<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Spielberg miente: los tiburones no son así

No hacen parte de sus presas, y cuando atacan a alguno es un error. Hay que dejarlos de ver como en las películas.

  • El accidente se presentó en un sector conocido como la Piscinita, ubicado en la isla de San Andrés. El ciudadano italiano murió antes de llegar al Hospital. Foto: EL COLOMBIANO.
    El accidente se presentó en un sector conocido como la Piscinita, ubicado en la isla de San Andrés. El ciudadano italiano murió antes de llegar al Hospital. Foto: EL COLOMBIANO.
Los tiburones no son peligrosos para los seres humanos
Publicado el 21 de marzo de 2022

El viernes un ciudadano italiano, Antonio Roseto Degli Abruzzi, de 56 años, perdió la vida tras ser atacado por dos tiburones tigre (Galeocerdo cuvier), cerca de la Piscinita, un sector poco frecuentado por turistas en la isla de San Andrés. Las cifras le jugaron una mala pasada a Degli Abruzzi: el número de muertes ocasionadas por los tiburones es ínfimo a nivel mundial –un promedio anual de entre diez a trece casos–, muy por debajo de las víctimas mortales de los mosquitos (750.000), de las serpientes (50.000) y los perros (25.000), según datos publicados por Statista, un portal alemán dedicado a la estadística.

Degli Abruzzi llegó sin signos vitales al centro hospitalario Hospital Clarence Lynd Newball. En un comunicado emitido por Coralina, la autoridad ambiental de la isla, se afirma que el extranjero nadaba sin equipo en una zona protegida, es decir, no debía estar allí.

Tras ser conocida la noticia del fallecimiento del turista, un grupo de personas se armó con arpones y equipo de buceo para dar caza al animal. En Twitter circulan videos del momento en el que los tripulantes de un barco de la Armada Nacional les recuerdan a los bañistas que la ley colombiana prohíbe matar tiburones. En efecto, desde 2020 están prohibidas en el país las pescas artesanal e industrial de esta especie. Hasta el momento las autoridades no se explican las razones por las cuales estos tiburones –de hábitos nocturnos de caza– merodeaban la zona del accidente.

No como en las películas

La fecha la recuerdan por igual los biólogos y los cinéfilos: 20 de junio de 1975. Con la experiencia de dos largometrajes encima, Steven Spielberg –entonces con 27 años– estrenó el filme que catapultaría su carrera y, a la par, cambiaría radicalmente la imagen de una especie animal: Tiburón.

La película fue el primer gran blockbuster de la industria de Hollywood y consolidó –quizá para siempre– la imagen del tiburón como la de un depredador sediento de sangre que ataca a mansalva a inocentes bañistas que solo quieren un poco de sol. Desde ese momento el público no ha tenido una buena opinión del animal, pero no es acertado, así no son ellos.

Las pocas veces que ocurren los ataques se trata de un error: los tiburones confunden a los nadadores con sus presas, mamíferos acuáticos. “El hombre no hace parte de la alimentación de ninguno de los tiburones y por ende los ataques consisten en un solo mordisco: la persona termina desangrada. Repito: los humanos no hacemos parte de su alimentación”, afirma la fundadora y directora ejecutiva de la Fundación Malpelo, Sandra Bessudo.

Al referirse al caso del bañista italiano, Bessudo comenta: “El tiburón tigre, que se alimenta de un poquito de todo –aves, mamíferos, tortugas–, seguramente sintió al bañista chapaleando en superficie y lo vio como una presa fácil”.

Eventos fortuitos como el del viernes refrendan una mirada equivocada sobre una especie animal. “Estos ataques estigmatizan a los tiburones. Todo el mundo los ve como especies peligrosas. Sin embargo, hay que recordar que también el pinchazo de una abeja o la mordida de un perro pueden ser fatales”, dice Bessudo. Vistas las cosas desde una perspectiva distinta a la de Hollywood, los humanos son más peligrosos para los tiburones –y para toda la fauna y flora marina– que estos para nosotros.

En la lista roja

Hace unos cuantos años, la Fundación WWF –consagrada a la protección de la biodiversidad– publicó un informe en el que señala las cinco especies de tiburones que están contra las cuerdas de la extinción y se pueden encontrar en los océanos colombianos. Encabeza la lista el tiburón nodriza (Ginglymostoma cirratum) –apetecido porque con su hígado se fabrica aceite–; le sigue el tiburón zorro (Alopias pelagicus), cazado por sus aletas y carne. El tercer puesto lo ocupa el tiburón martillo (Sphyrna lewini). Otro informe que prende las alarmas sobre la salud de los tiburones se publicó en la revista Nature y en su redacción tuvieron que ver profesores de la Universidad Javeriana. El estudio señaló que uno de cada cinco arrecifes del mundo ya no tiene tiburones. Para muchas especies este es su hábitat.

Tres días después del accidente del bañista italiano, las autoridades ambientales denunciaron que la comunidad pescó a un tiburón nodriza, una especie distinta a la involucrada en la muerte de Degli Abruzzi.

Varias de las fuentes consultadas para esta nota coincidieron en que buena parte de la responsabilidad en estos casos recae en los seres humanos. Por un lado, la sobreexplotación en la pesca puede llevar a los tiburones a salirse de sus zonas acostumbradas.

Al respecto afirma la bióloga Isabel Cristina Ávila, experta en mamíferos marinos: “Nadé mucho en San Andrés cuando competía natación en aguas abiertas, hace unos 20 años. Nos acompañaban tiburones muchas veces y nunca nos pasó nada. ¿Será que ahora hay menos presas para los tiburones?”.

También el asunto pasa por la poca diligencia de las autoridades para prevenir estas tragedias: disponer de un sistema de señalización completo y claro y de mallas de protección para los bañistas. Y, sin embargo, algo queda claro: el tiburón no es peligroso para los seres humanos.

Infográfico

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS