<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El otro capturado en el caso Villegas sería un exguerrillero

  • FOTO GERMÁN JIMÉNEZ
    FOTO GERMÁN JIMÉNEZ
Por Santiago Cárdenas H. | Publicado el 05 de julio de 2017

Mariano Humberto Zea Ospina es el otro capturado por el caso que enreda al exsecretario de Seguridad, Gustavo Villegas, por el delito de concierto para delinquir agravado por promover una supuesta negociación de sometimiento de cabecillas de “la Oficina”.

Lea: Lo que tiene la Fiscalía contra Gustavo Villegas

Zea Ospina fue capturado el pasado martes por la Dijín en la carrera 49 con la calle 54 del municipio de Itagüí, el mismo día que fue capturado Villegas, pero la información sobre su captura se mantuvo en secreto hasta este miércoles.

En la misma audiencia donde se le imputaron cargos a Villegas se descubrió su nombre. El ente acusador reveló que Zea trabajaba como contratista de la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía de Medellín, y desde anteriores administraciones en temas como resolución pacífica de conflictos y programas de pospenados.

Según indican trabajó en la alcaldía de Alonso Salazar, como contratista ayudando a resolver conflictos en barrios en el Programa Fuerza Joven de la Secretaría de Gobierno.

Hoy la Fiscalía señaló que Zea fue también guerrillero del Eln, pero no precisó más sobre su expediente. Lo que se conoce es que alias “Jimmy”, como se le conocía en los 90, habría hecho parte de un comando en el Oriente antioqueño que realizaba acciones para el Eln. Pues en 1996 estuvo implicado en el secuestro de la ciudadana alemana Brigitte Shoene, una investigación conocida como el Caso Mauss.

Por estos hechos, Zea fue condenado a 25 años de cárcel y aunque se acogió a sentencia anticipada y confesó fue recluido en la cárcel Bellavista.

Al salir de la prisión, Zea comenzó a trabajar para una ONG ayudando a la resolución pacífica de conflictos y programas para pospenados. Y en 2012 se unió a una ONG sueca, que realizaba torneos y formaba escuelas de fútbol en sitios vulnerables entre ellos en el municipio de Anorí, Nordeste antioqueño.

Cuando Villegas fue designado secretario de Seguridad en la alcaldía de Federico Gutiérrez, este llamó a Zea para que lo apoyara en la búsqueda de resolución de conflictos en diferentes zonas de la ciudad. (¿Quién es Gustavo Villegas, el funcionario capturado?)

En 2016 aparece un contrato de Zea con el ITM (Instituto Tecnológico Metropolitano) y la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía de Medellín, donde se le pagó casi 10 millones de pesos “como apoyo del componente formulación e implementación del plan integral de seguridad y convivencia”. Y en el 2017 existe otro documento del ITM, donde aparece Zea en un contrato de 11 meses por un valor de 24 millones de pesos.

Así mismo, se conoce que Zea tuvo contratos con el programa Paz y Reconciliación de Medellín (que atendió a más de 4.000 desmovilizados del bloque Cacique Nutibara de las Auc) y del que fue director Gustavo Villegas, donde muy probablemente lo conoció.

Image

Hoy la Fiscalía afirmó que Zea, además de contratista, habría servido como enlace entre Villegas y Julio Perdomo, alias “el Viejo”, cabecilla de “la Oficina” y quien a su vez fue designado como intermediario por varios jefes de la banda criminal para un sometimiento a la justicia con beneficios judiciales.

El ente acusador señaló además que Villegas habría sacado provecho económico personal de esas labores, representado en el no cobro de extorsiones a su empresa distribuidora de alimentos. Así como mantener bajo los índices de homicidio en Medellín.

Lea: Villegas habría usado su cargo para sacar provecho económico: Fiscalía

El fiscal anotó que Villegas usó bienes de la Alcaldía para estimular el sometimiento de cabecillas de “la Oficina” y no contó con autorización del Gobierno Nacional ni se apoyó en un marco legal para hablar con esa organización al margen de la ley.

Lea: “Pichi Gordo” y Julio Perdomo, relacionados en caso Villegas

Así mismo, se conoció que los abogados de Zea renunciaron a su defensa, porque públicamente dijeron que ellos participaron en las reuniones que se hicieron para estructurar un proyecto de ley que permitiera el sometimiento a la justicia de las organizaciones criminales.

La base de ello no sería el Decreto 1175, sino la ventana de oportunidad que abrió el proceso de paz con la guerrilla de las Farc.

Lea: Las reuniones que enredaron al secretario Villegas

En breve diálogo con EL COLOMBIANO, Villegas alcanzó a decir que está tranquilo con sus actuaciones para propiciar el sometimiento a la justicia de seis exmiembros de la banda “la Terraza”, un proceso que contó con la participación de la misma Fiscalía.

Contexto de la Noticia

Santiago Cárdenas Herrera

Periodista de temas de actualidad en el área digital, comunicador social y periodista con estudios de maestría en Ciencias Sociales.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección