<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Pomposo recibimiento de Aída Merlano sigue abriendo debate por el tratamiento VIP que le dieron: Fiscalía y Policía se enfrentaron

Los privilegios que ha recibido la condenada excongresista tienen en la mira al general Sanabria. Fiscal Barbosa llama a citación y podría abrir indagaciones.

  • El fiscal Francisco Barbosa citó a reuninón al general de la Policía Henry Sanabria para que rinda cuentas por el recibimiento de Merlano. FOTO: Cortesía
    El fiscal Francisco Barbosa citó a reuninón al general de la Policía Henry Sanabria para que rinda cuentas por el recibimiento de Merlano. FOTO: Cortesía
15 de marzo de 2023
bookmark

La indignación que desató el tratamiento VIP de la condenada excongresista Aída Merlano tras ser deportada desde Venezuela llevó a una dura crítica del fiscal Francisco Barbosa que podría terminar en un expediente judicial y sentando al director de la Policía, el general Henry Sanabria, en un estrado por presunta negligencia.

Y es que como si se tratara de una alta funcionaria del gobierno, entre apretones de manos y sonrisas, fue recibida la reo Merlano, situación que sigue levantando ampolla en todos los sectores que cuestionan los supuestos privilegios que ha recibido.

Sin esposas, pero con accesorios de lujo, Merlano dio hasta una rueda de prensa en la que entregó detalles de su llegada y puso a temblar a los clanes de la Costa con sus declaraciones. Posteriormente, cuando ya no podía cargar su bolso de 7 millones de pesos, una funcionaria de Migración fue la encargada de portarlo.

Lo que para su defensa, en cabeza del abogado Miguel Ángel del Río, ha sido un trato de amabilidad, para personalidades de la política todo se ha tratado de un gran show que parece protagonizado por una estrella de cine.

Por otro lado, para el fiscal Francisco Barbosa, esa especie de trato preferencial para la convicta por corrupción electoral, es más un “espectáculo grotesco” que comienza a despertar posibles líos judiciales.

Hasta el momento el ente acusador responsabiliza a la Policía por haber permitido que la deportación de Merlano se haya convertido en un show mediático, razón por la que ya llamó a citación al director de esa institución, el general Henry Sanabria, para que responda por esos presuntos privilegios.

“Lo importante del escenario es que no puede existir un recibimiento de ese nivel a una persona que es una prófuga de la justicia en Colombia, eso es todo. Es la primera vez que lo veo (...) lo voy a citar a mi oficina (al general Sanabria) para que me explique el procedimiento que ocurrió”, sentenció Barbosa.

Si bien hasta el momento lo que se sabe es que será una reunión que no está dentro del marco de acciones judiciales, durante el encuentro que se hará la próxima semana, la Fiscalía espera determinar claridad en las actuaciones de la Policía, y luego, si corresponde, evaluará el camino para abrir investigaciones posteriores por la intervención pública que se le permitió a Merlano en donde también lanzó puyas al ente investigador.

Ante ese supuesto trato VIP que ha tenido la condenada excongresista, el general Sanabria dijo que todo se ha tratado de mera cortesía y que el proceso no se ha visto afectado hasta el momento. Además, para referirse al caso, el director de la Policía reprodujo una célebre frase en los micrófonos de W Radio: “lo cortés no quita lo valiente” y agregó que Merlano no habló en una rueda de prensa sino que los periodistas la abordaron. “El artículo 20 de la Constitución lo autoriza, el derecho de todo colombiano a informar y a ser informado”, concluyó Sanabria.

Se desvió el debate

En medio de todo el escándalo que va entrando al mundo de la farándula, el ministro de Justicia, Néstor Osuna, criticó que el debate se haya ido hasta los detalles de su recibimiento y que se haya dejado a un lado lo importante que es que finalmente fue deportada y está respondiendo ante la justicia colombiana.

Actualmente, en contra de la exsenadora pesan dos condenas de la Corte Suprema: una de 11 años y 4 meses de prisión por los delitos de corrupción al sufragante, concierto para delinquir y porte o tenencia ilegal de armas de fuego, y otra de 5 años y 6 meses de prisión como coautora del delito de violación de límites de gastos en campañas electorales.

Hasta el momento no se conocen fechas de audiencias contra Merlano. Lo único que se sabe es que la excongresista estaba citada a una diligencia de versión libre ante la Corte Suprema de Justicia dentro de una investigación preliminar por corrupción al sufragante, pero fue aplazada por petición de la defensa.

Mientras tanto, Aída Merlano pasa las noches ahora recluida en la cárcel El Buen Pástor, luego de que su abogado pidiera que fuera recluida en un batallón militar para mayor seguridad, solicitud que por el momento no ha sido presentada ante el Inpec.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*