<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Activistas piden más protección para latinos
  • Archivo En 2006, el número de trabajadores que falleció en sus sitios de empleo fue de 5.840, cifra que no incluye las muertes relacionadas con enfermedades contraídas por condiciones laborales.
    Archivo En 2006, el número de trabajadores que falleció en sus sitios de empleo fue de 5.840, cifra que no incluye las muertes relacionadas con enfermedades contraídas por condiciones laborales.

Activistas piden más protección para latinosWashington, E.U.El Gobierno de E.U. tiene que reforzar las protecciones de los trabajadores latinos en el país, que corren mayores riesgos de morir o sufrir lesiones en los sitios de empleo, afirmaron activistas laborales.

"El Gobierno tiene la responsabilidad de hacer más por nuestros trabajadores, que están más expuestos a contaminantes y otras situaciones de peligro en sus puestos de trabajo", dijo a Efe Gabriela Lemus, directora ejecutiva del Consejo Sindical para el Avance del Trabajador Latinoamericano (LCLAA).

"El número de latinos que muere o sufre lesiones o discapacidades en sus sitios de trabajo ha aumentado y eso es inaceptable. Contribuyen a la economía, son una parte importante del sector laboral y merecen más protecciones", agregó.

Lemus hizo esas declaraciones en el marco del XX Día Internacional de Conmemoración de los Trabajadores, en el que centenares de sindicatos en E.U. rinden tributo a quienes murieron o sufrieron lesiones en sus puestos de trabajo en los últimos doce meses.

"Persiste la idea de que al latino se le puede explotar, porque trabajan donde se les ponga (...) muchos están bajo presión de trabajar más horas y más rápido. Es necesario llamar la atención sobre sus condiciones de trabajo y la urgencia de que el Gobierno federal incremente sus protecciones y medidas de seguridad", insistió Lemus.

Aumento de muertes entre latinos
Por su parte, Rachele Huennekens, de la central obrera AFL-CIO, aseguró que el informe divulgado por su organización el jueves pasado debe servir como "un llamado a la acción" para exigir el reforzamiento de las leyes federales de protección y seguridad de los trabajadores.

Huennekens se refirió a un reporte de 156 páginas, titulado "Muerte en el trabajo: el costo de la negligencia", que hace un repaso de la situación en torno a la seguridad y salud de los empleados en los sitios de trabajo en todo el país.

El informe, que recoge datos de entre 1990 y 2006, señaló que aunque las condiciones de seguridad han mejorado desde que se aprobó la Ley de Salud Laboral de 1970 (OSHA, por su sigla en inglés), "demasiados trabajadores siguen afrontando riesgos".

En 2006, el número de trabajadores que falleció en sus sitios de empleo fue de 5.840, cifra que no incluye las muertes relacionadas con enfermedades contraídas por condiciones laborales, que cada año oscilan entre 50.000 y 60.000, según el reporte.

En promedio, 16 trabajadores sufrieron lesiones mortales y otros 11.200 trabajadores registraron lesiones menores o enfermedades a diario en 2006.

Entre los trabajadores latinos, el número de muertes subió un siete por ciento sobre la cifra de 2005, con un total de 990.

Sin embargo, entre 1990, cuando se empezó a recabar estas cifras, y 2006, el número de latinos que falleció en sus sitios de empleo aumentó un 86 por ciento, de 533 a 990 durante ese período.

Entre los extranjeros, las muertes en los trabajos aumentaron un 63 por ciento, de 635 a 1.035.

El sector de la construcción tuvo el mayor número de lesiones mortales, de 1.192 en 2005 a 1.239 en 2006, seguido por transporte y manejo de carga (860), así como agricultura, tala de madera, pesca, y caza (655).

El Comité de Salud y Trabajo del Senado de E.U. tiene previsto celebrar una audiencia este martes para investigar el cumplimiento de la ley OSHA, a la luz del creciente número de muertes en los sitios de trabajo.