<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Los Filis alejaron la maldición de Penn
Efe | Publicado el 30 de octubre de 2008

Si los Medias Rojas de Boston terminaron con la histórica maldición del Bambino, los Filis de Filadelfia también acabaron con la de William Penn al ganar su segundo título de la Serie Mundial del béisbol de las Grandes Ligas.

Los Filis completaron el quinto partido de la serie que fue aplazado el lunes por lluvia con una victoria de 4-3 sobre los Rays de Tampa Bay para proclamarse nuevos campeones de la Serie Mundial del Béisbol de las Grandes Ligas.

El bateo oportuno del dominicano Pedro Feliz que impulsó la carrera del triunfo y el pitcheo sólido del relevista puertorriqueño, el zurdo J.C.Romero (2-0), que se quedó con la victoria y cerrador Brad Lidge, que estuvo perfecto en el noveno episodio, fueron los héroes de la nueva noche histórica para los Filis y Filadelfia.

Los fanáticos de los Filis que pensaban que el equipo no había podido ganar su segunda Serie Mundial por haberse construido en marzo de 1987 un edificio, One Liberty Place (228 metros), que sobrepasó, en elevación, a la gigantesca estatua de William Penn (167 metros) que yace encima del ayuntamiento de Filadelfia.

Penn es una figura importante de la historia política de la región. Este fundó a la colonia de Pensilvania en el 1681 y a la ciudad de Filadelfia en el 1682.

Antes de la perforación del contorno de la ciudad por One Liberty Place existía una ley, no escrita, que prohibía que se construyeran edificios más altos que la estatua.

Los fanáticos comenzaron a hablar sobre la Maldición de William Penn en mayo del 1987 cuando los Flyers cayeron ante los Petroleros de Edmonton en la serie final de la National Hockey League.

Pero ahora todo concluyó con el triunfo de los Filis, que desde el comienzo de la serie del Clásico de Otoño demostraron ser superiores a un equipo que estuvo muy lejos de ser el que había logrado eliminar a los Medias Rojas en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.