<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Hallan nueva especie a 45 minutos de Medellín
  • Hallan nueva especie a 45 minutos de Medellín |
    Hallan nueva especie a 45 minutos de Medellín |
POR RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ Crax alberti | Publicado el 24 de mayo de 2012

El cucarachero antioqueño, hallado en el cañón del río Cauca, a 45 minutos de Medellín, no hace más que corroborar la riqueza de la avifauna colombiana. Son ahora 1.890 especies conocidas (número que puede variar según autor), cinco por ciento de ellas únicas en el país, como en el caso de la nueva especie reportada para la ciencia en la revista especializada The Auk.

Es una buena y mala noticia a la vez. Mala porque la enorme fragmentación del hábitat en ese cañón por las parcelas de recreo y la proyectada central de Hidroituango-Pescadero, se convierte en una amenaza para su existencia, tal como lo está la de otras 160 especies en el país, casi el nueve por ciento de las existentes.

El cucarachero paisa, Antioquia wren en inglés, denominado científicamente Thryophilus sernai , habita en el bosque seco tropical de la región del occidente, entre los municipios de Ituango y Concordia, siguiendo el curso del Cauca por 150 kilómetros, 7 kilómetros a lado y lado del río.

"No se trata del mismo cucarachero común", explicó desde la Universidad de Louisiana en Estados Unidos, Andrés Cuervo , uno de los científicos involucrados.

Tampoco se confunde con otros cucaracheros de monte. De hecho, de cerca de 85 especies de la familia de cucaracheros (Troglodytidae) en el mundo, al menos 37 se encuentran en Colombia.

La zona, informó el profesor Néstor Javier Mancera , cabeza del Grupo de Ecología y Conservación de la Fauna Silvestre de la Universidad Nacional, forma parte del uno por ciento de bosque seco tropical que queda en el país, por lo que ha sido objeto del interés de los investigadores.

Allí se han hecho investigaciones de doctorado y maestría, habiéndose descrito la presencia de más de 115 especies de aves, muchas de ellas con una característica: la baja población por pérdida del hábitat debido a la ganadería y la expansión habitacional.

A raíz de la divulgación de la noticia, lectores de EL COLOMBIANO dijeron que esa especie ya existe en otras regiones. Cuervo aclaró que "el cucarachero común ( Troglodytes aedon - House Wren), es el que se ve en Medellín y canta en los tejados, es mucho más pequeñito, no tiene ni los colores ni la forma de la nueva especie, canta muy diferente, no es del monte, y es de otro linaje de cucaracheros lejanamente emparentado al de la nueva especie".

Taxonomía
Todo eso se ve reflejado en la taxonomía: el género de la nueva especie es Thryophilus y el del cucharacherito común es Troglodytes. "El común tiene de todo menos arraigo paisa, es un cosmopolita. En cambio la nueva especie está restringida al cañón del Cauca y de ahí que le pusiéramos el nombre vulgar en español de Cucarachero Paisa".

Esta es una de las casi 900 especies de aves que se han avistado en Antioquia, en donde la región de la Cordillera Central es más rica en exponentes, precisó Andrea Morales , bióloga y asesora de proyectos de la Sociedad Antioqueña de Ornitología.

No son muchas las endémicas del departamento. Una es el arrierito antioqueño, un pequeño pájaro que solo se ha visto en cercanías a Anorí, en donde se documentó su presencia hacia 1999.

Tal es el grado de amenaza, que la Fundación Proaves, la organización colombiana más reconocida en el sector, estableció una Reserva para asegurarle un hábitat mínimo.

La otra especie endémica de Antioquia sería el cucarachero paisa.

La identificación como especie nueva se logró mediante el análisis de elementos acústicos, genéticos y morfológicos. Mancera, que no participó en la investigación, comentó que en el estudio de las especies del bosque en la región se distinguieron características en unas aves que llamaron la atención de los científicos, que comenzaron a estudiarlas.

En la zona del Cauca, según Carlos Daniel Cadena , de la Universidad de Los Andes, nunca se había reportado este género.

Todo el trabajo, explicó el ingeniero forestal Carlos Esteban Lara , quien halló el ave, tomó más de dos años. Es una ave de coloración parda clara, con barras con tonos más oscuros en las alas y la cola. Encima de los ojos presenta un pequeño manchón blanco.

"Luego nos dimos cuenta que había diferencias con respecto a otras poblaciones en el patrón y coloración del plumaje y, especialmente, en las vocalizaciones", dijo Cadena. El estudio genético permitió inferir que la especie se separó de sus cercanos parientes, T. nicefori y T. rufalbus hace 1,2 a 2 millones de años, durante los que ha logrado una diferenciación clara.

Estos pájaros andan en parejas aisladas, por lo que no es fácil su detección visual, "pero su canto es espectacular y los hace visibles por más escondidos que estén", relató Lara.

Los dos individuos recolectados para análisis fueron cogidos en veredas de San Jerónimo y Santa Fe de Antioquia.

El análisis y descubrimiento fue hecho por ornitólogos colombianos. Además de Cadena, Cuervo y Lara, participaron Sandra Valderramay Diego Calderón , que quisieron hacer un homenaje al desaparecido fundador de la SAO, Marco Antonio Serna Díaz, curador también del Museo del colegio lasallista San José, hoy en el ITM, quien murió en una salida de campo en 1991. De ahí que el nombre de la especie sea T. sernai . "Fue un gran naturalista antioqueño, profesor además de Ornitología en la Universidad de Antioquia", agregó Cuervo.

Las amenazas
La Ornitología nacional mantiene una tasa creciente de hallazgo de nuevas especies de aves, por lo general "cuando se hacen inspecciones en nuevos sitios", de acuerdo con Andrea Morales.

En Antioquia, por ejemplo, faltan áreas por explorar, sobre todo las regiones de orden público difícil.

En 1996 se habían descrito en el país 1.762 especies de aves, habiendo crecido en 128 en algo menos de 16 años.

Pero tanto entonces como hoy, la creciente deforestación por diversas razones, como la expansión de la ganadería, se han convertido en una seria amenaza para su existencia.

El Libro Rojo de Aves de Colombia del Ministerio del Medio Ambiente, el Instituto von Humboldt, Invemar y otras instituciones reveló que casi 100 especies se encuentran amenazadas por la deforestación, siendo la actividad agrícola la segunda amenaza.

El Sistema de Información sobre Biodiversidad del von Humboldt estableció que la región andina es donde hay la mayor concentración de especies y es la más devastada.

Ahora, a cuidar un ave más: el cucarachero paisa.