<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El clan Torres del Atlántico: la piedra angular del ‘Petrogate’

En las investigaciones de la Fiscalía contra Nicolás Petro Burgos fue protagonista Euclides Torres, el jefe de este cuestionado clan político y empresarial que financió la campaña presidencial de Gustavo Petro.

  • En la columna izquierda de arriba a abajo: Dolcey Torres, Camilo Torres y Armando Benedetti. En la columna derecha de arriba a abajo: Martha Villalba, Karina Llanos Torres y Pedro Flórez. FOTO CORTESÍA
    En la columna izquierda de arriba a abajo: Dolcey Torres, Camilo Torres y Armando Benedetti. En la columna derecha de arriba a abajo: Martha Villalba, Karina Llanos Torres y Pedro Flórez. FOTO CORTESÍA
05 de agosto de 2023
bookmark

En la entrevista que Nicolás Petro Burgos concedió a la revista Semana hubo una constante: cada que le preguntaban por Euclides Torres –la cabeza del llamado clan Torres– siempre respondía: “de eso no puedo hablar, es parte de mi colaboración con la justicia”.

Lea también: Nicolás Petro hizo de la política un lucrativo negocio personal

Hasta ahora el escándalo se ha concentrado en las donaciones que hicieron los cuestionados Santander Lopesierra y Gabriel Hilsaca, pero todo indica que lo que puede llegar a ser más complejo para el presidente Gustavo Petro, o por lo menos para su campaña, es el capítulo del clan Torres.

Los Torres son muy cercanos a Armando Benedetti, que fue motor de la campaña presidencial, y en particular, según trascendió en documentos presentados en la audiencia de medida de aseguramiento a Petro Burgos, Euclides Torres habría financiado la campaña, al menos en el Atlántico.

¿Por qué sería más complicado para el presidente? Porque a diferencia de los recursos de Lopesierra e Hilsaca, que según Nicolás no entraron a la campaña, los dineros de Torres sí habrían entrado.

Y si bien Torres es un empresario sin líos con la justicia, el problema es que si esos dineros no se reportaron al Consejo Nacional Electoral o si con ellos se volaron los topes de financiación permitidos por la ley, la campaña de Petro podría incurrir en delitos.

De acuerdo con la Ley 1864 de agosto de 2017, la violación de los topes puede dar hasta 8 años de cárcel para el gerente de la campaña.

Torres financió la campaña

En el minucioso rastreo de información que realizó la Fiscalía para acusar a Petro Burgos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos salió a flote el nombre del megacontratista Euclides Torres. Según las pesquisas, este cuestionado empresario del Atlántico desempeñó un papel protagónico en el entramado de financiación irregular de la campaña presidencial de Gustavo Petro.

El ente acusador llegó a esa conclusión después de analizar decenas de conversaciones del celular de la exesposa de Petro Burgos, Daysuris Vásquez, quien aseguró que este poderoso empresario, que amasó una fortuna con el negocio del alumbrado público, fue el principal financiador de la campaña de Petro a la Presidencia en el Atlántico.

Y es que en una conversación de junio de 2022 la expareja del hijo del presidente le dijo a una mujer identificada como Michelle Romero que Torres había financiado “toda la campaña”, y agregó que después le dio “contentillo” a Petro Burgos facilitándole un lujoso apartamento en Bogotá para sacarlo de la carrera por la Gobernación del Atlántico.

La Fiscalía detalló que este contratista fue mencionado en múltiples ocasiones en las conversaciones de Vásquez y en ellas se confirmó que tenía alianzas electorales con Armando Benedetti, una persona que fue de la entera confianza de Petro durante la contienda electoral de 2022.

Sobre esta relación política ya se habían conocido pistas, pues el exembajador en Venezuela mencionó a Torres en los audios que le filtró la revista Semana, en los que habló en clave sobre la caída de “las torres gemelas” –al parecer refiriéndose a los Torres– y de $15.000 millones que habrían entrado a la campaña de Petro.

Aunque Benedetti se ha negado a detallar ante la justicia y las autoridades electorales sobre esta financiación, la Fiscalía confirmó que halló información sobre su vínculo con Torres y, de paso, dejó claro que considera pertinente que se cite a los involucrados en esta alianza –incluyendo a Benedetti– para escuchar formalmente sus testimonios.

“La información obtenida en la revisión y análisis de estos chats (de Daysuris Vásquez), aunado a los análisis previos realizados, permiten evidenciar que efectivamente había una relación o vínculo entre Euclides Torres del conocido clan Torres, con la campaña y específicamente con Nicolás Petro, Máximo Noriega y Armando Benedetti”, informó el ente acusador en la audiencia de medida de aseguramiento contra Petro Burgos.

Con estas pesquisas se confirmó lo que hasta ahora era una suposición: que el clan que Torres conformó con miembros de su familia desde hace dos décadas en Puerto Colombia, Atlántico, le inyectó plata al proyecto político con el que Petro aspiró a la Presidencia en búsqueda de retribución electoral y burocrática de parte del ahora presidente.

Las nuevas pistas de la alianza

Petro Burgos señaló que no podía referirse a hechos, circunstancias y personas específicas cuando le preguntaron en la entrevista sobre el papel de Torres en la campaña de su papá, pero la Fiscalía reveló una serie de detalles de esta alianza, que surgieron en conversaciones de Vásquez sobre la puja que se dio por la aspiración a la Gobernación de Atlántico, a la que el hijo del presidente se lanzó en 2019.

En un primer momento, el fiscal Mario Burgos detalló que “el 17 de junio de 2022, en una conversación, Nicolás Petro le dice a Daysuris Vásquez sobre la necesidad de sacar el dinero que tenía en la casa, puesto que tenía una reunión con Euclides Torres”, lo que dejaría en evidencia que el hijo del presidente y el empresario estuvieron moviendo plata.

Después de ese episodio, tras las elecciones presidenciales Torres buscaba ganar poder regional y según los chats que reveló la Fiscalía, planeaba lanzar a su cuñada Martha Villalba a la Gobernación del Atlántico, por lo que intentó mover sus influencias al interior del petrismo para sacar del camino a Petro Burgos y a su candidato, Máximo Noriega, a quien finalmente el Pacto Histórico le negó el aval.

Al respecto, el fiscal Burgos agregó en la audiencia que el 24 de octubre de 2022 Vásquez volvió a hablar con Romero y mencionó que “Euclides, junto a Armando Benedetti y Pedro (Flórez) serían los que estarían apoyando a Martha Villalba a esa candidatura”.

Luego en un chat con Noriega, ese mismo mes, Vásquez reiteró que Torres le facilitó un apartamento a Petro Burgos en Bogotá. “Ustedes de pendejos confiándose en Euclides. Le dieron (a Nicolás Petro) de contentillo el apartamento en Bogotá. A Nicolás hay que aterrizarlo. Se cree la verga ahora que el papá es presidente”, decía la conversación.

Con la revelación de estos chats la Fiscalía expuso que después de financiar la campaña de Petro, el empresario Euclides Torres al parecer intentó sacar provecho político para ganar ventaja en las elecciones de octubre, por medio de la influencia que tienen sus fichas dentro del Pacto Histórico.

Por un lado está Benedetti, quien es un viejo aliado electoral de los Torres, pues en 2018 hizo campaña al Senado con Villalba como fórmula a la Cámara por Atlántico, ambos con aval del Partido de la U. Además, se sabe que el exembajador está endeudado con el megacontratista, ya que en una indagatoria en la Corte Suprema en 2021 se conoció que le debe a Torres $3.600 millones que él le prestó para comprar un apartamento.

Entre tanto, Flórez es una ficha más directa de Torres en las filas del petrismo, ya que gracias a la gestión de Benedetti pudo incluirlo en la lista al Senado del Pacto Histórico. Este senador es una cuota del clan Torres, ya que es el esposo de Karina Llanos Torres, quien es sobrina de Euclides y diputada del Atlántico.

Esta búsqueda de influencias mostró además la telaraña de poder que busca tejer el empresario en torno a su familia, pues Villalba es la esposa de su hermano Camilo Torres, quien fue alcalde de Puerto Colombia. Y, por otro lado, está el representante liberal Dolcey Torres, el hermano de Euclides y Camilo, que le hizo campaña a Petro en el Atlántico y ahora mueve votos a favor de las reformas del Gobierno al interior del liberalismo.

Cuestionamientos al clan Torres

Los Torres juegan a dos bandas para hacer negocios, ya que además del frente político, consolidaron un emporio empresarial en el negocio del alumbrado público. En el desarrollo de esta actividad han sido cuestionados porque Euclides no ha declarado formalmente que tiene un grupo empresarial aunque coordina unas 40 compañías que tienen a cargo millonarias concesiones de alumbrado en el país.

Esa situación ha sido denunciada como un camuflaje empresarial para tapar el presunto oligopolio que han consolidado los Torres desde hace 20 años y que les permitió que les adjudicaran millonarios contratos de alumbrado en municipios del Atlántico, Santander y Valle del Cauca.

Incluso, por cuenta de este entramado de empresas este clan ha estado bajo la lupa de la Superintendencia de Industria y Comercio, pero ese no fue inconveniente para que Petro los recibiera en su campaña, pues este diario encontró imágenes de las redes sociales de Dolcey Torres que registraron cómo Nicolás Petro, Verónica Alcocer y Alfonso Prada hicieron proselitismo junto a este clan político del Atlántico.

Después de concretar esta alianza en las elecciones de 2022, los Torres además recibieron una porción de mermelada, pues el Gobierno nombró a Rafael Bossa como gerente de los Juegos Panamericanos y del Caribe de 2027, que se realizarán en Barranquilla. Bossa es cuñado de Euclides Torres y de acuerdo con el Ministerio del Deporte este evento deportivo costará unos 400 millones de dólares.

Hasta ahora la Fiscalía no ha precisado cuál fue el monto exacto de dinero que el clan Torres le aportó a la campaña presidencial de Petro, pero está evaluando abrir una nueva línea de investigación para conocer en detalle sobre esos aportes teniendo en cuenta el testimonio y pruebas que aportará Petro Burgos tras manifestar que está dispuesto a colaborar con la justicia.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*