<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los prontuarios de “Gentil Duarte” y “Mechas” los dos disidentes que habrían sido asesinados en Venezuela

Los cabecillas al parecer murieron en una explosión en Venezuela y eran buscados por ser dos de los narcos y disidentes más peligrosos. Controlaban más de 6.000 hectáreas de coca.

  • Gentil Duarte habría llegado al campamento de Jhon Mechas huyendo de las autoridades colombianas. Estando en Venezuela, ambos cabecillas habrían muerto en una explosión provocada por sus enemigos, quienes pelean por control territorial y rutas de coca.
    Gentil Duarte habría llegado al campamento de Jhon Mechas huyendo de las autoridades colombianas. Estando en Venezuela, ambos cabecillas habrían muerto en una explosión provocada por sus enemigos, quienes pelean por control territorial y rutas de coca.
Nelson Matta Colorado y Daniela Osorio Zuluaga | Publicado el 26 de mayo de 2022

El sonido de una explosión en la madrugada del pasado 4 de mayo habría cogido por sorpresa a dos de los disidentes más buscados del país: Miguel Botache Santillana, alias “Gentil Duarte”, y Javier Alfonso Velosa García, alias Jhon Mechas, quienes controlaban a más de 600 hombres y 6.000 hectáreas de cocaína en todo el país.

Según las sospechas de las autoridades, fueron sus mismos enemigos criminales los que los lograron asesinar al otro lado de la frontera, en el estado venezolano de Zuila, en medio de una disputa de control territorial y rutas del narcotráfico.

Gentil Duarte se convirió en el primer cabecilla en abandonar el Proceso de Paz y en retomar las armas.

Tras por lo menos tres golpes del Ejército en su contra, Duarte huyó al estado fronterizo y comandó desde allá a los más de 600 hombres bajo su mando. Estando en Zuila, el también disidente Jhon Mechas, fue quien lo acogió y protegió con sus tropas en ese lado de la frontera.

De hecho, esa cercanía también le habría costado la vida a Jhon Mechas, quien se encontraba en el lugar de la explosión cuando ocurrieron los hechos según la información que recibió el general Jorge Luis Vargas, director general de la Policía.

Si se confirma su muerte, Gentil Duarte sería el cuarto cabecilla de las disidencias asesinado en Venezuela en los últimos dos años. Los otros tres son Seuxis Pausias Hernández, alias “Jesús Santrich”, Hernán Darío Velásquez, alias “El Paisa” y Henry Castellanos Garzón, alias“Romaña”, quienes pertenecían a otras disidencias que llegaron a combatirse entre sí con las de Gentil Duarte.

El primer disidente

La bandera de Miguel Botache Santillana siempre ha sido la insurgencia. Primero se declaró en rebeldía contra el Estado -volviéndose uno de los comandantes más importantes de las extintas Farc- y luego se volcó en contra de esa misma guerrilla siendo el primero en abandonar el Proceso de Paz y formar su propia banda de dicidentes.

Desconfiado, escurridizo y con buena habilidad para controlar las rutas, Gentil Duarte se convirtió en uno de los hombres más buscados del gobierno colombiano antes de su desmovilización y después de su regreso a las armas.

Según Insight Crime, bajo su coordinación, las disidencias de Duarte y Néstor Gregorio Vera Fernández, alias “Iván Mordisco” se expandieron rápidamente por el país consolidando su accionar en al menos 17 departamentos y tres países: Colombia, Venezuela y Ecuador.

Tras abandonar los diálogos del Acuerdo de Paz a mediados de 2016, Duarte se unió a los antiguos integrantes de los frentes Primero y Séptimo y continuó con la lucha armada y los negocios de narcotráfico, extorsión, minería y secuestro, entre otros.

Botache Santillana nació hace 58 años en Florencia, Caquetá, y en los años 80 fue reclutado por las Farc a sus 14 años. Para ese grupo militó en los departamentos de Caquetá, Putumayo, Guaviare, Meta, Guainía, Vichada y Arauca y llegó a ser comandante del frente Séptimo e integrante del Estado Mayor del bloque Oriental de esa guerrilla.

Actualmente los hombres bajo el mando de Duarte combaten combaten contra la Segunda Marquetalia, liderada por “Iván Márquez”; y contra el ELN y el Clan del Golfo.

De hecho, las autoridades responsabilizaron a las disidencias de Duarte de provocar la oleada de violencia que asotó a Arauca a principios de este año.

En medio de esa guerra cruzada entre estructuras criminales y la Fuerza Pública, Duarte es acusado de asesinar a militares y líderes sociales y de controlar cerca de 6.500 hectáreas de cocaína en Meta, Guaviare y Caquetá. Incluso, duarte se habría ensañado contra sus excompañeros de lucha, pues se le atribuyen los asesinatos de 14 firmantes de la paz que se negaron a retomar las armas y unirse a sus filas.

Por ahora, las autoridades trabajan en confirmar las muertes de Gentil Duarte –por quien la Casa de Nariño llegó a ofrecer hasta 3.000 millones de pesos– y John Mecha, quien es otro de los comandantes más importantes de las disidencias.

Este último ingresó a la guerrilla de las Farc en 1996 y decidió no acogerse al proceso de paz de 2016. Además de sus delitos de extorsión, narcotráfico y reclutamiento forzado, “Mechas” también es acusado del atentado contra un CAI de la policía en Ciudad Bolívar donde murieron dos niños, del ataque al presidente Iván Duque en Cúcuta, y del el asesinato de dos jóvenes de 12 y 18 años en Tibú, Norte de Santander, en octubre de 2021.

Se espera que el mando de las estructuras que ahora se habrían quedado sin líder será retomado por Iván Mordisco, un experimentado exguerillero de las Farc con más de 32 años de experiencia criminal y un fuerte temperamento que le ha hecho la fama de “el más radical” de las disidencias.

Disidencias se esconden en Venezuela

Los asesinatos de cabecillas en territorio venezolano ya no son un escenario extraño. Con la presunta muerte de Gentil Duarte ya serían cuatro los altos mandos de las disidencias de las Farc que murieron al otro lado de la frontera en menos de dos años. De hecho, el gobierno colombiano ha insinuado que la presidencia de Nicolás Maduro resguarda a grupos como el Clan del Golfo, el ELN y las disidencias para que se escondan de las autoridades colombianas. Tras el rumor de la muerte de Jhon Mechas y Duarte, el ministro de Defensa, Diego Molano, arremetió de nuevo contra ese régimen asegurando que “esta es una prueba más, si se llegara a confirmar ese hecho, de que el régimen de Nicolás Maduro protege grupos terroristas y narcotraficantes en su suelo y no los combate”,

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección