<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Vivir del ciclismo, la etapa más dura de conquistar

Los costos de este deporte y la competitividad que crece en Colombia, escollos que se deben superar para encontrar un lugar seguro y mantenerse en la ruta hacia la élite del pedalismo.

  • FOTO CORTESÍA LUIS BARBOSA
    FOTO CORTESÍA LUIS BARBOSA
Publicado el 05 de diciembre de 2021

En la sala de espera del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, en Palmira, Valle, en medio del deleite de un café, el rostro de Edwin Carvajal reflejaba tranquilidad. La zozobra de las horas previas, luego de su participación en el Clásico RCN-2021, había quedado atrás.

Los directivos del equipo Supergiros-Alcaldía de Manizales le confirmaron que seguirá en el plantel por una temporada más. Terminó 77° en la carrera y su líder, Didier Chaparro, sufrió un accidente que lo envió directamente al hospital y con las ilusiones por el piso de acabar en una mejor posición en la clasificación general.

En un deporte en el que los resultados abren o cierran puertas, Carvajal, que compitió en el ciclismo europeo entre 2008 y 2010 y quien goza de respeto en el ámbito nacional por su combatividad como gregario en los equipos, es consciente de que su retiro está más cerca que lejos, pero a sus 38 años siente que aún pude batallar ante lo más selecto de esta disciplina en el país.

Casado y con dos hijos, este antioqueño que en algún momento hizo rifas para cubrir los gastos de una operación de uno de sus pequeños, agradece la nueva oportunidad que le brindan, pues su familia depende de él.

El caso de Carvajal, como el de muchos otros corredores, genera interrogantes: ¿se puede vivir del ciclismo?, ¿qué motiva a ejercer esta especialidad?, ¿los ciclistas tienen quién los asesore para que inviertan bien lo que ganan?, ¿en qué gastan su dinero, ¿carecen de oportunidades ante la demanda de buenos pedalistas en Colombia?

“Es un estilo de vida”

Carvajal, quien a la vez viene haciendo carrera para convertirse en director deportivo, asegura que sí se puede vivir de cuenta de la bicicleta. Dice que estar casi 20 años inmerso en esta práctica da cuenta de ello.

“Ojalá los jóvenes de ahora no vieran la actividad como un sacrificio, pues tienen condiciones para hacer historia. Esto es un trabajo, de responsabilidad. Hay que acostarse temprano, alimentarse bien, es un estilo de vida que muchos no están dispuestos a seguir. Quizá por eso me mantengo vigente, porque lo veo como una pasión y que a mi edad valoren mi experiencia es gratificante. Ojalá más empresas apoyaran este deporte”.

Agrega que en Colombia un ciclista puede ganar desde 800 mil pesos (el equipo pagando la seguridad social) hasta 20 millones de pesos mensuales, dependiendo de sus contratos.

Oportunidad de progreso

Raúl Mesa, entrenador colombiano, dice que la mayoría de los ciclistas criollos salen de las veredas, de los pueblos, que el 90 % son de un estrato humilde y que desde pequeños, al estar en contacto con la bicicleta, ven en esta especialidad una oportunidad, por encima del fútbol, para alcanzar sus metas.

Advierte que no todos logran lo trazado ya que la competitividad es elevada, hay bastantes dificultades para conseguir una cicla y los gastos para mostrar el talento que poseen son altos, por tal motivo muchos se quedan en el camino.

“Quienes logran llegar a la élite es porque en realidad se han esforzado demasiado, como por ejemplo Rigoberto Urán, Nairo Quintana y Egan Bernal. Estar entre los mejores ya es considerado un triunfo”.

Una bicicleta para iniciar en el ciclismo puede costar, mínimo, dos millones de pesos, y son los padres los primeros patrocinadores de los corredores, comenta Mesa.

El orientador relata que la historia de Nairo es similar a la de muchos escarabajos. Los papás les compran una bici sencilla, sin cambios, para que puedan ir a la escuela que les queda a varios kilómetros de distancia de sus casas.

“Entonces los niños no solo se van fortaleciendo físicamente mientras pedalean, sino que se empiezan a entusiasmar porque les rinde en la bicicleta y más cuando alguien les dice que entren a un club porque les ven futuro. Ese es su impulso para que las familias apuesten por ellos. Más adelante, en los sitios de formación, les prestan las ciclas y les dan indumentaria deportiva”.

Cuando reciben sueldo, como manifiesta Édison Muñoz, quien estuvo las últimas cinco temporadas con el Orgullo Paisa, lo gastan en conseguir mejores herramientas de trabajo, también piensan en ayudar a las familias, conseguir casa o montar su propio negocio.

Por ejemplo, los hermanos Aldemar y Yeison Reyes, que vienen de ganar etapas en el Clásico RCN y que pasaron del EPM al Team Medellín, invierten en ganado, o Urán, habilidoso empresario que viene de abrir una tienda deportiva en Miami y este sábado inauguró otra en Llanogrande.

No todo es color de rosa

Cuando se frenó la actividad deportiva en 2020 debido a la pandemia, algunos elencos en el país, debido a la crisis económica, desaparecieron del pelotón, entre ellos el Onion y Ebsa Boyacá. El Supergiros, por su parte, así como otros, sobrevivieron tras los créditos que hicieron en entidades bancarias.

Entre los corredores llama la atención Luis Chía, que tras la clausura del Onion se vio obligado a vender fresas, rodando en bicicleta por las calles de su natal Soacha. “En medio de esa labor también aproveché para entrenarme y no perder ritmo”. No se descuidó ni perdió su ilusión de ser fichado por otro conjunto. Logró reubicarse en el Colnago CM Team, con el que ganó etapa en la Vuelta a Colombia-2021.

Por esos días, el propio Quintana, uno de los ciclistas mejor pagados en el mundo (ver paréntesis), afirmó: “Veo muy bien a la nueva generación de ciclistas de Colombia, pero no sé si seguirá con un proceso adecuado”.

Se refería a que por culpa de la pandemia muchos frenaron su andar, no solo por falta de carreras, también porque las diferentes escuadras entraron en crisis financiera.

“El Gobierno debe echar una mano porque los muchachos están desmotivados, no tienen plata. Si no hay ayuda tendremos un hueco grande”, pide Nairo.

Desde el Ministerio del Deporte, que lidera Guillermo Herrera, se viene apostando a los nuevos talentos, algunos que en 2022 darán el salto al pedalismo de Europa, entre ellos Jesús Peña (BixeExchange), Brandon Rojas y Didier Merchán (Androni).

“Lo más importante es que estamos haciendo uno de los mejores procesos del ciclismo colombiano gracias al respaldo del Gobierno. Venimos rescatando figuras y sacando prospectos porque en la base pocos se fijan”, expresó Luis Cely, director del Colombia Tierra de Atletas.

Algunos corredores respiran al renovar contrato con sus equipos o ser contratados por otros. También, muchos siguen pedaleando con el deseo de volver a mostrar su talento ante la élite, como por ejemplo Edison Muñoz, de 26 años y campeón de la montaña del Clásico RCN 2019, y que se la rebusca por ahora en un taller de bicicletas. El reciente subcampeón del Tour de Girardota comenta que se viene el reto más difícil, “encontrar equipo”. Él, como otros colegas, ya tocan puertas.

187
ciclistas, de 21 equipos, participaron en el último Clásico RCN.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Egan, entre mejores pagados del mundo

Con 24 años, Egan Bernal, campeón del Tour de Francia 2019 y el Giro de Italia 2021, es el quinto ciclista con mejor sueldo en el mundo, luego del ranquin que publicó el diario francés L’Equipe.

El corredor del Ineos recibe 2,8 millones de euros al año, lo que equivale a cerca de 12.000 millones de pesos colombianos. Si bien es una cifra alta, lo que gana mensualmente James Rodríguez, el futbolista colombiano mejor pago, es más sorprendente: recibe 931.541 euros, más de 4 mil millones mensuales. Quien gana más en el pedalismo internacional es el inglés Chris Froome (Israel Cycling), unos 25 mil millones de pesos colombianos. En el top-20 de mejores ingresos están otros dos criollos, Nairo Quintana, en la casilla 19 con un sueldo al año de unos $8 mil millones, y Fernando Gaviria, puesto 20, casi $7 mil millones.

CLAvES CRECE EL NÚMERO DE PRACTICANTES

1
Según datos de la Federación Colombiana de Ciclismo, en el país hay 1.301 ruteros con licencia para correr, 1.141 hombres y 160 mujeres.
2
En Vuelta a Colombia Femenina actuaron 170 corredoras (había extranjeras). En hombres, 173.
3
En el Tour del Porvenir se hicieron presentes 216 pedalistas y en el Tour Femenino, 105.
Jheyner A. Durango Hurtado

Periodista del área de Deportes


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS