<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Se puede o no hacer ejercicio en medio de la contingencia ambiental?

  • La contaminación de Medellín es un problema de todo el año, no solo de marzo y octubre. FOTO Edwin Bustamante
    La contaminación de Medellín es un problema de todo el año, no solo de marzo y octubre. FOTO Edwin Bustamante
Publicado el 05 de marzo de 2020

Minúsculas partículas invisibles flotan en el aire todo el tiempo. Unas derivadas de procesos naturales como las tormentas de arena o los volcanes, otras producto de las actividades humanas como la quema de combustibles fósiles.

Inevitablemente se respira material particulado, que se compone de hollín, virus, granos de polvo, gotículas de agua. Y aunque no todas son dañinas, las que tienen en alerta naranja a Medellín, sí lo son y más del 80 % la responsabilidad es de los residuos que quedan de la actividad de las fuentes móviles como volquetas, camiones, motos, tracto-camiones, autos, buses y taxis.

Image

Antes de contar sobre los problemas de salud que se han correlacionado con la mala calidad del aire, Héctor Ortega Jaramillo, neumólogo en la Clínica Cardio VID y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, hace un preámbulo: “Este problema no solo debe ponerse en la agenda cada octubre y cada marzo, es una problemática constante que debe generar revisiones sobre las acciones personales. Cuando hay alertas de este tipo la gente se alerta por su salud y solo reacciona por esos días”.

Para muchos es paradójico que por un lado el Área Metropolitana del Valle de Aburrá anuncie un pico y placa ambiental debido a la mala calidad del aire, y por el otro sugiera transportarse en sistemas limpios como la bicicleta. Excepto que, recuerda Ortega, este asunto no se puede ver en blanco y negro. El ejercicio es un hábito de vida sano y diversificar el transporte es clave para la salud de la ciudad. Por eso ante las preguntas más frecuentes de la gente sobre el tema. Estas son algunas respuestas:

1. ¿Montar en bicicleta en medio de una contingencia ambiental?

En medio de las alertas naranjas y rojas hacer ejercicio implica inhalar más partículas contaminantes porque aumenta la frecuencia de la respiración (que en estado de reposo puede ser unas 12 veces por minuto) y la profundidad. Así que al entrar más aire entran más partículas contaminantes. Por eso lo que recomienda el médico del deporte Jorge Palacio Uribe, es hacer ejercicio en zonas cerradas. Ortega, por su parte, agrega que es importante diversificar los medios de transporte y esta recomendación “no quiere decir que si monta en bicicleta por estos días se va a morir inmediatamente. Eso sí, va a estar más expuesto”.

Recuerde que la solución que plantean los expertos en calidad del aire es desestimular el uso del carro, no esconderse en lugares cerrados para evitar respirar polución.

2. ¿Algunos tipos de ejercicio son más riesgosos?

Dado que el ejercicio moderado reducirá nuestro riesgo de respirar más contaminantes (en comparación con los ejercicios extenuantes), nadar suavemente o montar en bicicleta puede ser una mejor idea que correr, por ejemplo, en días en que la calidad del aire es mala.

3. ¿Quién corre más riesgo?

Si está sano, probablemente pueda tolerar la exposición a la contaminación del aire durante cortos periodos de tiempo (aunque puede causar picor en los ojos e irritación de la garganta), pero las partículas de humo pueden agravar las condiciones respiratorias crónicas (como el asma o el Epoc), e incluso desencadenar un ataque al corazón o un derrame cerebral. Los más vulnerables están en los extremos de edad: los niños menores de cinco años y lo ancianos. También las mujeres embarazadas y los que tienen problemas cardíacos preexistentes.

4. ¿Cuál es el lugar más seguro para hacer ejercicio cuando hay contingencia?

Cuando la calidad del aire es baja, es importante minimizar la exposición. Sin embargo, como la situación de Medellín es crónica, no tiene que abandonar el ejercicio al aire libre, sino entonces planear para hacerlo de acuerdo a los datos de la calidad del aire

5. ¿Cómo puedes saber que está bien salir a hacer ejercicio?

La mejor manera de averiguar los niveles de contaminación del aire en su zona es comprobar el Índice de Calidad del Aire local. Descargue las aplicaciones del Siata para estar pendiente. Acá puede descargarla para Android y en este otro enlace para iOs.

6. ¿Es el tiempo que estoy expuesto un problema?

Cuando se trata de hacer ejercicio, no está del todo claro cuánta exposición a la contaminación atmosférica - o cuánto tiempo se está expuesto - supone riesgos para la salud.

Le puede interesar: Ejercitarse solo el fin de semana, ¿saludable?

Si todos ponen el asunto mejorará. Incluso, para que no se sienta solo, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá informa que como autoridad ambiental mantienen los controles de emisiones a las industrias de la región y durante el estado de alerta se incrementan las medidas adicionales para las fuentes fijas, no solo para las móviles como los carros.

La contaminación de Medellín, en teoría puede ser menor que la de Bogotá pero las condiciones geográficas producen que, poca o mucha, esta se queda en el valle. Por esto es importante que todos hagan un esfuerzo por mejorar su aire.

Contexto de la Noticia

Para saber más Existen cuatro formas en las que una partícula puede terminar en tus vías respiratorias:

- Intercepción: ocurre cuando una partícula viaja tan cerca de la superficie de las vías respiratorias que las toca y se adhiere a ellas. Ocurre mucho con pequeñas fibras.

- Impacto: por inercia, las partículas suspendidas en el aire tienden a no desviarse de su dirección de movimiento. Cuando la corriente de aire se curva, muchas partículas no siguen la nueva dirección y se chocan contra la superficie que queda en el camino original. Entre mayor sea el peso de las partículas y su velocidad mayor será la probabilidad de impacto. Es por este fenómeno que las partículas de 5-30 µm de diámetro se estrellan contra las superficies de la nariz y de la garganta.

- Sedimentación: la fuerza de gravedad y la resistencia del aire hacen que tarde o temprano las partículas se depositen en las superficies. Esto ocurre sobre todo con partículas de 1-5 µm de diámetro en los bronquios y en los bronquiolos, donde no hay fuertes corrientes de aire.

- Difusión: cuando las partículas son muy pequeñas, diámetros menores a medio micrómetro, se comportan como gas y tienden a moverse al azar y, por el azar mismo, pueden moverse hasta los pulmones y quedarse allí. Este es el mecanismo por el que las partículas más pequeñas, menos de 1 µm, se depositan en los alvéolos pulmonares, donde ocurre el intercambio gaseoso con la sangre.

Fuente: Parque Explora

Helena Cortés Gómez

Periodista, científica frustrada, errante y enamorada de los perros. Eterna aprendiz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección