<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

#DirectorPorUnDía | ¡Arriba el telón!, por Dany Alejandro Hoyos

  • Dany Alejandro Hoyos es el director de la sección de Tendencias, por un día, en EL COLOMBIANO. FOTO Carlos Velásquez
    Dany Alejandro Hoyos es el director de la sección de Tendencias, por un día, en EL COLOMBIANO. FOTO Carlos Velásquez
06 de febrero de 2022
bookmark

Cuando la directora Luz María me ofreció ser director por un día, pensé en el maestro Mangiacaprini: ¡Qué compromiso, qué compromiso! Dirigir uno de los periódicos más importantes del país no es un reto fácil. Esperemos estar a la altura, le dije. Además, el área de Tendencias tiene más variantes que el Covid. Afortunadamente todas me apasionan.

Comenzaremos con las escritoras colombianas. No la literatura femenina, sino las escritoras y su forma de describir con sutileza y precisión el detalle, la capacidad de acariciar las cicatrices e iluminar las grietas de la vida con la luz de sus palabras. Como dijo Pilar Quintana: ¡El universo está vivo!

Muchos grupos artísticos no pudieron sostenerse en pandemia y cerraron sus puertas. Haremos un reconocimiento a esos que se fueron, a los que resistieron y a los que tuvieron la valentía de abrir un proyecto artístico, en un país en el que muchos se ufanan de apoyar el arte, pero llaman solo a pedir boletas.

Amo la salsa. Nada me hace vibrar más que la voz prístina de Héctor Lavoe. Sin embargo, siento que la salsa y el rock son géneros hermanos que viven de la nostalgia. Un boom que, por su calidad, su vinculación emocional y social, logra que canciones de hace cuarenta años sigan vigentes. Hoy se hace buena salsa y rock, sin embargo, pregunto, ¿en unos años la salsa será como el tango o el bolero? ¡Ecuahey!

¿Es Colombia un país enfermo mental? ¿Es fácil y accesible un tratamiento psicológico? En esta edición hablaremos de salud mental enfocada en las redes sociales. Qué mueve a una persona para que entre a las redes sociales a insultar, descargar su rabia, su propia miseria y regodearse en la destrucción otro. ¿Será que la desgracia del otro me hace olvidar mi propia desgracia? Muy enfermo eso, ¿no les parece?

¿Comer sano es fácil? Hay tanta información que mucha gente anda perdida y no sabe qué comer. Eso sumado a los que hablan de comer sano desde el privilegio. Amiga date cuenta, en nuestro país muchos no comen lo que quieren, comen lo que pueden. La dieta la decide el bolsillo.

¿Para dónde va el entretenimiento? Ahora el televidente tiene el poder de escoger qué ve y en qué horario, incluso ser parte del propio contenido. ¿Cuál es el camino que sigue? ¿Será el entretenimiento de la inteligencia artificial? Creo que nos convertiremos en una prueba real de la serie Black Mirror. ¡Clic!

Y para finalizar, ¿la crítica se habrá perdido en la niebla de la nada que ofrece el mundo del “like”? Considero perentorio tener voces con criterio que hablen más allá del boom comercial. Criticar no es rajar, es valorar una obra en su conjunto. Tal vez les da miedo perder cercanía con los artistas que no aceptan ser juzgados. Somos muy inseguros. La crítica, si es hecha con argumentos, inspira creaciones de calidad para trascender y no solo para buscar el aplauso.

Trataremos de resolver todas estas preguntas, pero quedamos todos con la tarea. No es la intención llegar a verdades, al contrario, queremos iniciar un diálogo, evitando pararnos en el oscuro olimpo de las certezas, porque citando a Gadamer: “Preguntar es abrir”. Bienvenido el debate. Inicia el diálogo. ¡Se abre el telón!

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD