<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“Guerreras”, de Dosquebradas, cambian su historia en la cancha

  • La jugadoras del municipio de Dosquebradas son la base de la Selección de Risaralda en su categoría. FOTO Julio César Herrera
    La jugadoras del municipio de Dosquebradas son la base de la Selección de Risaralda en su categoría. FOTO Julio César Herrera
Por Jessica Quintero Serna | Publicado el 16 de enero de 2020
5

anotaciones tiene Mirna Olaya (Ciudad Modelo de Cali), máxima goleadora del torneo.

8:10

a.m. iniciarán las semifinales del babyfútbol masculino y femenino, mañana.

De cariño, Luis Hernando Marín llama a las integrantes del equipo femenino de Dosquebradas las “guerreras de Risaralda”, apelativo que para él se lo han ganado más por sus luchas fuera que dentro de la cancha.

Y es que la participación del elenco risaraldense en el babyfútbol ha sido, como él mismo lo califica, “todo un milagro”, pues son tantas las pruebas y dificultades que han tenido que pasar para llegar a la Marte, que el resultado que obtengan en el torneo pasa a un segundo plano.

El último revés que superaron las 18 menores de edad y los cinco integrantes del cuerpo técnico es el de no contar con un hospedaje en la ciudad durante el evento por falta de recursos, razón por la cual han tenido que viajar en bus constantemente entre Dosquebradas y Medellín.

“Cuando vinimos a la inauguración, hace una semana, asistimos y nos regresamos el mismo sábado, pero como al otro día jugábamos, viajamos nuevamente. Así nos la hemos pasado en todo este Festival”, cuenta Marín, delegado del equipo.

El más reciente desplazamiento fue este lunes, cuando salieron a las 2:00 de la mañana de su municipio para poder estar en Medellín una hora antes de su último encuentro de fase de grupos ante el Inder, el cual estaba programado a las 8:45 a.m.

“Así nos la pasamos los primeros días, yendo y viniendo. Ahora, gracias a la generosidad de varias personas, hemos logrado conseguir un lugar donde quedarnos y también nos están colaborando con la alimentación”, comenta.

Un apartamento cerca al estadio Atanasio Girardot es el lugar en el que han pasado las últimas noches las integrantes de este elenco. Allí tendrán que prolongar su estadía por unos días más, ya que ayer lograron su paso a las semifinales tras superar al conjunto Ciudad Modelo de Cali por 4-3 en los penaltis, tras el empate 1-1 en los 60 minutos reglamentarios.

“Esa es la parte más bonita de la historia, que estas jóvenes le ponen el alma a cada partido; en 2019 fueron terceras y este año, a pesar de las adversidades, quieren ser campeonas”, resalta Carlos Ariel Osorio, entrenador de Dosquebradas.

Están invictas

Pese al desgaste físico que suponen los desplazamiento entre Dosquebradas y Medellín (209 kilómetros, cinco horas, aproximadamente), las risaraldenses han desempeñado un brillante papel en la Marte, pues no han perdido en las cuatro salidas que han tenido en su segunda participación en el babyfútbol (dos victorias y dos empates).

En el primer partido, las del Eje Cafetero vencieron 3-0 a San Simón de Ibagué; en su segunda salida se impusieron 8-0 al cuadro de la vereda Monteverde de Turbo, siendo esta la victoria más abultada de la presente edición del certamen femenino.

En el último encuentro de la primera ronda empataron 1-1 con el Inder Medellín, en el que, dice Sofía Patiño Gálvez, sintieron más fatiga por los traslados.

“Ha sido duro, pero cuando estamos en la cancha se nos olvida lo que hemos pasado y la damos toda. Este año vamos por el título y sabemos que lo lograremos”, comenta la volante que hoy celebra 14 años de edad.

Ella y varias compañeras que este año cumplen esa edad, se despiden del Festival (es de categoría 13-14 años). Por eso y a pesar de los infortunios, las “Guerreras de Risaralda” buscan cambiar su historia en la cancha.

Contexto de la Noticia

Protagonistas .

Image
Paulina Betancour prefirió el judogi
.

Desde hace un año, Paulina Betancour Palacio decidió bajarse de los patines para ser una judoca de tiempo completo. Ese corto periodo ha sido suficiente para destacarse en esta disciplina que eligió por ser su favorita.

“Mi papá, Juan Carlos Betancour, me invitó a practicar judo porque él fue Selección Antioquia y Colombia, y quiso motivarme a mí para seguir su camino”, cuenta Paulina, de 12 años de edad.

Paulina también solía ser patinadora, pero no abandona este deporte del todo, ya que lo practica en sus ratos libres. Asegura que es muy buena en el judo por “la fuerza y la resistencia que tengo gracias al patinaje”.

A esa amalgama de las artes marciales y el patinaje llamó “Judogi”, con la que se destaca en el club Fundadores.

Cortesía Los Paisitas. (Karina Arango Carbonó).

Image
Desde el patinaje llega al medio campo
.

Smith Alejandra Camero comenzó en el patinaje hace más de cinco años en la escuela Kronos. Allí se destacó en las competencias que hacían fuera de la ciudad y, posteriormente, ingresó a Correpatín donde duró poco porque su talento se mostró en otra disciplina.

Al fútbol llegó hace un año y medio en juegos intercolegiados. En una competencia fue elogiada por el técnico Diego Vega y su familia no dudo en apoyarla: “mi papá estaba viendo el partido y el profesor fue a conocerlo, habló con él y le llevó papeles para que hiciera parte del equipo Molinos Bajos de Floridablanca”, dice Smith. Ahora, con la camiseta número 10, es mediocampista y capitana del equipo santandereano, con el que entrena tres veces a la semana para crear, fortalecer y equilibrar el centro de la cancha: “Yo trato de hacerlo siempre con alma y corazón” resalta.

Cortesía Los Paisitas. (Linda Manuela García).

Image
Kateryn, la polifacética número 2
.

No le da miedo jugar donde le indique su entrenador, sabe hacerlo en varias posiciones en el terreno de juego. Su capacidad técnica y su talento con la pelota le permiten demostrar sus condiciones. Su nombre es Kateryn Barrera, futbolista del equipo Panorámico de Pasto.

En su corta experiencia en el fútbol le ha tocado jugar como delantera, volante de marca y, actualmente, se destaca como una de las mejores defensoras del babyfútbol, aunque en el primer partido le ocurrió algo particular.

“El día del debut la portera de mi equipo se golpeó en un choque con otra niña. En ese momento mi entrenador me dijo que me pusiera los guantes y que fuera al arco, sentí un poco de nervios, pero lo hice”.

A pesar de no ser su posición habitual, Kateryn atajó un par jugadas y aportó su granito de arena para que su escuadra no perdiera. Ahora esta polifacética futbolista, desde cualquier posición, quiere dejar el nombre de su departamento en alto.

Cortesía Los Paisitas. (Juan Pablo Torres).

Jessica Quintero Serna

Cuyabra. Comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío. Redactora del área de Deportes.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS