Xenofobia y la protección de los migrantes, un reto para Colombia

  • Rocío Castañeda es una de las líderes de la campaña Somos Panas Colombia que ha desarrollado durante este año la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados. FOTO Carlos velásquez
    Rocío Castañeda es una de las líderes de la campaña Somos Panas Colombia que ha desarrollado durante este año la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados. FOTO Carlos velásquez
Por juliana gil gutiérrez | Publicado el 29 de octubre de 2018

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) tiene en marcha en el país un proyecto llamado Somos Panas Colombia, con el que pretende concientizar a la población sobre la situación de los migrantes venezolanos y, de esta forma, enfrentar la xenofobia. Además, en el marco de la crisis de este país vecino, con el que compartimos una frontera de más de más de dos mil kilómetros, esta agencia ha trabajado por atender a la población que llega a nuestro país.

Por eso, EL COLOMBIANO habló con Rocío Castañeda, asociada senior de información pública de esa organización.

Cuéntenos de Somos Panas Colombia...

“Es la campaña de Acnur contra la xenofobia. Pretende quitarle oxígeno a esta y estimular la solidaridad hacia las personas venezolanas”.

Ellos llegaron al país por obligación. ¿Cuáles son esas razones por las que están acá?

“Ese es un mensaje que hay que fortalecer. Ellos vinieron por una situación que los fuerza. Aunque en Acnur decimos que no todas las personas que llegan son refugiados, sí cada vez hay una mayor proporción de personas que podrían considerarse como tal. Son seres humanos en un contexto de vulneración de derechos humanos, que tienen falta de acceso a la alimentación, un sistema de salud y que afecta los niveles de desarrollo. Si un niño no come bien, por ejemplo, no tiene cómo crecer bien”.

¿Por qué es difícil que en Colombia se les reconozca como refugiados?

“El procedimiento mismo es complejo, largo y mientras se estudia la solicitud ellos no pueden trabajar de manera regular. En todo caso, a la par de esto hay que reconocer que el Estado colombiano ha hecho esfuerzos importantes como el Permiso Especial de Permanencia (PEP), una medida súper importante que les da acceso a salud, trabajo y educación y los regulariza en su situación migratoria, que es el primer paso para ejercer sus servicios y derechos”.

Aunque no tengan esa categoría de forma oficial, ¿se pueden considerar como refugiados?

“La condición de refugiado es un estado declarativo y está reconocida en el derecho internacional de los refugiados. Efectivamente es mucho mejor si un Estado puede hacer el reconocimiento de esa condición, pero igual hay medidas alternativas. Lo importante es garantizar la protección de las personas”.

¿Por qué está mal afirmar que la llegada de venezolanos se relaciona con la criminalidad?

“Generaliza, resalta un estereotipo que se ha ido creando entre la opinión pública y que no tiene un muestra estadística real. Hay un estudio reciente de la Fundación Ideas para la Paz que concluye que no se puede afirmar que haya una relación directa entre la migración venezolana y el aumento de la criminalidad. Afirmar eso es divulgar una situación anecdótica. Como colombianos sabemos lo que duele eso. Nos han dicho narcotraficantes, ladrones y muchas más cosas en el exterior, pero eso no quiere decir que todos seamos así. Eso cala en la opinión pública y crea un ambiente muy hostil hacia la población venezolana”.

La migración venezolana es un asunto de protección internacional. ¿Colombia cumple con los parámetros que implica un asunto de esta magnitud?

“El gobierno ha hecho unos esfuerzos muy importantes, también en el ámbito local. El desafío es mayor y hay que seguir en esa línea de proteger los derechos de las personas. No se puede negar que la llegada de un millón de personas en un periodo muy corto es un desafío para cualquier Estado. Hay avances, pero quedan todavía retos”.

En Europa han creado campos de refugiados. ¿Acá en Colombia han considerado esta alternativa?

“Para Acnur la opción del campamento de refugiados no es la primera porque tiene muchísimos problemas. Si bien Acnur tiene campamentos de refugiados en otras partes del mundo, no lo considera la primera opción frente a las necesidades de albergue porque implica concentrar a la gente en un lugar, aislarla. Una vez las personas están ahí, que puedan salir a integrarse es complicado. El mismo manejo del campamento lo es, por eso no es lo primero que está sobre la mesa. Hablamos más de intervención local a través de las comunidades de acogida, por eso es importante para Acnur fortalecerlas”.

Contexto de la Noticia

informe Cifras de la migración

· 2,3 millones de personas han salido de Venezuela desde que comenzó la crisis, según Naciones Unidas.

· Brasil, Chile, Argentina y Colombia son los principales destinos de los migrantes.

· Al menos 935.593 venezolanos han cruzado la frontera para establecerse en el país, según datos de Migración Colombia a agosto de 2018.

· 425.695 son empleados informales, según un informe de la Universidad del Rosario.

· Hay 258 millones de migrantes en el mundo según la Organización Internacional Migraciones.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección