contra narcos en Murindó

  • Los comandos policiales están entrenados para camuflarse en la maraña, pero esta vez fueron descubiertos por los delincuentes. FOTO: archivo.
    Los comandos policiales están entrenados para camuflarse en la maraña, pero esta vez fueron descubiertos por los delincuentes. FOTO: archivo.
Por: Nelson Matta Colorado | Publicado el 14 de enero de 2020

Dos policías quedaron heridos en un enfrentamiento con miembros del cartel narcotraficante Clan del Golfo, durante un operativo realizado en la subregión antioqueña de Urabá.

Fuentes cercanas al caso le contaron a EL COLOMBIANO que los hechos ocurrieron en la tarde de este lunes 13 de enero, en un paraje rural de la vereda Gedena, a unas tres horas por río del casco urbano de Murindó.

En el marco de la Operación Agamenón II Plus, dos patrullas de reconocimiento adscritas al Comando Jungla de Antinarcóticos y al Comando de Operaciones Especiales (Copes) de la Policía se internaron en la selva. Su propósito era ubicar y capturar a alias “César” o “Tuto”, un supuesto cabecilla del frente Carlos Vásquez del Clan del Golfo.

Aunque los comandos tienen experiencia en acciones de infiltración y camuflaje selvático, fueron descubiertos por miembros del anillo de seguridad del personaje, lo que generó un combate. El reporte inicial de las autoridades señala que resultaron heridos un patrullero del Comando Jungla, con lesiones en el pecho provocadas por esquirlas; y uno del Copes, por un proyectil de fusil que le rozó el cabeza y le produjo un corte superficial.

Los afectados fueron extraídos del área en un helicóptero y llevados a un centro médico. Los delincuentes lograron escapar.

Los habitantes de Murindó y otras localidades del Medio Atrato vienen siendo afectados por la presencia de actores criminales desde el año pasado, en particular del Clan del Golfo y la guerrilla del Eln, los cuales se disputan los corredores fluviales para la instalación de laboratorios de droga y el transporte de los estupefacientes hacia el Golfo de Urabá.

Entre los meses de agosto y noviembre, 2.122 indígenas pertenecientes a 11 comunidades de los resguardos Chajeradó y Murindó, denunciaron ser víctimas de confinamiento y amenazas por parte de dichos grupos ilegales, que invadieron sus territorios e instalaron campos minados.

EL COLOMBIANO recorrió la zona y constató que la situación produjo el desplazamiento forzado de 11 familias (62 personas) al casco urbano de Murindó. La Fuerza Pública y las autoridades civiles intervinieron para mitigar el problema, y aunque en ese momento mermó la tensión, los criminales no abandonaron el territorio.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Resguardos indígenas: confinados por el horror.

Contexto de la Noticia

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección