Experimentos escolares llegaron a la estratosfera

Semillero de Astronomía Escolar. Foto Jaime Pérez

Semillero de Astronomía Cosmos

 

Laura Marcela Palacios Muñoz
Aprendiz de Comunicaciones
Prensa Escuela EL COLOMBIANO

Juan Esteban envió un reloj a la estratosfera para medir variaciones en el tiempo, Paula Andrea envió una botella de agua para saber si su contenido se evaporaba o se congelaba y Dana envió una manzana para saber si se descomponía.

Todos ellos hacen parte del Semillero de Astronomía Cosmos de la Institución Educativa Kennedy, sede Minerva. La idea del semillero surgió a raíz de una experiencia para docentes en el Parque Explora.

Estos inquietos por la ciencia dejaron que su curiosidad volara al espacio para darle respuesta a esos interrogantes aparentemente simples que surgen a veces en un aula de clase, en un pasillo, en un patio, en un sofá.

¿Qué pasaría si?, de ahí nació todo. Y de seguro no habría crecido sin la motivación constante de su maestra, Claudia Emilsen.

Prensa Escuela EL COLOMBIANO lo invita a conocer más detalles de estos experimentos escolares, leyendo el artículo ‘Semillero de Astronomía escolar tiene su historia’, escrito por Ramiro Velásquez Gómez, y a pensar que si el universo es infinito, ¿por qué no pueden serlo las posibilidades por explorar y las preguntas por resolver en el proceso de formación de niños y jóvenes?