<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“La guerrilla aún tiene armas y unos 800 menores de edad”: Pinzón

  • Pinzón dijo que su prioridad es atraer volúmenes de inversión, con un esquema de costos que se haga atractivo, sin incertidumbre judicial y legislativa, para que se genere empleo. FOTO Colprensa
    Pinzón dijo que su prioridad es atraer volúmenes de inversión, con un esquema de costos que se haga atractivo, sin incertidumbre judicial y legislativa, para que se genere empleo. FOTO Colprensa
Por óscar andrés sánchez á. | Publicado el 28 de julio de 2017
en definitiva

El exembajador Juan Carlos Pinzón recogerá firmas para presentar su candidatura presidencial. Dice que hay que hacer ajustes al Acuerdo, pero también cumplir lo que sea de ley.

Algunos congresistas de La U lo veían como la esperanza para llegar fuerte a la coalición del santismo. Pero Juan Carlos Pinzón, quien recibió el carné del partido antes de ser nombrado ministro de Defensa, en 2011, dejó la casa para emprender su proyecto político por la presidencia.

En pocas semanas inscribirá un comité cívico para recoger firmas. Agregó que no habla con el presidente Juan Manuel Santos desde que dejó la embajada, en mayo, pero que lo admira y respeta, y reconoce su esfuerzo, al igual que el de Uribe, Pastrana y Gaviria.

En diálogo con EL COLOMBIANO negó que sus críticas a puntos del Acuerdo y su salida de La U sea una estrategia pactada con la Casa de Nariño para desmarcarse de Santos. “Soy de una sola pieza, como decían los abuelos”.

¿La relación de Odebrecht con congresistas de La U precipitó su renuncia?

“Lo venía pensando de tiempo atrás. No parte solo de mis opiniones sino de un análisis con amigos. La motivación central es que la polarización dificulta hablar de los problemas que le importan a la gente. Los ciudadanos no se están sintiendo representados por los partidos y, al mismo tiempo, es necesario crear unas nuevas mayorías”.

¿Y qué es lo que importa hoy a los colombianos?

“Sus bolsillos, su seguridad, la salud, su empleo. Hay una sensación de impunidad y de corrupción. Vengo de un mundo de tecnocracia, del servicio público y del sector privado. Lo que está buscando la gente es a alguien que conozca sus problemas, presente soluciones y gerencie los retos del Estado”.

¿Qué perdió el país que quiera volver a recuperar?

“Colombia tiene que volver a tener sentido de patriotismo. No solo que esté enfocado en el triunfo de nuestros artistas y deportistas, que merecen nuestro reconocimiento, sino también en amor por el país, respeto por los demás y solidaridad con quienes tienen necesidades”.

Ahora sin candidatos, ¿es el principio del fin de La U?

“Eso no es mi prioridad. Cada partido tiene el deber de salir adelante. Respeto mucho a La U, allá hay gente muy buena. Quiero invitar a quienes no se sienten representados y a los sectores políticos, todos sin excepción, que si quieren trabajar poniendo a Colombia por encima, este es el camino”.

Roy dijo que usted tuvo los máximos cargos por La U, sin tener votos, y que como los hijos ingratos, los deja en un momento de dificultad.

“Son decisiones que se toman. Mal haría en entrar en un análisis sobre el partido al que acabo de renunciar. Allá hay gente buena y los puentes han quedado tendido con La U y otros sectores políticos”.

¿Su salida del MinDefensa fue pedida por las Farc?

“No lo sé. Lo que sí es cierto es que nunca cambié de posición. Mientras fui ministro las enfrentamos con contundencia: cayeron cerca de 55 de sus comandantes, incluido su máximo jefe, Alfonso Cano. Al Eln se golpeó duro. También cayeron 42 jefes de bandas criminales. Dejé las Fuerzas Armadas en el punto más alto, no solo en hombres sino en equipos, e hicimos inversiones en su bienestar, subsidios para los soldados, prima de antigüedad a los patrulleros del nivel ejecutivo, primas de comando y apoyo en salud”.

¿Qué logró como embajador en Estados Unidos?

“Subir el presupuesto para Colombia, que no ocurría desde el 2008, conseguir donaciones, como la que recientemente dio el filántropo Howard G. Buffett, y pasar del Plan Colombia a Paz Colombia, que busca llevar el desarrollo a las zonas más apartadas. Hicimos un gran esfuerzo por atraer productos y empresas colombianas a los Estados Unidos y de atraer inversionistas”.

¿Por qué como embajador no hizo las críticas que ahora hace al Acuerdo?

“Nunca apoyé parar la erradicación en el Catatumbo y otras regiones, ni debilitar la aspersión, sobre la base de que es importante evitar que el narcotráfico creciera, y eso está ocurriendo. Me siento orgulloso de que en 2012 y 2013 el país tuvo las cifras más bajas de producción de cocaína en la historia. Cuando era embajador mi deber era trabajar por los intereses de Colombia en Estados Unidos. Siempre que me pidieron una opinión fui franco y transparente, pero con una línea clara, que nunca ha cambiado”.

¿Es hora de que las Farc salgan de la lista de terroristas?

“No, hasta que no entreguen la última arma, el último explosivo, la última caleta, toda la plata conseguida con el narcotráfico, la minería ilegal, los secuestros, las extorsiones y el lavado de activos, y hasta que no devuelvan a los niños, porque todavía tienen 800 menores de edad”.

¿Está de acuerdo con que las Farc inicien su vida como partido en septiembre?

“Ya no hay que mirar por el espejo retrovisor, sino hacia adelante. Frente a lo que esté en el Acuerdo y sea ley o esté en la Constitución, hay que cumplirlo y exigir su aplicación, pero también hacer ajustes razonables y necesarios para la inversión, el crecimiento económico y la tranquilidad de 50 millones de colombianos”.

¿Participaría de la coalición de centro derecha planteada por Uribe y Pastrana?

“Voy a hacer el esfuerzo ciudadano de recoger las firmas, de recorren el país, en los partidos hay gente que está pensando de otra manera. Colombia tiene que estar por encima y, si esa es la manera, pues vamos a alcanzar avances”.

¿Qué es lo primero que ajustaría si fuera elegido presidente el próximo año?

“Es fundamental que llegue la inversión a las áreas más distantes. Hay que hacer consultas, tienen que existir la posibilidad de tomar decisiones que protejan esa inversión y que no impidan el desarrollo”.

¿Cree que el Acuerdo le da impunidad a las Farc?

“Lo mejor que el país hubiera estado unido en la negociación. Las Farc tomaron ventaja de esa situación y sacaron un mejor negocio. Esa es la historia, ahora hay que mirar adelante”.

¿Volvería a autorizar la aspersión aérea?

“Es necesario considerar todas las herramientas para erradicar el narcotráfico. No propongo volver al pasado, pero sí analizar qué es necesario para que el narcotráfico no vuelva a prosperar, pues afecta la seguridad, la tranquilidad y la paz”.

¿Está de acuerdo con el cese bilateral con el Eln?

“Los más importante es que este tipo de grupos renuncien a la violencia, al terrorismo y la criminalidad, para que el Estado pueda no perseguirlos mientras se someten a la justicia. Lo que hace el Eln son actividades delincuenciales”.

¿Las Farc tienen alguna posibilidad de llegar al poder?

“Espero que no, porque su opción de llevar a Colombia hacia un modelo socialista de Venezuela, es inviable. Es un sistema fracasado”.

Contexto de la Noticia

señales personales Su trayectoria académica y pública

Nació en Bogotá el 22 de diciembre de 1971. Es economista de la Universidad Javeriana y tiene una maestría en Economía y otra en Políticas Públicas de la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales Woodrow Wilson de Princeton (Estados Unidos). Ingresó al sector público como secretario privado del Ministro de Hacienda, Juan Manuel Santos (2000 y 2002). Fue vicepresidente de la Asociación Bancaria entre 2003 y 2004. Entre 2004 y 2006 fue representante de Colombia ante la Junta del Banco Mundial, en calidad de asesor. Durante el gobierno de Uribe, fungió como Viceministro de Defensa (2006-2009). En los gobiernos de Juan Manuel Santos se desempeñó como secretario general de Presidencia, ministro de Defensa (2011 - 2015) y Embajador en EE.UU. (2015-2017).

Óscar Andrés Sánchez Á.

Politólogo de la Universidad Nacional, Periodista de la Universidad de Antioquia y maestrando en Gobierno de la Universidad de Medellín. Tratar de entender e interpretar el poder, un reto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección