<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Sujeto se movió por Bogotá con tantos explosivos como para tumbar un puente

Cayó en una calle del sur de la capital. Tenía en su maleta cordón detonante, pentonita, C4, 5 detonadores no eléctricos, una mecha de seguridad y 7 cartuchos de fusil. Se indagan nexos con ELN y disidencias de Farc.

  • La captura del sujeto que llevaba en su maleta el material explosivo se registró en el sur de Bogotá. Hay indicios de un posible nexo con células del ELN y de las narcodisidencias de las Farc. FOTO Cortesía
    La captura del sujeto que llevaba en su maleta el material explosivo se registró en el sur de Bogotá. Hay indicios de un posible nexo con células del ELN y de las narcodisidencias de las Farc . FOTO Cortesía
Publicado el 25 de octubre de 2022

La carga explosiva que le encontraron en su maleta a un hombre que caminaba tranquilamente por una calle del sur de Bogotá, que fue arrestado este lunes, era suficiente para atacar una base militar o –incluso– derrumbar un puente.

Y si bien logró andar varias cuadras sin problemas, la Policía y la Fiscalía se niegan a hacer pública su identidad por la posible relación que tendría con la intención de un atentado terrorista en la capital del país, fueron los habitantes del barrio El Recuerdo quienes lanzaron la alerta por la actitud sospechosa de este sujeto, el cual nunca antes había sido visto por esa zona.

La alerta derivó en una llamada al cuadrante de Policía, que envió una patrulla para verificar la denuncia e interceptar a una persona que cumpliera con las características descritas por los vecinos: ropa, morral y cabello negros, de tez trigueña y tenis.

Cuando la patrulla lo localizó, y el sujeto se percató de que iban por él, decidió tirar el bolso lleno de explosivos en medio de la calle y comenzar a correr. Quiso huir.

La persecución se registró por unas 6 cuadras, pero al llegar a la esquina de la carrera 13 con calle 71 sur –en el corazón de la localidad de Usme– cayó el sospechoso. “Al buscar en la maleta que arrojó el sujeto, se percatan (los patrulleros) del abundante material explosivo, por lo cual se encienden las alarmas y se activan todos los protocolos de seguridad para evitar incidentes”, expresó el Teniente Coronel Alejandro Rodríguez Correa.

Por eso, se ordenó el despliegue de unidades antiexplosivos para inspeccionar el morral negro. Y ahí fue la sorpresa. Según un investigador, había material explosivo suficiente para una acción terrorista. Había cordón detonante, pentonita, C4, cinco detonadores no eléctricos, una mecha de seguridad y siete cartuchos de fusil. De acuerdo con el analista militar Jairo Delgado, la pentonita –también conocida como anfo– es el explosivo más usado en el conflicto colombiano; generalmente, lo usaron grupos guerrilleros para ejecutar atentados.

“El capturado en Bogotá tenía todos los elementos necesarios para armar un explosivo, es decir que tenía un propósito muy específico. Los materiales tenían diferentes capacidades y características, pero tenía preparada una acción con una carga explosiva fuerte y es probable que Bogotá hubiera sido su escenario clave para la detonación”, aseguró Delgado.

El director de la Policía, general Henry Sanabria, explicó que el sujeto que se fue arrestado con un morral lleno de explosivos podría ser parte de alguna de las células que ELN y las disidencias de las Farc tienen en Bogotá.

“Se tienen tres hipótesis: que este hombre podría pertenecer a un grupo ilegal; que estos explosivos hayan sido hurtados de minas; o que serían producto de enfrentamiento entre bandas”, señaló el general Sanabria.

Luego del procedimiento de captura del sospechoso, del que aún tampoco se conoce su nacionalidad, este fue llevado ante jueces para enviarlo a la cárcel. Sin embargo, las unidades de inteligencia y de Policía Judicial ya tienen encendidas todas las alarmas para lograr articular toda la información y determinar las verdaderas intenciones de este hombre y qué tipo de aliados podría tener.

Todo esto se da en un contexto en el que la ciudad ha estado sometida a diversos ataques con explosivos. Precisamente, a principios de este año, en Bogotá se registró un atentado contra el Comando de Atención Inmediata de la Policía, en el barrio Arborizada Alta, que dejó como saldo 35 personas heridas, entre ellas, siete niños.

A esto se le suman casos de más resonancia como el del ataque dentro Centro Comercial Andino –en el 2017–, donde murieron tres personas y nueve más resultaron heridas. Y el atentado contra la Escuela de Cadetes General Santander, en 2019, en el que el ELN mató a 22 personas y dejó heridas a otras 81 tras detonar un carro bomba.

Además, la Policía y la Fiscalía, al igual que las entidades de la Alcaldía encargadas de brindar apoyo, analizan medidas para evitar que se desate una ola de violencia más dura de la que ya deja más de 19 cadáveres desmembrados en solo un año.

Paulina Mesa Loaiza

Periodista de la sección Actualidad.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección